Tras una larga tramitación, el Ayuntamiento de Valencia ha aprobado el proyecto de reurbanización del entorno de La Lonja, el Mercado Central, los Santos Juanes y la Plaza de Brujas. Tras pasar dos veces por la Comisión de Patrimonio, finalmente saldrá a licitación por un importe total de 8.373.413,52 euros.

El Ayuntamiento de Valencia por fin ha aprobado el proyecto de reurbanización de una de las zonas más emblemáticas del centro de Valencia. El Pla Especial de Ciutat Vella recoge la remodelación del entorno de edificios tan emblemáticos como La Lonja de la Seda o el Mercado Central, además de la iglesia de los Santos Juanes y la Plaza de Brujas.

Una vez aprobado el proyecto de reurbanización, el siguiente paso será la licitación de las obras, aunque no se espera que sea hasta finales de 2020 o principios de 2021. Estas obras no se solaparán con las de la remodelación de la Plaza de la Reina y su plazo de ejecución será de 15 meses.

Esta zona es de especial relevancia a nivel patrimonial y turístico en Valencia, ya que La Lonja de la Seda, el Mercado Central, la Plaza de la Ciudad de Brujas y la iglesia de los Santos Juanes están catalogados como Bienes de Interés Cultural (BIC).

Según la vicealcaldesa de Valencia, Sandra Gómez, este proyecto se enmarca dentro de las actuaciones que el Ayuntamiento de Valencia viene realizando en los últimos años en materia de recuperación, adecuación, rehabilitación y mejora de los espacios públicos de la ciudad.

Cómo será el nuevo entorno de la Lonja y el Mercado Central

Los representantes del proyecto ganador del concurso de ideas, el del estudio de Elisabeth Quitana y Blanca Peñín, han confirmado que los pavimentos se tratarán «como alfombras alrededor de los diferentes monumentos». Además, para el pavimento junto a la Lonja se propone el uso de piedra natural de gran formato de color claro, similar al de su fachada y en contraste al de los escalones, que es uno de los pavimentos más antiguos de Valencia.

Boceto del proyecto de remodelación del entorno de la Lonja y el Mercado Central
Boceto del proyecto de reurbanización del entorno de la Lonja y el Mercado Central

Como elemento de conexión con la memoria histórica del lugar, el entorno del Mercado Central se pavimentará, en la medida de lo posible, con adoquín recuperado. También se ha propuesto recuperar los adoquines que ahora se encuentran bajo el asfalto cortándolos por la mitad y dejando el corte limpio en superficie.

Otro de los elementos característicos del lugar será el uso del arbolado, que reforzará los diferentes caracteres del espacio público. Se colocarán palmeras datileras en pequeñas agrupaciones situadas en espacios representativos. En cambio, en otros lugares como la plaza de la Comunió de Sant Joan, Taula de Canvis y la placita que da a la calle Sant Ferrán, se ha propuesto arbolado singular.

Las palmeras serán las protagonistas en la plaza de Brujas y su conexión con la avenida del Oeste. Un sistema pergolado con placas fotovoltaicas proyectará sombra y recogerá los diferentes elementos exteriores del aparcamieno subterráneo. Junto a la escalera de salida de éste habrá un pequeño graderío que enmarca la antigua traza de la plaza del cementerio.

En relación a la intervención en la plaza del Mercado, la propuesta eliminará «elementos perturbadores» para limpiar el paisaje urbano. De este modo, se ha propuesto la eliminación del arbolado actual y su sustitución por palmeras.

Síguenos en Twitter (@ValenciaCulture y @Monle85) y en Facebook (Valencia Culture Magazine) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia.

Deja una respuesta