Una de las grandes artistas en la historia de la música en España es valenciana. Su nombre es Concha Piquer, y fue una gran avanzada a su tiempo. Mujer emprendedora y de gran carácter, ésta es su historia.

Imagino que por una cuestión de cercanía en el tiempo, cuando hablamos de leyendas de la música valenciana, a todos nos viene a la mente el gran Nino Bravo. Evidentemente, ha sido un artista de élite tanto en Valencia como en España. Pero, en ocasiones nos olvidamos de otra grande. La más grande en su género, Concha Piquer.

Concha Piquer, la gran diva de la copla española

María de la Concepción Piquer Lopez, nace un 8 de diciembre de 1906 en el barrio de Sagunto, Valencia, en el seno de un hogar bastante humilde. Conchita comenzó a destacar pronto, con tan sólo once años. Siendo alumna del maestro Laguna, debutó en los escenarios en el Teatro Segueros de Valencia, sorprendiendo a todos los asistentes.

Pocos meses después, Conchita se presentó en otros teatros de la provincia y fue así como, tras diversas actuaciones entregadas, Manuel Penella se vio muy interesado en su potencial artístico. Decide contratarla para formar parte de «El gato montés», ópera que sería presentada en Nueva York y que había alcanzado mucho éxito en 1916 en la ciudad de Valencia.

La obra se presenta un 13 de septiembre de 1922. Ese mismo día, en el entreacto, la ovación a Conchita Piquer fue atronadora tras interpretar el tema El florero.

valencia culture anuncios

El gran salto a la fama. Conchita Piquer triunfa en Broadway

Tras su gran éxito en España, Conchita Piquer dio el salto que la coronaría como la más grande de las artistas españolas, comenzando a trabajar en Broadway. Allí estuvo cinco años, y no sólo triunfando sobre los escenarios, sino también haciendo sus pinitos en el cine.

conchita piquer
La diva valenciana, Conchita Piquer – Foto: RTVE

Durante un tiempo se pensó que Conchita había participado en la primera filmación sonora de la historia «Far from Seville» (Lejos de Sevilla ), pero años después se demostró que había filmaciones sonoras anteriores.

De su viaje a Estados Unidos, Piquer compuso su éxito «En tierra extraña», en el que cuenta a su manera algunas de las experiencias allí vividas.

El éxito en España

Tras su regreso a España en 1927, Piquer continuó con su carrera artística, cantando con cierta frecuencia en el Teatro Romea de Madrid y en el Coliseum de Barcelona . Entre otras de sus obras, destacaron «El negro que tenía el alma blanca», «La bodega» «Yo canto para ti».

teatro romea de madrid
Fachada del desaparecido Teatro Romea de Madrid – Foto: Recorridos y visitas

Las décadas de los años 30 y 40 fueron muy intensas para Conchita Piquer a nivel personal y profesional. Casi podemos decir que se trataba del Rey Midas de la copla, todo lo que tocaba lo convertía en oro. Junto a Rafael de León, Antonio Quintero y Manuel López-Quiroga y Miquel alcanzaron el estrellato con temas como «La Parrala», «Ojos verdes», «No te mires en el río», «Los piconeros» o «Yo soy esa».

Aunque siguió grabando discos hasta 1963, su última actuación en directo tuvo lugar en el Teatro Victoria de Isla Cristina en 1958, interpretando «Mañana sale». Conchita Piquer llegó a perder la voz por momentos.

En el plano personal, se casó en 1933 con Antonio Márquez, padre de su hija Conchita Márquez Piquer. Finalmente, Conchita Piquer falleció el 12 de diciembre de 1990, a los 84 años.

Una mujer de carácter

Generalmente, asociamos a la mujer española de primera mitad del siglo XX como dócil y sumisa. Nos atrevemos a decir que éste no era el caso de Concha Piquer, y quizá se debía a la estricta formación que recibió en Estados Unidos.

Así pues, ella creó y dirigió la compañía que montaba sus propios espectáculos. De hecho, tuvo algún encontronazo con sus empleados. El caso más sonado es el despido de Manuel Caracol, a quien despidió por un retraso en el comienzo de la función. También eran habituales las multas a cualquier artista que se retrasase en los ensayos o saliese a escena con la ropa en mal estado.

Es más, Conchita Piquer tuvo también un desencuentro con Francisco Franco. El caudillo, a través del Jefe de la Casa Civil de Su Excelencia, Fuertes de Villavicencio, se dirigó a la Piquer para ver si podía cantarle «Ojos verdes». Y la respuesta de la valenciana fue contundente:

Dígale que en este precioso momento me dispongo a merendar y que si quiere escucharme de nuevo en esa canción le reservaré un palco en el teatro donde actúo y no tendré inconveniente en complacerle.

Nunca más recibiría una invitación desde el Palacio de El Pardo.

El baúl de la Piquer

Si por algo hemos conocido a Concha Piquer los que hemos nacido muchos años después de su retirada, es por esa famosa expresión de  que «viajas más que el baúl de la Piquer». Esa expresión tiene su origen en el estilo de vida que llevaban los artistas en aquella época, muy alejada de los actuales lujos que podemos ver en la actualidad.

el baúl de la piquer
El baúl de la Piquer – Foto: RTVE

Tenemos que pensar que durante una época, la vida de Concha Piquer consistía en viajar en tren por toda España. Por ello, y para llevar sus enseres personales como vestidos o productos de maquillaje, llevaba baúles para transportarlos. De ahí que se utilice esta expresión para «definir» a aquella persona que viaja mucho.

Canciones más famosas de Concha Piquer

Entre las canciones más conocidas de Concha Piquer, destacan títulos como «Ojos verdes» (del agrado de Franco), «Tatuaje», «No me quieras tanto», «La niña de la estación», «Me embrujaste» o «No me mires en el río».

Lo mejor es que disfrutes del siguiente recopilatorio para descubrir todo el arte de esta valenciana universal.

Homenaje de Valencia a una de sus grandes artistas

Como no podía ser de otra forma, Valencia le hizo un homenaje a Concha Piquer poniendo su nombre a una calle cercana al antiguo hospital La Fe. Además, hace unos años se inauguró su Casa-Museo. Allí podemos encontrar infinidad de documentación, objetos personales, datos de relevancia de su trayectoria profesional y su famoso baúl.

casa museo concha piquer
Fachada de la Casa-Museo de Concha Piquer – Foto: Grupo Tormo

La Casa-Museo de Concha Piquer está ubicada bajo el mismo techo donde nació Concha, en el número 25 de la Calle Ruaya de Valencia. El precio de la entrada es de 2 euros.

Por cierto, ¿sabes quién vivió también en la Calle Ruaya? Nino Bravo. No tenían malos artistas en ese barrio.

Síguenos en Twitter (@ValenciaCulture y @_SpiritShot) y en Facebook (Valencia Culture Magazine) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia.

Deja una respuesta