Llega el verano y toca adaptarse a la nueva normalidad. Uno de los aspectos que más dudas generan en los ciudadanos es saber cómo podrán ir a la playa. Los ayuntamientos limitarán su aforo.

Con la llegada del coronavirus a nuestras vidas, toca acostumbrarse a las nuevas medidas que implanta el Gobierno para controlar su expansión. Mientras hacía frío, el problema era menor ya que estar en casa era menos doloroso, pero ahora que llega el verano, los ciudadanos queremos salir y hacer actividades como ir a la playa.

Por ese motivo, es momento de adoptar normas adicionales que permitan disfrutar del verano en las mejores medidas de seguridad. El Instituto de la Calidad Turística Española (ICTE), la secretaría de estado de Turismo, las comunidades autónomas y los sindicatos han pactado una serie de normas que han sido recogidas en un borrador y que ya se ha difundido a la espera de la confirmación por el Ministerio de Sanidad.

De este modo, se contempla que el gestor de cada playa, que por lo general son los ayuntamientos, tendrán que crear un un comité para la gestión del riesgo que deberá diseñar un plan de contingencia específico que contemple su implantación.

La norma básica es la obligatoriedad de mantener la distancia de seguridad, y esto se hará mediante la limitación del aforo. El borrador destaca que el gestor de la playa deberá estimar la capacidad de la playa en función del número de usuarios, su afluencia y las actividades que allí se pueden desarrollar.

Cada ayuntamiento será libre para decidir la forma de controlar la capacidad de carga de cada playa. Se ha propuesto implementar control de accesos, organizar las entradas y salidas para evitar aglomeraciones, y siempre habrá que informar al usuario de que la playa ha alcanzado su capacidad máxima. Mientras la Generalitat Valenciana propone que se haga mediante app (como anunció el ayuntamiento de Canet de Berenguer), se podrá hacer también con trabajadores en la entrada o salida de las playas y con cartelería.

Además, antes de que los usuarios entren a las playas, habrá que informar de las distintas medidas de prevención, la capacidad estimada de la playa y si hay alguna restricción en los servicios. En el caso de las personas que necesiten asistencia, se realizará siempre y cuando se cuente con los EPIs apropiados o con medios mecánicos que protejan a los asistentes.

La apertura de zonas deportivas y de juego abrirá en función del protocolo de seguridad vigente. Las zonas de sombrillas y hamacas se deberán delimitar y éstas tendrán que ser desinfectadas antes de cada uso.

Síguenos en Twitter (@ValenciaCulture y @Monle85) y en Facebook (Valencia Culture Magazine) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia.

Deja una respuesta