¡Ya es temporada de clóchina!

entradas-Cirque-Soleil-ticketea

Valencianos, valencianas, la temporada de clóchina queda inaugurada. Así “se ha decidido” hoy en Casa Montaña, restaurante ubicado en El Cañamelar.

El Director General de Comercio de la Generalitat, Natxo Costa, y el presidente de la Agrupación de Clochineros de los puertos de Valencia y Sagunto, Juan Aurelio Aragonés, han dado por iniciada la temporada de clóchina de Valencia. Esta temporada durará hasta la finalización del verano. O lo que es lo mismo, podemos ponernos las botas con las clóchinas hasta después del verano.

Quizá no lo sabías, pero la clóchina se considera un cultivo. Es un producto que debemos “sembrar”, cuidar su crecimiento y proceder a recolectarlo durante los últimos días de abril. Según los expertos, debemos estar atentos al calendario lunar para su recolección: debe realizarse entre la luna llena de este mes y la menguante de agosto.

Una actividad con origen en el siglo XIX

Aunque podamos pensar que esta actividad se realice mediante un procedimiento “habitual”, su origen data del siglo XIX. Por aquel entonces se instalaron las baetas clochineras, auténticos barcos amarrados al fondo y con una cubierta modificada para las labores de la clóchina.

Únicamente puede haber 22 embarcaciones en el puerto, al contrario que en Galicia, donde el cultivo es distinto, consiguiendo un producto de menor calidad al paladar (el gallego, por supuesto). A diferencia del cultivo en tierras gallegas, que se produce en rías y ríos, la clóchina valenciana se cultiva en aguas saladas, siendo ahora el tiempo de su sazón.

Limpieza de la clóchina valenciana – Foto: gastronosfera.com

A nivel físico, la diferencia entre la clóchina de Valencia y el mejillón gallego reside en un menor tamaño, una tonalidad más suave y un sabor más intenso. Mientras que nuestro producto autóctono se reproduce sólo una vez al año, la reproducción del mejillón gallego tiene lugar a lo largo de todo el año, por eso su gran presencia en el mercado.

Según un estudio realizado por el Departamento de Tecnología de los Alimentos de la Universidad Politécnica de Valencia, el molusco valenciano se sitúa por encima del mejillón del Delta del Ebro y de Galicia en aroma, sabor y jugosidad. Con respecto a las propiedades nutricionales de la clóchina de Valencia, cabe decir que es rica en vitaminas, calcio, hierro, potasio, fósforo, magnesio y Omega 3.

Síguenos en Twitter (@ValenciaCulture y @Monle85) y dale al “me gusta” en Facebook (Valencia Culture Magazine) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia.

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

Be the first to comment