Un paseo por el centro de Valencia

entradas-Cirque-Soleil-ticketea

Si nos seguís en las redes sociales, sabréis que ayer por la mañana estuvimos dando un paseo por el centro de Valencia. Es una debilidad. Allí te encuentras con pasado, presente y futuro. Sientes el relevo generacional, ves a las personas mayores con sus bolsas de la compra y a los jóvenes con sus palos para selfies, y todo en unas calles con siglos de historia.

TABERNA2Comenzamos el paseo en la Calle San Vicente, y, como es tradicional, con un almuerzo que se podría definir como “typical spanish”: bocadillo de calamares. El lugar elegido fue la Taberna Antonio Manuel, y la calidad del bocadillo muy buena. Aunque claro, si no ponemos un “pero” no seríamos nosotros mismos y perderíamos ese puntito crítico que caracteriza a esta web. Y es que no se puede poner pan de supermercado para un bocadillo, y menos en el centro. Y más aún con el pan tan bueno que se hace en esta ciudad, y más aún en el centro. Pero bueno, el sitio es muy agradable, al igual que los camareros y nos queda claro que os recomendamos la visita.

Una vez que cogimos fuerzas, ya nos dispusimos a empezar a investigar lo que nos ofrece el centro de nuestra ciudad, que es mucho y muy variado. El primer punto que visitamos es una calle de la que creo que todos tenemos recuerdos. En mi caso, vienen del antiguo nMIMBRE1egocio de mi familia, recuerdo acompañar a mi abuelo a hablar con algunos de sus clientes. Y tú, querido lector, seguro que también tienes el tuyo, y te invito a que lo compartas comentando este artículo. Hablamos de las tiendas la Calle Músico Peydró, donde encontramos recuerdos, artesanía, madera o mimbre entre muchos otros artículos. Quizá aquí encontramos el mayor contraste entre pasado y presente, ya que hemos dado un poco la espalda a este tipo de negocios que siempre han estado ahí. Y hablando con algunos de los trabajadores de estos comercios nos reconocen que la situación es difícil, que la gente entra de paseo, pero comprar, se compra poco. Así que si desde aquí podemos poner nuestro granito de arena, lo pondremos.

Avanzando por esta calle, llegas a uno de los lugares más emblemáticos y con más vida de nuestra ciudad, lugar que enamoró al jefe de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone. Porque si hay un edificio que gusta a todos, solo puede ser este. Hablamos del Mercado Central.

FRUTAS PUCHADESEntrar al Mercado Central es una auténtica maravilla para los sentidos. Alegras la vista con una paradisíaca combinación de colores. Activas el oído con el extraordinario sonido de fondo que tiene el mercado, con voces en mil y un idiomas, lo que demuestra el tirón que tiene este lugar para nativos y foráneos. Y, por supuesto, deleitas el paladar con la enorme variedad de productos y sabores que puedes llegar a degustar en este mercado. Porque aquí lo encuentras todo, y lo que es mejor, para llevar a casa o para tomar al momento, como aquellos sensacionales zumos de frutas que pudimos degustar mientras paseábamos por el interior de este inmenso edificio. Claro que tomas un zumo porque hay que cuidar la línea, porque la variedad de productos de pastelería que tienes hace la boca agua a cualquiera y lo que deseas es una barra libre de dulces hasta no poder comer más. Y la pescadería, ¿qué podemos decir de la pescadería que no se haya dicho ya? Yo soy un auténtico enamorado del pescado y del marisco, y es entrar en una pescadería y volverme loco con el olor. Y la combinación de olores y colores de esos productos frescos del mar que encuentras en el Mercado Central te abre el apetito. Porque a nivel de pescado, creo que en pocos sitios vas a encontrar la variedad y la calidad que nos ofrece este mercado.

Seguimos nuestro camino en dirección hacia otro de los puntos de los que es imposible no tener recuerdos. Si os pregunto por un lugar en Valencia donde ir a cambiar cromos, seguro que todos coincidiréis en el mismo. Sí, hablamos de la Plaza Redonda. Y es que esta singular plaza forma parte de la vida de todos y cada uno de nosotros. Podremos estar más o menos de acuerdo en la valoración de su remodelación, pero lo que es seguro es que a todos nos activa un punto nostálgico en nuestro interior. Claro que debemos ser críticos, y es algo que no nos gusta, sinceramente, pero los establecimientos de la Plaza Redonda tiran mucho del estereotipo, del toro y de la flamenca, que si bien es cierto que forman parte de nuestra cultura, España no se acaba ahí. Y Valencia mucho menos, que aquí somos de falleras, no de flamencas. Pero bueno, entendemos que el negocio es el negocio.

Y cuando sales de la Plaza Redonda, llegamos a un lugar que, bajo el punto de vista de quien os escribe, tiene la vista más bonita de nuestra ciudad. Hablamos de la Plaza de la Reina. Y es que esa imagen de la Catedral al fondo no tiene precio. Simplemente preciosa. Y motivo de orgullo para cualquier valenciano.

PUERTA CATEDRALLa Plaza de la Reina es otro de esos lugares que molan, como nos gusta catalogarlo a nosotros. Además tiene uno de esos establecimientos que es parada obligatoria por su singularidad, Heladería Llinares. Y es que en esta heladería siempre nos sorprenden. Es la heladería que cada año sale en las noticias porque se han sacado de la manga un sabor de helado que a todo el mundo llama la atención pero que casi nadie prueba. Entre sus clásicos, el helado de paella, tortilla de patatas o lentejas. Y además encuentras mil y un lugares para comer, cenar o simplemente tomar algo, desde restaurantes de alto nivel hasta franquicias como 100 Montaditos o Mc Donald’s. Y otra cosa que nunca falta en la Plaza de la Reina es vida. Aquí hay vida en todos y cada uno de sus rincones, desde turistas, a músicos de la calle o gente que se gana la vida como buenamente puede. Hay tal contraste multicultural, que hay que vivirla y, sobre todo, disfrutarla.

Si hablamos de la Plaza de la Reina, inevitablemente tenemos que hablar de otro de los puntos especiales de nuestra ciudad, y que dentro de muy poquitos días será uno de los centros neurálgicos de la fiesta fallera. Sí, hablamos de la Plaza de la Virgen. Otro de esos lugares bonitos de nuestra ciudad, otro de esos lugares especiales. Y el día 19 será, sin lugar a dudas, el lugar más precioso de Valencia. Porque las flores le sientan tan bien… Esta plaza también rebosa vida por sus cuatro costados, es una extensión de la Plaza de la Reina, y su Fuente del Túria podría contarnos mil y una historias de amor y desamor que seguro ha vivido desde su inauguración en 1976.

REPORTERAS

Y si algo bueno tiene estar en el centro de Valencia en pleno mes de marzo es que tenemos marcha, ¡¡¡porque tenemos mascletà!!! Y no es solo la mascletà en si, sino que es el ambiente, la alegría de la gente, la música, la fiesta. Una mascletà es el broche de oro a una mañana extraordinaria, con una compañía magnífica y en un lugar que nos encanta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Porque la primavera en Valencia es maravillosa, a nosotros nos encanta vivirla y, sobre todo, contárosla.

Recuerda que puedes seguirnos en Twitter: @ValenciaCulture y @Monle85

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

1 comentario en Un paseo por el centro de Valencia

  1. Superb site you have here but I was curious if you knew of any forums that cover the same topics talked about in this article?
    I’d really like to be a part of online community where I can get feedback from other
    experienced individuals that share the same interest.
    If you have any suggestions, please let me know. Appreciate it!