“Un monstruo viene a verme”, una película necesaria para la sociedad actual

Si está en boca de todo el mundo, por algo será. “Un monstruo viene a verme”, la última película de Juan Antonio Bayona, se ha convertido, sin lugar a dudas, en la gran estrella de la fiesta del cine que terminó ayer. Una película emotiva, llena de sentimientos, pero, ante todo, necesaria para la sociedad actual.

“Un monstruo viene a verme” nos presenta a Connor, un niño británico al que no le pueden ir peor las cosas. Con su madre enferma de cáncer y su padre viviendo en Los Ángeles, es el habitual blanco de las iras del matón del colegio. Sí, por si no tenía suficiente, también sufre bullying. Por ello su subconsciente crea un monstruo, que le visita en sus momentos de mayor angustia y sufrimiento, para hacerle ver que siempre existe otra forma de afrontar los problemas. Un monstruo que le educa, un monstruo que le guía.

Más allá de la impresionante campaña de márketing que se ha generado alrededor de esta película, utilizando las emociones de las personas a la salida del cine para llamar la atención de los potenciales espectadores, “Un monstruo viene a verme” se convierte en una película necesaria en la sociedad actual. Es más, me atrevería a decir que es una película de visionado obligatorio, una película que te hace recordar la importancia de la familia, de los valores personales, de la lealtad, del cariño y del apoyo.

“Un monstruo viene a verme” abarca una serie de problemas que sabemos que existen pero a los que quizá no les prestamos toda la atención que precisan. Quizá hemos asumido como normal que las familias se rompan y los niños no reciban la atención y el cariño necesario. Igual pasamos demasiado tiempo pensando en nuestras cosas y no nos damos cuenta de que nuestros pequeños tienen problemas en su día a día. Quién sabe si somos tan egoístas que no caemos en el detalle que las personas a las que tanto queremos algún día no estarán. La sociedad actual necesita más películas como esta. Y los niños deberían verla, aunque posiblemente no sean capaces de valorarla.

A nivel técnico y visual, la película es perfecta. Los efectos especiales son maravillosos y la caracterización del monstruo es increíble. Incluso el tipo de gráfico utilizado en las historias que cuenta el monstruo nos lleva a recordar aquellas películas infantiles de los años 50-60, esas que todos hemos visto.

Sin lugar a dudas, “Un monstruo viene a verme” es una gran película. ¿Demasiado elevada a los altares? Es posible. Pero no te decepcionará. Incluso puede hacerte llorar. Lleva pañuelos, por si acaso.

Síguenos en Twitter (@ValenciaCulture y @Monle85) y en Facebook (Valencia Culture Magazine) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia.

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

Be the first to comment