Muchas veces es difícil empatizar con aquellas personas cuyas situaciones no vivimos. Generalmente, estamos encerrados en nuestra burbuja y es complicado ver la vida desde otros ojos. Tendemos a pensar que el mundo de los demás es el mismo que nos rodea y eso no suele ser verdad. Por eso decidimos hablar con alguien que cada día nos cuenta esa otra realidad, y no es más que «Un policía cualquiera».

Hace tiempo que sus historias consiguen viralizar en Twitter, esa red social que no dejará nunca de ser un «sí, pero no», que tan desconocida es para muchos y tan divertida y apasionante para otros. No hay semana (o día, incluso) en la que no cuente una historia que consiga emocionarnos o ponernos la piel de gallina. Unas veces tienen final feliz y otras no, pero siempre te hacen pensar. Hablamos de «Un policía cualquiera», un tuitero al que hemos tenido el placer de entrevistar.

Al contactar con él, me resultó curioso que fuese reticente a la entrevista porque no hablaba de política. ¿En serio a alguien le importa la opinión política de alguien que se dedica a contar historias? ¿Hasta ese punto hemos llegado? También nos dijo que no daba datos propios y que prefería mantener el anonimato, y nuestra intención tampoco era desvelar quién es. Al fin y al cabo, se trata de un policía cualquiera, como él mismo (sí, nos confirmó que es hombre) ya se encarga de recordar cada vez que le leemos. También nos confirmó que es un policía de verdad, aunque muchos lo pongan en duda.

un policía cualquiera twitter entrevista
Esto es todo lo que sabemos de «Un policía cualquiera». Tampoco queremos saber más. – Foto: Twitter

-¿Se te pasó alguna vez por la cabeza, cuando empezaste a ser policía, que acabarías contando historias de tu día a día en una red social?

-Pues la verdad que no. Todo comenzó porque me encanta escribir, y cuando me hice la cuenta (la cual no tiene ni un año) pensé «¿Por qué no contar mis experiencias a aquellos que no tienen tanto contacto con el mundo policial?».

-¿Estamos muy alejados los ciudadanos y los policías?

-Últimamente no tanto. Hay un intento (creo que acertado) de la organización por acercarse al ciudadano. La Policía ha dejado de ser un órgano, solo, de prevención y represión, para ser también una institución asistencial y de servicio público con policías cada vez mejor formados.

-¿El policía nace o se hace?

-Creo que las dos cosas. Un Policía sin vocación solo será un funcionario, poco más. No tendrá ese plus de abnegación hacia la profesión que, en esta, estamos 24 horas trabajando los 365 días. Por otra parte, también hay compañeros que sin vocación conciben esta profesión como un trabajo más pero con el grado de responsabilidad de más que tiene.

-Entonces, podemos decir en tu caso que has conseguido unir una pasión y una vocación.

-Se puede decir que sí. En muchos casos uno tiene vocación pero no se decide hasta pasados unos años. O quizá la tiene, se hace policía y luego la va perdiendo. Está profesión quema mucho, de ahí la cantidad enorme de suicidios.

-¿Hay una tasa alta de suicidios en vuestro sector?

https://t.co/7zxUloBOsA?amp=1 (nos envía este enlace)

-Lo miraré, es un tema interesante. ¿Por qué elegiste Twitter para contar tus historias? ¿Era la intención real de la cuenta?

-Creo que es una red social que llega a más gente para este tipo de cosas.

-¿Recuerdas la primera historia que contaste? ¿Por qué fue esa?

-Pues si te soy sincero, no la recuerdo.

-¿Sabrías decirme cuál crees que es la que más ha gustado?

-¿Por el número de «me gusta»?

-No, por los comentarios de la gente. Un «me gusta» es más fácil que dar que un comentario…

-También es más fácil de contabilizar jeje. Pues la verdad que la mujer con Alzheimer o la de Estefanía que iba a por su café con leche. Carlos y el acoso escolar también gustó mucho.

-Leyendo tus relatos, me da la sensación de que los ciudadanos vivimos un poco de espaldas a esa «otra realidad». ¿Cómo lo percibís vosotros? ¿Estamos preparados los ciudadanos para conocer esa «otra realidad»?

-Solo hay que fijarse a nuestro alrededor. Te digo que hay compañeros que tampoco se fijan mucho. Pero, por suerte o por desgracia, defecto o virtud, yo soy una persona que soy muy observadora. Me fijo mucho en las cosas; a veces incluso sin querer.

-Eso nos pasa a las personas que nos gusta contar cosas. A mi me suele traer problemas con mi pareja… ¿Saben en el cuerpo que tienes esta cuenta? ¿Qué opinan tus compañeros?

-Nadie sabe nada de esta cuenta. Y espero que sea así por mucho tiempo.

-¿Qué historia te gustaría contar?

-¿Sobre qué?

-En esta cuenta. Igual te has planteado un futuro como escritor y no nos lo has contado todavía.

-De momento me conformo con escribir algunos hilos en Twitter. No es lo mismo escribir unos cuantos hilos que algo tan serio y difícil como un libro.

-¿Qué sensación tienes al ver las sensaciones que despiertan tus relatos en tus seguidores, y, al mismo tiempo, ver que una de tus pasiones, la escritura, llega a más de 48.000 personas en tan poco tiempo?

-Pues imagínate. Me emociona mucho que le guste a la gente. Y sobre todo, que los comentarios sean sobre el hilo en cuestión, no que la gente politice sobre ellos.

-No me da la sensación de que den lugar a eso. Tampoco das tú lugar. Para quien todavía no te haya leído, ¿cómo definirías tus relatos en una frase?

-«La realidad que nos rodea»

-¿Cómo estáis viviendo toda esta situación del coronavirus en la Policía?

-Es monotema. Muchos de nosotros, por no decir casi todos, sabemos que tarde o temprano lo vamos a coger. Pero es lo que hay. Estamos para eso. Y debemos fijarnos en los sanitarios, que están dando todo estos días. Qué haríamos sin ellos.

-¿Esta situación os ha unido más que nunca a la ciudadanía? ¿Se está valorando más vuestro trabajo?

-Pues la verdad hay de todo. La gente que no respetaba antes las normas, ahora es igual. Y por eso nos ve y nos verá siempre como represores. Pero ya se sabe que «aquellos que odian a la institución que persigue los delitos y a los delincuentes…» por algo será.

-Sí, los que no tenemos nada que ocultar (tampoco te lo diría…) no nos preocupamos ante estas situaciones. Bueno, quería agradecerte los minutos que nos has concedido y, especialmente, los grandes relatos con los que nos deleitas en Twitter. Por supuesto, también el trabajo que estáis haciendo en este momento, que hacemos extensibles al personal sanitario. Un auténtico placer y muchas gracias, de verdad.

Síguenos en Twitter (@ValenciaCulture y @Monle85) y en Facebook (Valencia Culture Magazine) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia.

Deja una respuesta