El Jardín del Túria es el auténtico pulmón de Valencia. Pero, ¿sabías que el que es uno de los parques más grandes de Europa podría haber sido una autopista urbana?

Pasear por el río es uno de los auténticos placeres que tiene la vida en Valencia. De hecho, podemos considerar el Jardín del Túria como uno de los grandes motivos por los que Valencia es la mejor ciudad de España para vivir. No en vano, está considerado como el mejor parque en nuestro país. Y pensar que pudo ser una autopista urbana…

Tras la riada de 1957, toca poner soluciones

Llega la riada de Valencia de 1957, la ciudad queda muy dañada, se pierden decenas de vidas y los desperfectos llenan la ciudad. Vista la brutalidad de esta terrible riada, entre las autoridades crece el temor a que se repita una situación similar. Por ese motivo, se decide tomar cartas en el asunto: hay que evitar que el río Túria vuelva a desbordarse y hacer añicos una ciudad entera.

La consecuencia más destacada es el desvío del Túria antes de su entrada a la ciudad. Para llevar a cabo esta obra tan importante se desarrolla el conocido como «Plan Sur», mediante el cual se llevaría el cauce del río a la zona sur de Valencia hasta su nueva desembocadura en el Mediterráneo. Vamos, la zona de la V-30 que tanto utilizamos miles de valencianos a diario.

Pero claro, quedaba un asunto importante por resolver. Un asunto que afectaba directamente a la ciudad y que podría tener consecuencias en el día a día de los valencianos. ¿Qué iba a pasar con el cauce del Túria ahora que ya no iba a tener agua?

autopista en el río túria

Un plan «genial»

La idea principal es la creación de una autopista que dotase a Valencia de un gran eje de comunicaciones. Esta autopista comunicaría el aeropuerto con el puerto y así se solucionarían los problemas de tráfico interno de la ciudad.

En ese momento surge el movimiento ciudadano «el riu és nostre i el volem verd» (el río es nuestro y lo queremos verde). El objetivo de este movimiento es conseguir que se dé un vuelco a este proyecto y que se optase por convertir el Túria en un lugar de ocio y naturaleza para los ciudadanos y visitantes.

Curiosamente, en plena dictadura, este movimiento ciudadano logró tener éxito. A la vista salta que la decisión de hacer un gran jardín urbano fue más que acertada. Gracias a ellos, los valencianos tenemos a nuestra disposición uno de los parques más bonitos del mundo.

Síguenos en Twitter (@ValenciaCulture y @Monle85) y en Facebook (Valencia Culture Magazine) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia.

Deja una respuesta