¿Quién le iba a decir a aquellos primeros carpinteros que quemaban sus sobrantes en una hoguera el día 19 de marzo que las Fallas llegarían a convertirse en un espectáculo internacional que cada año reúne a millones de curiosos y falleros que quieren disfrutar de nuestras fiestas? Con ese objetivo nació en el año 2002 la Falla Nou Campanar.

Su nombre oficial era Comisión Fallera Pediatra Jorge Comin-Serra Calderona, pero todos la conocimos como Falla Nou Campanar. Se convirtió en todo un hito por sus inversiones astronómicas que permitieron que la falla del millón de euros fuera una realidad. Pero, tal y como nació sin ninguna tradición, murió sin hacer ruido.

Una falla para un barrio nuevo

Rondaba el año 2002 cuando un grupo de amigos y falleros de un barrio de nueva creación situado al oeste de la ciudad decidieron crear esta comisión. En 2003 plantaron su primer monumento, que competía en la Sección Primera.

Un año después subieron de categoría y se lanzaron a plantar una falla de sección especial. Bajo el amparo del empresario inmobiliario Juan Armiñana, que ostentaba el título de presidente, y de otros inversores privados, Nou Campanar ha pasado la historia como la falla que más primeros premios ha ganado en menos tiempo. Durante 6 años consecutivos esta comisión se alzó con el primer premio de la sección especial con cada uno de los monumentos que plantaba.

Algunos dicen que el dinero lo puede todo, y puede que sea cierto. El dinero invertido en el monumento por la Falla Nou Campanar era cada año más escandaloso, pero también hay que reconocer que los artistas falleros contratados eran garantía de éxito. Entre esos grandes artistas encontramos a Pedro Santaeulalia (que plantó la falla grande hasta el año 2008), Julio Monterrubio o Miguel Santaeulalia, que fueron los encargados de elevar al primer puesto una falla que casi nadie conocía. La Falla Nou Campanar consiguió que un barrio hasta entonces desconocido se convirtiera en lugar de visita obligatorio cada año al llegar el mes de marzo.

falla nou campanar
La falla más cara de la historia costó 1,000.000 de euros

2009, llega la falla más cara de la historia

El año más polémico para la comisión de Nou Campanar fue el 2009. Ese año, desde los talleres de Julio Monterrubio, la Falla Nou Campanar rondó el millón de euros convirtiéndose en la falla más cara de la historia. Bajo el lema «Esta falla tiene… mucha tela» y con dimensiones difícilmente igualables (30 metros de alto por 50 de ancho y más de cien ninots), se alzó con el primer premio por sexto año consecutivo y el objetivo de su principal inversor, dar a conocer el barrio, se superaba con creces. Turistas, medios de comunicación, curiosos, falleros, grandes personalidades… todos querían conocer la falla del millón de euros. Y así Nou Campanar se convertía en una de las zonas más conocidas en Valencia.

Explota la burbuja inmobiliaria y llega el declive de la Falla Nou Campanar

A partir de ese año comenzó el declive de la Falla Nou Campanar, y es que la inversión de la misma se vio mermada por la llegada de la crisis económica. El dinero invertido fue disminuyendo año tras año, decepcionando así a un público fallero que se había acostumbrado a los excesos económicos que caracterizaban a esta falla. En 2013 el mecenas de la misma, Juan Armiñana, se vio obligado a abandonar su cargo debido a que la crisis había llegado a sus negocios. Eel poder económico de Nou Campanar cayó en picado.

Los problemas económicos cada año eran más acusados y la Falla Nou Campanar se vio obligada a echar el cierre temporal en 2015 con idea de volver al mundo fallero un año después. Esta idea inicial pronto quedó en algo más que un sueño cuando en 2016 la Falla Nou Campanar se disolvió definitivamente por falta de medios económicos.

Han sido varios los intentos por parte de la antigua comisión de recuperar la Falla Nou Campanar pero ninguno ha sido factible. Lo que es cierto es que Nou Campanar, exista o no en un futuro, pasará a la historia de las fallas como la falla del millón de euros.

Síguenos en Twitter (@ValenciaCulture y @ctinafn) y en Facebook (Valencia Culture Magazine) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia.

Deja una respuesta