Rita Barberá, del cielo político al infierno mediático

Rita Barberá ha fallecido hoy a los 68 años

Rita Barberá - Huffington Post

La noticia del fallecimiento de la ex alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, centra hoy toda la atención de la actualidad política. Una actualidad política de la que ella era uno de los principales focos de atención debido a los casos de corrupción en los que se había visto implicada.

Rita Barberá (16 de julio de 1948 – 23 de noviembre de 2016) llegó a la alcaldía de Valencia en julio de 1991 tras alcanzar un pacto con el partido regionalista Unió Valenciana, logrando así desbancar a la entonces alcaldesa Clementina Ródenas, quien se había impuesto en las elecciones celebradas semanas atrás. Posteriormente, en las elecciones de 1995, 1999, 2003, 2007 y 2011, consiguió mantenerse al frente de la alcaldía de Valencia, logrando siempre mayoría absoluta. Su mejor resultado se produjo en 2007, al obtener el 56,67 % de los votos y 21 concejales frente a la candidata socialista Carmen Alborch.

Poniendo a Valencia en el mapa

Rita Barberá no fue una política cualquiera. De gran carisma mediático, la ex alcaldesa de Valencia siempre tuvo muchos partidarios y detractores. Sus partidarios siempre destacan que fue la alcaldesa que consiguió poner a Valencia en el mapa mundial debido a su política de grandes eventos y grandes inversiones en la ciudad. De hecho, la celebración de la Fórmula 1, la visita del Papa a Valencia o la America´s Cup siempre estuvieron muy vinculadas a la presencia de la ex alcaldesa.

Rita Barberá y Francisco Camps
Rita Barberá y Francisco Camps

Pero no todo fueron baños de masas entre los ciudadanos de Valencia, ya que Rita Barberá siempre contó con un buen grupo de detractores. Detractores que estuvieron en contra de aquella política de grandes eventos que muchos otros aplaudían mientras había una importante carencia en servicios sociales.

Del “caloret” a ser el centro de atención mediático por los casos de corrupción

La llegada del AVE a Valencia, la ampliación del puerto de Valencia y de la red de Metrovalencia, la ejecución de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, la Copa América de Vela o la ampliación del Jardín del Turia fueron algunas de las actuaciones más importantes que se realizaron en Valencia durante su mandato.

Ante tantas luces, muchas sombras, ya que en algunas de estas obras se han dado escándalos o problemas que han empañado su reputación, siendo el más destacado el accidente de Metro en 2006, donde murieron 43 personas y cuya investigación se cerró de forma apresurada. Además, los desfases presupuestarios y continuos problemas constructivos en la Ciudad de las Artes (el «Trencadis»), el coste desorbitado de la Fórmula 1 para acabar siendo abandonada, los edificios sin uso dejados por la Copa América o los elevados vinculados a la visita del Papa en 2006, comenzaron a poner fin a su mandato en el Ayuntamiento de Valencia.

Accidente del metro de Valencia en 2006 - elmundo.es
Accidente del metro de Valencia en 2006 – elmundo.es

Pero el inicio de su declive mediático se produjo durante la crida de 2015, en la que su famoso discurso del “caloret”, mezclando castellano y “valenciano” bajo la mirada atónita de lo asistentes. Aquel discurso dio la vuelta al país en cuestión de minutos y fue objeto de cientos de memes y vídeos.

Crida de 2015
Crida de 2015

Desde aquel día, Rita Barberá fue centro de atención informativa. Además de perder la alcaldía en las elecciones municipales de 2015 ante Joan Ribó (Compromís), su nombre estuvo vinculado a diversos casos de corrupción.

En abril de 2015, la Coalició Compromís creó una web llamada «Rita Leaks» en la que se publicaron 466 documentos en los que se recopilaban presuntas irregularidades de 34 personas vinculadas a organismos del Ayuntamiento de Valencia entre los años 2011 y 2014. En la misma se recopilaban unos gastos, sufragados con dinero público, de hasta 278.000€. Ese dinero fue gastado en viajes, comidas y diferentes actos de representación, de los cuales 42.781 € se debían a 88 facturas que estaban a nombre de Rita Barberá, aunque entre ellas habían varias que en realidad pertenecían a dirigentes del PSPV-PSOE, como la ex ministra Carmen Alborch. El 12 de julio de 2016, la fiscalía del Tribunal Supremo archivó el caso al no ver delito en los gastos de protocolo denunciados por Compromís.

Debido a la investigación del caso Taula, el 21 de abril de 2016 el juez pidió al Supremo que imputase a Rita Barberá por blanqueo de capitales. El 12 de septiembre de 2016 el Tribunal Supremo decidió abrir una investigación penal por un presunto delito de blanqueo de capitales en su etapa de alcaldesa de Valencia. Por ese motivo, el Partido Popular le pidió que renunciase como senadora, pero lo que Rita Barberá decide darse de baja del partido y entrar a formar parte del grupo mixto, preservando así su aforamiento.

El pasado lunes 21 de noviembre declaró en el Tribunal Supremo declarase como imputada por blanqueo de capitales, aunque no será juzgada debido a su fallecimiento en el día de hoy.

Síguenos en Twitter (@ValenciaCulture y @Monle85) y en Facebook (Valencia Culture Magazine) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia.

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

2 Comments

  1. Entre todos la mataron y ella sóla se murió… Tantos años en política y supuestamente robando sin parar y su patrimonio personal era ridículo… Que admitiera, sólo dijo lo del sobre de los 2 billetes de 500€… Lo demás nada ha sido probado…Esta mujer sólo pecó de una cosa, y era de querer tener PODER!!!!
    Valencia es lo que es desde hace años por intervenciones de ella, algunas no muy acertadas, pero se equivoca el que hace cosas…
    Valencia es una gran ciudad, y una referencia de turismo y confort… Y pese a quien le pese, esta mujer a colaborado a ello.
    Gracias Rita y D.E.P.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.