Hace poco más de una semana que estamos en estado de alarma en España. Este «recorte de libertades» en busca de un bien común (la lucha contra el coronavirus) puede ser incrementado si el Gobierno lo solicita y es autorizado por el Congreso de los Diputados. Pero, ¿qué es el estado de excepción en España?

Hace ya más de una semana que estamos viviendo una situación inusual en nuestro país. La crisis del coronavirus ha traído consigo una figura que hasta ahora había pasado desapercibida, el estado de alarma. Esta figura, que limita algunas de las libertades de los ciudadanos, no es la más «severa» a la que nos podemos enfrentar. Vamos a analizar qué es el estado de excepción en España, cuando los rumores sobre su próxima declaración son cada vez más constantes.

¿Qué es el estado de excepción en España?

El apartado 3 del artículo 116 de la Constitución Española recoge que «el estado de excepción será declarado por el Gobierno mediante decreto acordado en Consejo de Ministros, previa autorización del Congreso de los Diputados. La autorización y proclamación del estado de excepción deberá determinar expresamente los efectos del mismo, el ámbito territorial a que se extiende y su duración, que no podrá exceder de treinta días, prorrogables por otro plazo igual, con los mismos requisitos».

De este modo, cuando existe una situación como la actual, en la que hay problemas para garantizar el funcionamiento normal de instituciones democráticas o servicios públicos esenciales, al igual que el libre ejercicio de los derechos y libertades de los ciudadanos, el Gobierno puede solicitar autorización al Congreso de los Diputados para poder declarar el estado de excepción. Este estado se declararía a través de un decreto tras un Consejo de Ministros.

¿En qué afecta el estado de excepción en España?

En este momento, con el estado de alarma en España, tenemos cierta limitación de nuestros derechos, principalmente de movimiento. Con el estado de excepción nos encontraríamos con las siguientes circunstancias:

-Se puede detener a cualquier persona si la Autoridad gubernativa lo considera necesario para la conservación del orden. Esta detención no podrá ser superior a diez días y tendrá que ser comunicada a un Juez antes de pasadas 24 horas.

-La Autoridad gubernativa puede inspeccionar y registrar domicilios si se considera necesario para esclarecer hechos presuntamente delictivos o para mantener el orden público.

-Cualquier clase de transporte y la carga de los mismos puede ser intervenida y controlada por la Autoridad gubernativa.

-Se puede prohibir la circulación en determinadas horas y lugares, existiendo la posibilidad de acreditar la identidad a las personas que se desplacen de un lugar a otro. Incluso se pude señalar el camino a seguir.

-La Autoridad gubernativa puede intervenir toda clase de comunicaciones, incluyendo las telefónicas y postales. También se puede suspender todo tipo de publicaciones, emisiones de radio y televisión. Se puede ordenar el secuestro de publicaciones.

-La declaración del estado de excepción no interrumpe el normal funcionamiento de los poderes constitucionales del Estado.

-La Autoridad gubernativa puede ordenar la intervención de industrias o comercios y suspender temporalmente sus actividades.

-Podrá ordenar las medidas necesarias de vigilancia y protección de edificaciones, instalaciones, obras, servicios públicos e industrias o explotaciones de cualquier género.

Si la declaración de estado de excepción en España no fuese suficiente, el Congreso de los Diputados podría declarar el estado de sitio. Esta declaración se haría por mayoría absoluta y a propuesta exclusiva del Gobierno.

Síguenos en Twitter (@ValenciaCulture y @Monle85) y en Facebook (Valencia Culture Magazine) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia.

Deja una respuesta