Retro-Valencia: Sega Park

Hubo una época en la que los recreativos eran el centro neurálgico de todos los barrios. Los chicos y las chicas se reunían en aquellas instalaciones de dudosa reputación y pasaban tardes enteras jugando “a las maquinitas” por un precio que hoy consideraríamos ridículo. Si hubo una sala recreativa que supuso un antes y un después en el sector, sin duda fue Sega Park.

Correría el año 1994 o 1995 cuando llegó a mis oídos un nombre: Sega Park. En aquella época, muy alejada de la actual de “niños rata”, “sonyers” y “xboxers”, el mundo estaba compuesto por dos tipos de personas: los que eran de Nintendo y los que eran de Sega. O eras de Mario o eras de Sonic, no había más opción. Y uno, persona de criterio, lo tenía claro: era de los del erizo azul. Aquel nombre, Sega Park, llamó tanto la atención que debía saber qué era aquello.

Elotrolado.net

Aquello era lo que todo amante de Sega soñaba: una sala recreativa exclusivamente compuesta por máquinas de videojuegos de Sega. No había que esperar más, tocaba ir, sí o sí. Aquel debía convertirse en un nuevo centro de peregrinación. ¿Qué más podía pedir un amante de la marca de Sonic? Solo faltaba lo más difícil: convencer a alguien a que me llevase, por aquel entonces tendría yo 9 o 10 años. ¿Y quién iba a hacerlo si no era el yayo? ¿Qué no hace un abuelo por sus nietos?

Siendo incapaz de poner fecha a aquella visita, sí que puedo recordar la sensación que produjo en mi persona. Aquello era una auténtica pasada. Máquinas recreativas por todas. Pero no máquinas de las que podías encontrar en cualquier bar, no. Aquellas máquinas eran la bomba, las mejores de su generación. Y no solo eso, sino que además había simuladores. Todo un paraíso para un chavalín amante de los videojuegos.

Pixfans.com

Ubicado en la Calle Joaquín Costa de Valencia, en el espacio que hoy ocupa un supermercado según se puede leer en foros de internet, Sega Park fue un auténtico fracaso. Posiblemente, aquel negocio nació antes de tiempo, y si bien hoy encontramos instalaciones por el estilo en casi cada centro comercial de nuestra ciudad, aquello estaba totalmente fuera de época. No por las instalaciones, que invitaban a los padres a llevar a sus pequeños en sus ratos libres, sino por el precio. Mientras en cualquier bar o cualquier recreativo de barrio jugabas cada partida a 25 pesetas, allí el importe mínimo que tocaba pagar era de 100 pesetas. Incluso había máquinas que llegaban hasta las 500 pesetas de la época (que venía a ser media paga semanal). Extrapolando a los precios actuales, donde una partida de cualquier máquina cuesta mínimo 1 euro, aquello era barato, pero era una “animalada” para la época, y era un gasto que no compensaba.

Sega Park de Southampton, Reino Unido – wikipedia.org

Al final, Sega Park pasaría por Valencia sin pena ni gloria. Su recuerdo es tan lejano que es imposible encontrar imágenes por internet (las que ilustran este artículo corresponden a otros Sega Park), y apenas se encuentra referencias. Pero la sensación de un niño que va a su “paraíso” con su abuelo, no se olvida jamás.

Puedes seguirnos en Twitter: @ValenciaCulture y @Monle85

Síguenos en Facebook: Valencia Culture Magazine y Top Valencia

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

3 comentarios en Retro-Valencia: Sega Park

  1. I’m amazed, I must say. Rarely should i encounter a blog that’s equally educative
    and entertaining, and certainly, you’ve hit the nail
    on the head. The problem is something which too few men and
    women are speaking intelligently about. I’m delighted I stumbled on this during my look for something
    concerning this.

  2. Thank you for the auspicious writeup. It if truth be told was a leisure account it.
    Look complicated to far added agreeable from you! By the
    way, how could we communicate?

Deja un comentario