El Siglo de Oro valenciano fue la época en la que nuestra tierra se transformó en una especie de «nuevo mundo». En aquellos tiempos agitados, aragoneses, catalanes y extranjeros llegaron a Valencia para encontrarse a sí mismos en alguna buena suerte. Y vaya que la tendrían.

El Siglo de Oro valenciano está considerada como la época de mayor esplendor del Reino de Valencia. Esta etapa se desarrolló en los siglos XIV y XV, extendiendo su duración hasta el siglo XVI y la conquista de América. Los precursores de este periodo de la historia valenciana son conquistadores como Mossen Jayme o Jacme Febrer. Otro personaje influyente fue el religioso Pedro Pascual, conocido por su compendio teológico “Biblia Parva”, cuyo contenido está escrito en lengua valenciana.

El Reino de Valencia pudo presumir de un su Siglo de Oro antes que otros territorios importantes como Castilla, Portugal, Inglaterra, Francia y Alemania. Éstos tuvieron  su inicio desde mediados del siglo XV hasta el siglo XVIII. Sin embargo, Italia, con Dante, Petrarca y Boccaccio, sí desarrolló esta época al mismo tiempo que Valencia.

El Reino de Valencia, tierra de gran intercambio cultural

Uno de los factores que pudo dar lugar al nacimiento del Siglo de Oro valenciano fue que nuestra tierra había sido lugar de intercambio cultural desde hacía siglos. No en vano, civilizaciones como los íberos, los fenicios, los griegos, los romanos o los norteafricanos habían dejado su impronta en el Reino de Valencia.  Con ellos llegaron multitud de nuevas ciencias y la introducción del papel en el mundo occidental del papel en Xàtiva. Fue la primera vez en el mundo occidental y con ello se tradujeron multitud de textos de los idiomas árabe y hebreo, además de otros en lenguas romances.

castillo de xàtiva
Xàtiva fue el lugar de entrada del papel en el mundo occidental – Foto: Tienda Medieval

Además, desde la realeza hubo un gran apoyo a Valencia. Con el reinado de Alfonso el Magnánimo, la Corona de Aragón comienza una política expansiva por el Mediterráneo propiciada principalmente desde Valencia, siendo financiada en algunos casos con dinero valenciano.

valencia culture anuncios

Los problemas de la burguesía en el Reino de Aragón y la decadencia de Barcelona provocaron la emigración hacia Valencia, que consigue alcanzar los 75.000 habitantes a mediados de siglo. Para que nos hagamos una idea, Barcelona sólo contaba con 14.000. Valencia se convierte así en el epicentro de la Corona de Aragón y de ahí surge un movimiento intelectual que da lugar a un foco literario único en nuestra historia. De ese movimiento literario también se beneficiaron el resto de territorios.

El gran despertar de la lengua y literatura valenciana

El también llamado Siglo de las letras valencianas es considerado como un movimiento cultural e intelectual. Durante este tiempo, en el Reino de Valencia se sacó bastante provecho de cuanta obra literaria se pudo. En esta época, la mayoría de estudios, ensayos, poesía y demás, fueron escritas originalmente en valenciano.

tirant lo blanc
«Tirant lo Blanc» de Joanot Martorell, la primera novela moderna europea – Foto: Valencia Extra

Para que nos hagamos una idea del florecimiento de la literatura valenciana, el Siglo de Oro valenciano vio nacer a escritores de la importancia de Ausiàs March, Joanot Martorell (autor de Tirant lo Blanc, la primera novela moderna europea y considerada «El Quijote valenciano»), Jaume Roig, Sor Isabel de Villena o San Vicente Ferrer y su hermano Bonifacio, que llevaron a cabo traducción de la Biblia del latín al valenciano, la primera de Europa.

