Con su forma redondeada y esa «corona» en forma de espuma o glaseado de azúcar, es difícil resistirse a sus encantos. El panquemado o panquemao es uno de los dulces favoritos de los valencianos, y bien vale la pena probarlo si no lo has hecho aún.

A estas alturas de la película, creo que no vamos a descubrir nada nuevo si reconocemos que los valencianos somos muy golosos. Siempre que podemos, le metemos dulce a la vida. Y oye, ni tan mal. Además, es fantástico visitar alguno de los pueblos bonitos que tenemos en la Comunidad Valenciana y disfrutar de sus dulces típicos. Ya sea el turrón de Jijona, la torta Crtistina de l´Horta Nord, la almoixavena de Xàtiva o uno de los más famosos, el panquemado (o panquemao) de Alberic.

El panquemado, una historia casi milenaria con origen en Alberic

El panquemado es un pan dulce y esponjoso, ideal para el desayuno o la merienda y que, aunque es considerado como uno de los dulces típicos de Semana Santa en la Comunidad Valenciana, lo cierto es que se consume a lo largo de todo el año. A diferencia de la mona de Pascua, que prácticamente se vende sólo durante la semana previa y la posterior a Semana Santa, podrás comprar panquemado cualquier día del año.

panquemado o panquemao
El panquemado o panquemao, el dulce típico de Alberic – Foto: OK Diario

Para conocer el origen del panquemado, tenemos que viajar en el tiempo hasta la época en la que Valencia vivía bajo ocupación musulmana. Dice la leyenda que el entonces rey moro de Valencia tenía una hija que sufría de inapetencia, lo que le hizo enfermar y sentirse muy débil. Fruto de su lógica preocupación, y con intención de que la muchacha se recuperase, le mandó a pasar unos días en una finca que tenía cerca de Alberic.

Una vez llegó la chica a esta finca, quedó bajo la custodia de una anciana a la que llamaban «Mona», que le preparó un exquisito pan que era conocido como «pit de sultana» en la zona. Aquel pan estaba compuesto por harina, hue­vos, azúcar, aceite y levadura. Estaba tan bueno que devolvió la energía y vitalidad a la joven, que salió del estado inusual en el que se encontraba. Poco a poco, y gracias a ese nuevo estado de ánimo, comenzó a recuperar su salud.

ermita en alberique santa barbara
La ermita de Santa Bárbara en Alberic – Foto: Wikipedia

El rey, al enterarse de la noticia y como forma de agradecimiento, regaló a la anciana y a la localidad de Alberic su finca, en la que se alzaba la «Muntanyeta». Pero el panquemado no fue un manjar exclusivo de este rey moro. Ya entrados en el siglo XX, un panadero de Alberic se convirtió en el proveedor real de Alfonxo XIII.

El panquemado, una tradición valenciana de Semana Santa

Como no puede ser de otra manera, en Alberique se sienten extremadamente orgullosos de su dulce estrella. No podemos dejar de lado que ha tenido una cierta evolución por toda la Comunidad Valenciana; de hecho es conocido en otros lugares como toña, panou, fogaza o fogaseta, según la zona por la que viajemos. De hecho, si visitamos el blog de Mayte en la Cocina, especialista en cocina alicantina, nos encontramos con toña de patata, naranja o calabaza. Otra de las evoluciones llevó a hacer el panquemado en distintas formas y con huevo duro, convirtiéndose así en la mona de Pascua.

toña de patata
Toña de patata típica de Alicante – Foto: Mayte en la Cocina

Dice la tradición que cuando llega la celebración de Pascua, a la hora de merendar, se «debe» consumir el panquemado acompañado de huevos duros, longaniza de Pascua e incluso lechuga. Imagino que, mientras los niños tratan de empinar el cachirulo, los padres preparan esta extraordinaria merienda.

Según algunos datos, sólo en Semana Santa se elaboran más de 60.000 panquemados en Alberic. Es más, su importancia es tal en la gastronomía de esta localidad de la Ribera de Xùquer que, al igual que en Reino Unido se hace con el día del pancake o la tortita, el 8 de octubre (víspera del día de la Comunidad Valenciana) se celebra el día del panquemado, en el que el Gremi de Forners organiza una gran chocolatà para disfrutar de este preciado manjar.

Aunque como hemos dicho antes, el panquemao realmente se consume a lo largo del año ya que es uno de los dulces estrella en las panaderías valencianas. Con café, con leche o con chocolate caliente o de barra, es uno de los bollos más demandados en la Comunidad Valenciana.

Receta del panquemado

Llegados a este punto, es interesante haceros saber cuál es la receta del panquemado. Pero, ya que siempre nos gusta ofreceros recetas que hemos probado primero y en este caso no hemos probado a hacer panquemao, lo justo es que os recomendemos recetas externas como ésta de Ángel Ortiz, asesor técnico en panadería con más de 40 años de experiencia, o este vídeo en el que explican cómo hacerlo paso a paso.

Así que ya sabes, cuando vuelvas a comer un panquemado, recuerda que estás degustando una receta con casi mil años. Una receta que hizo recuperar la alegría y la ilusión a una joven hija de un antiguo rey musulmán de Valencia. ¡Si es que la gastronomía valenciana es para los mejores paladares!

Síguenos en Twitter (@ValenciaCulture y @Monle85) y en Facebook (Valencia Culture Magazine) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia.

Deja una respuesta