De lugares maravillosos y bonitos está llena una tierra como la Comunidad Valenciana. Algunos incluso esconden leyendas que se han descubierto a lo largo de los años. Leyendas que quizá sean ciertas, o no. Al final, es lo que tienen estas historias, que nadie sabe de su veracidad. Conozcamos la Cueva de las Calaveras en Benidoleig y la leyenda del rey Ali Moho.

Imagina que un día, cuando eres pequeño, estás con tu abuelo y te cuenta un cuento. Ese cuento, que recordarás para siempre, te resulta, por algún motivo que desconoces, fascinante. Te fascina hasta tal punto que necesitas descubrir si hay algo de cierto en todo aquello, y, cuando te haces mayor, decides investigar. ¿Sucedió esto en la Cueva de las Calaveras en Benidoleig?

La leyenda de la Cueva de las Calaveras

Viajemos atrás en el tiempo hasta la época de la Reconquista. Las tropas del Cid avanzaban sin cesar por territorio valenciano, conquistando todo lugar por el que pasaban. La época musulmana estaba cercana a su fin, y algunos reyes empezaban a ver cómo se las apañaban para salir airosos de un encuentro que les resultaría fatal.

el cid campeador
El Cid, uno de los grandes héroes en la historia de España

Éste debió ser el caso de un rey sarraceno llamado Ali Moho, que viendo la que se le avecinaba, decidió encerrarse en una cueva con su harén, que estaba compuesto por 150 bellísimas mujeres. Pero no sólo se llevó a estas bellas damas, sino que fue hasta allí con gran parte de sus riquezas y objetos de valor. Aquella fortuna no se podía dejar escapar, y quién sabe la utilidad que podría darle en caso de salir airoso de aquella situación.

Claro, la vida en la cueva no era nada fácil. La oscuridad y la humedad del lugar, la falta de alimentos y el hecho de verse atrapadas allí dentro acabó con la vida de muchas de ellas. Las que sobrevivieron, entre las que se encontraba la preferida del rey, acabaron junto a él en una cámara aislada. Y allí sucedió algo extraño: formaron un enigmático círculo antes de morir por inanición.

Llega el siglo XVIII y las primeras investigaciones

Por curioso que resulte, debieron pasar en torno a siete siglos para que alguien decidiese investigar qué había en esas cuevas. Para que te hagas una idea, no es que sea la cueva más grande del mundo, tampoco es la más famosa, pero sí que es una cueva que, inevitablemente, llama la atención. En algunos lugares alcanza una altura de 60 metros de alto y 40 pies de ancho.

Descrito como un lugar «de tamaño considerable y no explorado» fue en el siglo XVIII cuando tuvieron lugar las primeras exploraciones. Los documentos más antiguos que se conservan datan de 1768, y en ellos se recoge el descubrimiento de los restos óseos de una docena de personas que se intuye que serían agricultores musulmanes de la Edad Media que acudirían hasta aquí para buscar agua enterrada.

cueva de las calaveras benidoleig
La Cueva de las Calaveras en la actualidad – Foto: Sapos y Princesas

También se recogieron restos de muchos animales, incluyendo huesos de caballos o conejos e incluso un diente de rinoceronte. Otros de los objetos que se encontraron fueron utensilios de sílex, hachas y puntas de flecha, y piedra para cocinar, que se pueden ver en el Museo Provincial de Arqueología de Alicante . Las pruebas que se realizaron indican que allí hubo vida hace más de 50.000 años, incluso hay quien plantea que hace 100.000.

La investigación más extensa y documentada data de 1795, y fue encabezada, una vez más, por el naturalista Cavanilles. Otras investigaciones son más recientes, del siglo XX. Incluso se utilizó la Cueva de las Calaveras como almacén de explosivos durante la Guerra Civil. Fue en los años 70 del siglo pasado cuando se abrieron al público como lugar turístico.

Entonces, ¿por qué se llama la Cueva de las Calaveras y qué hay de cierto de esta leyenda?

Generalmente, una leyenda puede ser el motivo por el cual se inicie una investigación. Pero, en este caso, es justo lo contrario. Una investigación es lo que llevó a confirmar la leyenda del rey Ali Moho.

En la investigación de 1768 se encontraron más de cien calaveras humanas. Las más sorprendentes se encontraron al final. Éstas formaban el «círculo de la muerte» que contaba la leyenda, y que corresponderían al rey y a las últimas jóvenes supervivientes. O quizá sólo correspondían a las chicas, porque también se encontró los restos de una barcaza junto a un lago subterráneo. Y, junto a la barca, se encontraron dos calaveras más.

cuevas de benidoleig
La Cueva de las Calaveras en Benidoleig es una de las cuevas más bonitas de España – Foto: Calpe Online 24

¿Sabes lo que nunca se encontró? El tesoro. De hecho, hay quien plantea que el rey consiguió escapar junto a algún siervo. En el camino de vuelta tras esconder (o tratar de esconder) el tesoro bajo el agua, los dos fugitivos murieron, y las joyas y pedrería se perdieron para siempre.

Visitar la Cueva de las Calaveras en Benidoleig

Como podrás imaginar, la Cueva de las Calaveras se puede visitar en la actualidad. De hecho, es considerada una de las cuevas más bonitas de España y un lugar habitual de turismo en Alicante.

Esta cueva tiene una longitud de 400 metros y nos permite conocer cómo vivieron nuestros antepasados hace miles de años. Está dividida en dos zonas, una con pasarelas y sistemas de iluminación para poder recorrer las distintas estancias, y otra que no es visitable ya que está inundada.

cueva de las calaveras en benidoleig
El interior de la Cueva de las Calaveras en Benidoleig – Foto: Guia Repsol

En la Cueva de las Calaveras podremos ver, ubicado cerca de donde se encontraron los restos de sus habitantes, un depósito de huesos muy grande que contiene restos de las criaturas que se cazaban y pescaban. También encontraremos un buen número de estalactitas y estalagmitas en muy buen estado y que, además, simulan formas, por lo que los niños podrán divertirse poniéndoles nombre o imaginando qué representan. Algunas de las más famosas son La Campana (que produce un sonido similar a un timbre cuando es golpeada), el cocodrilo, el jabalí, el oso polar o incluso el mapa de España.

Como puedes ver, esta cueva se encuentra muy cerca de Dénia y Jávea , unos de los pueblos de costa más bonitos en la Comunidad Valenciana. La Cueva de las Calaveras en Benidoleig abre durante todo el año, y se puede visitar de 9 a 18 horas en horario de invierno, y de 9 a 20 horas en horario de verano. El precio es de 2 euros para niños y de 3,90 euros para adultos. Evidentemente, podéis solicitar tarifas para grupos en el teléfono 966404235 contactando con Paco.

Síguenos en Twitter (@ValenciaCulture y @Monle85) y en Facebook (Valencia Culture Magazine) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia.

Deja una respuesta