De comida por Valencia: The Good Burguer – TGB

Hay ocasiones en que, de casualidad, te encuentras un local nuevo, te invitan a probarlo y te acabas enamorando. El último local al que le he jurado lealtad eterna (hasta que se acomode, nuestra relación deje de ser la misma y firmemos el divorcio) es “The Good Burguer” o TGB.

The Good Burguer forma parte del grupo de franquicias de restauración Restalia, más conocida por otros restaurantes como el mediocre “100 Montaditos” y el poco exitoso en Valencia “Cervecería La Sureña”. En esta ocasión, y como el nombre indica, nos encontramos con una hamburguesería ecológica para un cliente de perfil medio-alto, aunque manteniendo unos precios que, aprovechando alguna de las múltiples ofertas de las que disponen entre semana, son bastante competitivos. Si no aprovechas las ofertas, los precios ya resultan algo elevados, aunque la bebida se puede compartir (han sido inteligentes copiando el sistema refill de “Burguer King”) y los complementos también son de un tamaño interesante. Personalmente encuentro un error en no ofrecer menús como otras cadenas de hamburgueserías.

Empezando por la estética del local, nos encontramos ante establecimientos modernos, de look cosmopolita pero despreocupado, llenos de pequeños detalles que llaman la atención, como bicicletas, plantas o incluso una máquina recreativa retro que además es gratuita. La combinación de colores es entre marrón y verde, que personalmente me transmite una cierta sensación de cervecería irlandesa y que concuerda con el mensaje ecológico que intenta transmitir la franquicia en sus hamburguesas. No se encuentra uniformidad en el mobiliario del local, las mesas y las sillas son diferentes entre si, incluso algunas son bastante más cómodas que las otras. Éste es un punto diferencial con otras franquicias de restauración, en la que encontramos locales homogéneos y sin apenas imaginación. Generalmente, los locales de TGB son agradables e invitan a tener una estancia más larga que en otras hamburgueserías. La ausencia de niños (que siguen prefiriendo “Mc Donald’s” o “Burguer King”) ayuda en este aspecto.

Si bien los locales son atractivos, sin una buena oferta de producto serían insuficientes para hacer de este negocio rentable, y en este caso han dado en el clavo. El producto estrella de TGB, como su nombre indica, son las hamburguesas, bastante diferentes a las que nos ofrece la competencia. Si bien es cierto que son más pequeñas que en otras cadenas, la imaginación a la hora de diseñar la carta y la calidad son bastante elevadas. El problema es que, de momento, es poca la variedad que ofrecen, y echo de menos una mayor oferta en hamburguesas de pollo. Pero también es cierto que la variedad sigue siendo adecuada y que incluso nos ofrecen la exquisita “Pull Pork BBQ”, que parece una hamburguesa de carne de cocido. Extraordinaria.

En cuanto a Hot Dogs, encontramos una variedad interesante, aunque no he tenido la ocasión de probarlos. La sensación que me queda tras ver algunas fotos es que los perritos son algo pequeños, y necesitarías de más de uno para saciar el hambre, siempre y cuando seas algo tragón como yo. Interesante es la oferta “Lunes Perros”, en los que tenemos un perrito caliente con bebida y helado por 2€.

La oferta de ensaladas y complementos también es variada. Ojo, si pedís una ración de fingers de pollo “Epic Chicken” podéis prescindir fácilmente de la hamburguesa, ya que la ración es inmensa, además de exquisita. La combinación de pollo rebozado y salsa de mostaza y miel es deliciosa. Las patatas fritas, que como he comentado anteriormente no están incluidas en ningún menú, son aceptables, aunque no llegan a la calidad de las ofrecidas en otras hamburgueserías. Las distintas salsas le dan un plus de calidad, destacando la de alioli con hierbas.

Por último encontramos una escasa variedad de postres que además son de un precio algo elevado.

La atención al cliente es la clásica de las franquicias de Restalia: haces tu pedido en barra, elaboran el producto y te avisan para que lo recojas. Nada nuevo, pero para los que estamos acostumbrados a este estilo no es ningún inconveniente. Es más, nos dejan gratis esta maravilla para hacer más amena la espera:

Os dejo el ticket de la última vez que comí acompañado en TGB, fue jueves, día de 2×1 en hamburguesas:


Como podéis ver, el precio se ha encarecido por mi pequeño capricho del “Epic Chicken”, que no nos pudimos acabar (mi acompañante tiene la costumbre de dejarme tirado con los complementos, aunque le encanta comerse la última patata, como mandan los cánones), pero el precio sería adecuado de no haber pedido este complemento. Además tenemos las ofertas de “Lunes Perros”, 2×1 en hamburguesas los jueves y hamburguesa, patatas y bebida por 5€ los domingos, lo que convierte a TGB en una opción a tener muy en cuenta en estos tres días.

Recomiendo encarecidamente este restaurante. Si bien la calidad no es exquisita, personalmente la encuentro superior al resto de franquicias de hamburgueserías (algún día haremos un “Mc Donald’s vs Burguer King”) e infinitamente superior a otras franquicias de Restalia, especialmente de “100 montaditos” de quien soy hater incondicional. Aunque he conocido gente a la que no le ha gustado TGB, no dudo a la hora de aconsejar a la gente que le dé una oportunidad, la sorpresa es agradable y encontramos algo distinto dentro de lo mismo de siempre.

Personalmente intentaría ofrecer una mayor variedad en hamburguesas. Como he dicho anteriormente, echo de menos una mayor oferta en burguers de pollo. Ah, y recordar a las personas que diseñan las hamburguesas que hay gente a la que no nos gusta el queso. No es un elemento imprescindible a la hora de ofrecer un buen producto. En cambio ese “Pull Pork BBQ” me lleva loco, un auténtico puntazo. También introduciría mayor variedad en postres y ofrecería una ración más pequeña de nachos o “Epic Chicken”. Es una pena que siempre acabe sobrando comida y se tenga que tirar a la basura.

A nivel inversión de negocio recomiendo su estudio. En este momento solo hay tres de estos restaurantes en Valencia (Heron City, MN4 y Ciudad de las Ciencias), están empezando a coger una fama interesante, el público objetivo es gente joven que busca calidad a buen precio y según he leído, el precio de la franquicia no es caro. Estamos ante una buena oportunidad de negocio para quien esté interesado en adquirir una franquicia. Quizá más adelante sea tarde.

Nota: 8,5/10 – calidad, cantidad, precio aceptable y local agradable. Una de las mejores sorpresas de 2014.

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

Be the first to comment