La primera imprenta valenciana

En 1470 llegó a Valencia la primera imprenta de España, una Gutenberg alemana que provenía de Maguncia (ciudad hermanada con Valencia). Gracias a esta maquina, en 1474 se pudo imprimir en Valencia la primera obra literaria de España. Como era de esperar, ésto impulsó enormemente las obras escritas, facilitando un contenido de calidad que también llegó a otros lugares de Europa y el mundo.

museo imprenta el puig
En el Museo de la Imprenta de El Puig podrás encontrar una réplica de la imprenta de Gutemberg – Foto: Sapos y Princesas

La primera obra literaria impresa en Valencia se titula Trobes en lahors de la Verge Maria. Este trabajo se llevó a cabo en 1474 en la calle donde encontramos el Portal de la Valldigna, en el barrio de Carmen.

Uno de los datos más relevantes que dejó el Siglo de Oro valenciano fue la impresión de la primera Biblia escrita en romance valenciano en 1478. Hay que tener en cuenta que en esta época sólo estaba permitido escribir biblias en latín, pero desde el Vaticano se autorizó a Vicente y Bonifacio Ferrer a traducirla al valenciano. 

Desarrollo de una nueva sociedad

La convivencia de diferentes culturas en el Siglo de Oro valenciano logró un cambio en la idiosincrasia de sus habitantes. Ésto desprendió nuevas corrientes humanísticas, de evolución social para los ciudadanos. Todas estas ideas humanistas llegaron hasta Italia y paulatinamente se desarrollaron por toda Europa. Del mismo modo, los logros militares conseguidos por la Corona de Aragón también beneficiaron e influyeron en otros reinos y ciudades europeas. Así pues, se pudo desarrollar en Europa el conocimiento adquirido en nuestra tierra.

La Peste Negra en Valencia

Mientras todos estos acontecimientos tenían lugar, la Peste Negra hizo lamentables estragos en la población de Valencia. Quizá te suene la historia, pero este virus fue transportado desde Asia a Europa por viajeros europeos, con epicentro en la ciudad portuaria de Caffa, en la península de Crimea. Es considerada la primera pandemia intercontinental de la historia.

Evidentemente, aquella época nada tenía que ver con la actual, y afectó a todos los sectores de la sociedad. De hecho, el rey Alfonso XI de Castilla y la esposa y la hija de Pedro IV de la Corona de Aragón fallecieron a causa de la Peste Negra.

También conocida como Peste Bubónica, llegó al reino valenciano en 1348 y atacó duramente a nuestros antepasados. Familias enteras murieron, especialmente entre la población urbana y la mudéjar. A raíz del miedo que surgió en la ciudadanía, la población de la huerta comenzó a dispersarse y hubo falta de mano de obra, por lo que los ingresos de los terratenientes descendieron.

Las epidemias se fueron repitiendo hasta entrado el siglo XV. Su impacto fue tal que numerosos huertos e iglesias como las de San Martín y San Juan tuvieron que ampliar sus cementerios. 

La ruta del Siglo de Oro valenciano

Como imaginarás, aunque el tiempo haya pasado desde aquellos años dorados, todavía podemos pasear por aquella Valencia que vivió el Siglo de Oro. Para ello, te recomendamos que visites las Torres de Serrano, la Lonja de la Seda, las iglesias de San Nicolás y San Esteban, la Catedral de Valencia o el Palau de la Generalitat.

Torres de Serrano siglo de oro valenciano
Las Torres de Serrano, parte del legado del Siglo de Oro valenciano

¿Sabías que el Puente de la Trinidad es el primero de la ciudad y tiene su origen durante el Siglo de Oro? Lo mismo sucede con las Torres de Quart o la Iglesia de San Juan del Hospital, parte de esa valencia medieval que quizá no valoramos tanto como deberíamos.

Como has podido ver, durante el siglo XV, Valencia fue uno de los principales centros europeos, y, desde luego, el principal referente de lo que hoy conocemos como España. Podemos decir que la nuestra era una versión medieval de ciudades como Nueva York o Londres . Además, toda Europa, Oriente y África se conectaban en Valencia debido a su continua liquidez económica y su desarrollo comercial y cultural literaria. Por todo esto, podemos concluir que el Siglo de Oro valenciano fue la época de mayor esplendor de nuestra tierra. 

Síguenos en Twitter (@ValenciaCulture y @_SpiritShot) y en Facebook (Valencia Culture Magazine) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia.

Deja una respuesta