Uno de los yacimientos arqueológicos más importantes en Valencia es el Puntal dels Llops, también conocido como el poblado íbero de Olocau. Se trata de un asentamiento cuyo origen data del siglo V a.C., aunque esconde alguna sorpresa al respecto.

Una tierra como la nuestra, que ha sido ocupada por distintas civilizaciones nos deja, de vez en cuando, alguna joya que debemos visitar. Incluso alguna se convierte en uno de los mejores planes con niños en Valencia, especialmente nos permite escapar de la cotidianidad. Ese es el caso del Puntal dels Llops, el poblado íbero de Olocau.

Un asentamiento íbero de gran importancia arqueológica

El Puntal dels Llops es una pequeña fortaleza de unos 960 metros cuadrados que encontramos en la Sierra Calderona, dentro del término municipal de Olocau. Gracias a su altitud (está ubicado a 427 metros sobre el nivel del mar y a más de 150 sobre el llano), las vistas desde allí son absolutamente espectaculares.

poblado íbero Olocau
Uno de los yacimientos íberos mejor conservados de España está en Olocau. Foto:dival.es

Este poblado está compuesto por 17 habitaciones que dan lugar a una calle central que recorre el asentamiento. Pero, lo más interesante, es que cuenta con una torre y una muralla que demuestran que formó parte del sistema defensivo de Edeta (Llíria) en una época en la que los conflictos armados eran muy habituales.

La sorpresa que esconde el origen del Puntal dels Llops es que se construyó encima de un recinto que data de la Edad de Bronce, así que su origen es muy anterior al mencionado del siglo V a.C.. De hecho, de este recinto aprovecharon la muralla original, que utilizaron junto a la torre y la muralla posterior para crear un sistema defensivo perfecto, ideal para la época.

El poblado íbero de Olocau fue abandonado entre finales de los siglos III y II a.C.. Debido a los distintos cambios territoriales y políticos que llevaron a cabo los romanos en su conquista de la Península Ibérica, fue destruido.

El Puntal dels Llops, uno de los yacimientos arqueológicos más importantes en la Comunidad Valenciana

Una de las cosas más curiosas que sucedieron tras el abandono del poblado fue que los incendios y derrumbes permitieron la preservación de los distintos objetos y estructuras. De ahí que el Puntal dels Llops sea uno de los yacimientos arqueológicos más importantes en la Comunidad Valenciana.

De entrada, lo que más llama la atención una vez visitamos este lugar es su distribución. Tal y como hemos comentado anteriormente, el poblado está compuesto por 17 habitaciones, la calle central, la muralla y la torre. El buen estado de conservación en el que se encuentra el Puntal dels Llops nos permite hacernos una idea de cómo fue la vida en aquel lugar.

poblado íbero Olocau
Pasear por un poblado íbero es posible en Olocau. Foto:olocau.es

Por ejemplo, las distintas habitaciones tienen unas dimensiones entre 12 y 21 metros cuadrados. Otro elemento interesante es que las estancias situadas al oeste son más grandes que las del este. Además, su suelo está entre 50 centímetros y un metro por debajo del nivel de la calle. Por su parte, las habitaciones del lado este se encuentran a la misma altura que la calle.

Cómo eran las habitaciones del poblado íbero de Olocau

Las habitaciones estaban separadas por muros medianeros y adosadas a la fachada interior de la muralla. Los cimientos eran de mampuesto y se completaban con alzos de adobe. El suelo de las habitaciones era de tierra endurecida, aunque se sabe que algunas tenían esteras de esparto, ya que se encontraron en el departamento 1. Los techos estaban construidos en modo de terraza, con un entramado de vigas y rollizos de madera y estaban cubiertos por cañiza o romero.

poblado íbero olocau
El buen estado de conservación del poblado íbero de Olocau nos permite viajar en el tiempo.

Por los restos encontrados en los departamentos 1, 3, 8, 11 y 13, se sabe que algunas casas tenían pisos elevados. También se sabe que no todas las estancias eran viviendas.

Además de todo esto, se sabe que las habitaciones tenían puertas de madera. Incluso se cree que algunas podrían tener cerraduras ya que se han encontrado llaves de hierro muy similares a las que se utilizan actualmente en los pueblos de alrededor.

Cómo era la vida en el Puntal dels Llops

Éste es el punto más significativo para entender de la importancia que tiene este yacimiento arqueológico. Gracias al buen estado en el que se han conservado los restos que allí se encontraron, podemos saber cómo era la vida en el poblado íbero de Olocau.

El Puntal dels Llops fue la residencia de un aristócrata militar de la alta sociedad edetana, que vivía acompañado por su familia y sus servidores, incluyendo a su equipo militar. En total, aquí vivieron en torno a 30 personas. Mientras algunos se dedicaban a la defensa de la fortaleza, otros se dedicaban a la agricultura, la minería y la artesanía.

poblado íbero olocau cerámica
Los restos encontrados nos ayudan a conocer como era la vida en el poblado íbero de Olocau. Foto:wikipedia.es

Gracias a los restos que se han encontrado, se sabe que la actividad agrícola era muy importante en esta zona. De hecho, las tinajas, ánforas y molinos hallados nos permiten saber que la agricultura estaba basada en cereales, uva y otros frutos como almendras y olivas. También se sabe que la miel era un elemento importante ya que se encontraron restos de antiguas colmenas, que posiblemente estuvieron ubicadas sobre los techos de las casas.

En cuanto a la ganadería, se han encontrado restos de cabras, ovejas y cerdos. Eso demuestra que había un importante comercio de lana, leche o carne. En el caso de las reses, se utilizaban principalmente como bestias de tiro, no como alimentación. También se han encontrado restos de ciervos.

De artesanía se han hallado restos de cerámica y vajilla de cocina, quemaperfumes o figuras de terracota. Ésto demuestra que se realizaban actividades culinarias e incluso rituales espirituales. Por otro lado, se encontraron piezas posiblemente importadas de la antigua Grecia e Italia.

Además, un tejido encontrado demuestra la existencia de telares verticales, por lo que la práctica de hilado sería habitual. Por otro lado, los minerales hallados en las proximidades del poblado nos deja ver que la metalurgia fue una actividad económica importante. Entre otras piezas se encontraron lingotes de hierro y hornos de los cuales se extraía plata.

Cómo llegar al poblado íbero de Olocau

Para llegar al Puntal dels Llops, tienes que circular por la carretera CV-35 hasta Llíria. En ese momento, debes coger el desvío que nos incorpora a la CV-25 con destino a Marines/Olocau. Justo antes de llegar a Olocau, hay un desvío que nos lleva a su cementerio, que es el que debemos coger. Unos metros más adelante nos encontraremos con el poblado íbero.

Como puedes ver, esta visita al poblado íbero de Olocau es una de las mejores actividades con niños en Valencia. Un plan genial en la Sierra Calderona que nos hará disfrutar de una mañana espectacular en la que los pequeños disfrutarán muchísimo. Y se puede completar con un picnic en el parque de San Vicente de Llíria.

Síguenos en Twitter (@ValenciaCulture) y en Facebook (Valencia Culture Magazine) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia.

Deja una respuesta