En Alicante no saben hacer patatas bravas

Menuda vergüenza de patatas bravas que hacen en Alicante . Eso no son bravas ni es nada. Bueno, sí. Son patatas fritas de bolsa (o, lo que es lo mismo, papas) con tomate frito por encima. Esos de Alicante no saben hacer bravas.

Pues va y resulta que las patatas bravas que hacen en Alicante están de puta madre. Buenísimas. Soy de los que se quedaron muy sorprendidos la primera vez que las vieron. Es cierto, eso parecían papas con tomate frito por encima, pero, nada más lejos de la realidad. Simplemente eran las patatas con un corte distinto al nuestro (que no es nuestro, sino que es el tradicional de las patatas bravas), con una salsa de tomate por encima.

Entonces, ¿a qué viene este artículo? Es simple: somos unos irrespetuosos de cuidado. Resulta que en Facebook hay un grupo maravilloso sobre gastronomía valenciana en el que se aprende mogollón. Se llama “Cuina valenciana” y es una auténtica pasada todo el conocimiento que se llega a adquirir. Pero hay veces en que se pierde el respeto cuando las cosas no son como creemos que son.

Uno de los usuarios ha compartido hoy una foto de una amiga suya en la que aparecía un plato de bravas típico de Alicante, que, básicamente, viene siendo el que podéis ver a continuación.

¿En qué ha derivado todo eso? Pues en un cúmulo de faltas de respeto y descalificaciones personales que han llevado a la eliminación de un post que también tenía su parte creativa, ya que hemos hablado sobre el origen de las bravas y cómo se hacen en Alicante.

¿Cómo se hacen las patatas bravas en Alicante?

Como no podemos estarnos quietos, hemos preguntado a nuestra amiga Mayte, autora del blog “Mayte en la cocina”. Ella es Alicantina y era quien mejor podía resolver esta duda.

Lo más sorprendente es que ese no es un corte típico de Alicante, al menos de la provincia. Resulta que este tipo de patatas bravas se comenzó a cocinar hace unas décadas en la capital alicantina y, por algún motivo, “se estableció” que ésta sería la forma de servirlas en muchos restaurantes. La parte buena de este tipo de corte, según nos comenta Mayte, es que la salsa se empapa más en la patata.

También nos ha dicho Mayte que la salsa debe ser de tomate rayado, ajo y guindilla, que eso del ketchup y el ajoaceite… no. Personalmente estoy de acuerdo: más sano y más rico.

¿Cuál es el origen de las patatas bravas?

Éste era uno de los temas más interesantes en el post hasta que los administradores, de forma acertada, han decidido cerrarlo. Al tener las patatas bravas un origen desconocido, el tema llega a ser apasionante.

Porque la realidad es esa, el origen de las patatas bravas es un misterio. Algunas crónicas sitúan su origen en el distrito de Sarrià, en Barcelona . Pero la teoría más extendida es que las patatas bravas son originarias de Madrid , concretamente de “Casa Pellico” o de “La Casona”.

Sea como fuere, y aunque a veces hayamos “rajado” un poco sobre las patatas bravas, lo que está claro es que es una tapa extraordinaria que llegó a ser reconocida por la ONU en un recopilatorio de recetas de patata.

Síguenos en Twitter (@ValenciaCulture y @Monle85) y en Facebook (Valencia Culture Magazine) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia.

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

Be the first to comment