“La chica del tren”, miseria humana y crueldad a fuego lento

“La chica del tren” se ha convertido en uno de los fenómenos literarios de los últimos años. El best-seller de Paula Hawinkgs finalmente dio el salto a la gran pantalla en una película dirigida por Tate Taylor, y se ha convertido en una de las más solicitadas en la fiesta del cine.

“La chica del tren” nos introduce en la historia de tres mujeres a las que el destino, caprichoso él, ha unido de distinta manera. Las tres comparten un nexo común: la infelicidad. Porque la película trata de eso, de las miserias humanas, cada una expresada a su manera. Alcoholismo, soledad o falsa felicidad, tres miserias humanas tan comunes en la vida actual.

La película se cocina a fuego lento, demasiado en algunos tramos, aunque en los minutos finales todo cobra sentido. “La chica del tren” no es una película para apta. todos los públicos. Se trata de una película para entender, para empatizar, para abrir la mente, los sentidos. En ese aspecto, la oscuridad predominante en la cinta resulta esencial, y ayuda a profundizar en cada una de las historias. Historias con saltos temporales.

Brillantes las actuaciones de las tres actrices, cada una en su papel. Sería imposible aguantar hasta el final de “La chica del tren” sin estar ante unas actrices que consiguiesen expresar de forma tan sobresaliente la miseria de cada uno de sus personajes. Emily Blunt, Haley Bennett y Rebecca Ferguson han sido las elegidas para interpretar a las tres protagonistas.

Sin lugar a dudas, “La chica del tren” es una gran opción para esta edición de la fiesta del cine, siempre y cuando sepas que el ritmo es lento y las historias son duras.

Síguenos en Twitter (@ValenciaCulture y @Monle85) y en Facebook (Valencia Culture Magazine) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia.

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

Be the first to comment