Pon un Javi Fuego en tu vida

Corren nuevos tiempos para el Valencia CF. Desde la entrada de Amadeo Salvo a la presidencia del club se ha producido una modernización de sus estructuras para convertirse en aquello que muchos anhelábamos desde hace muchos años, convertirse en el un club del siglo XXI y dejar de ser el cortijo de amigos y de la burguesía valenciana, que mucho hablaba, pero poco aportaba. La irrupción de Meriton Holdings como nuevo máximo accionista de la entidad contribuye en esta evolución y va a suponer el impulso definitivo para que el murciélago eche a volar y el Valencia vuelva a la posición de la que nunca debió salir.

Pero ya sabemos que el fútbol es un deporte caprichoso, que es de todo menos una ciencia exacta, donde no siempre gana el dinero, y que, por muy desarrollado que puedas estar a nivel de marketing, por muchas camisetas que vendas, y por mucho dinero que generes gracias a derechos televisivos, si el balón no entra, todo ese trabajo no sirve de nada. Y quizá ese sea uno de los aspectos más apasionantes que se avecinan en el futuro de este Valencia del siglo XXI. Después de verte obligado a desprenderte de tus jugadores más importantes porque la deuda te ponía contra la espada y la pared, y con ello ver como la masa social del club empezaba a dejar de lado al equipo, que no eras capaz de generar nuevos aficionados y que cada día que pasaba eras un poco más insignificante en el panorama futbolístico nacional e internacional, hoy el aficionado ve como el club ha podido invertir un dinero impensable hasta hace pocos meses en jugadores de renombre y, poco a poco, va recuperando la ilusión, las ganas de ver a su equipo y ese gusanillo que se pone en el estómago en las horas previas a los grandes partidos.

Y para esa evolución deportiva, hombres como nuestro protagonista de hoy son fundamentales. Javi Fuego nunca protagonizará un anuncio, nunca saldrá en calzoncillos en una revista, ni será portada de la próxima edición del Fifa de turno. Pero Javi Fuego es un hombre necesario en cualquier vestuario. Javi es el tipo de jugador que sabe de qué va esto, porque nunca fue el niño mimado de ninguna cantera, el chico que destacaba sobre el resto, ni salía en los resúmenes de futuras promesas que tan habituales son a día de hoy. Javi es de los que ayudan al jugador joven, al que empieza en este deporte que es más cruel que agradecido, de los que te miran a los ojos y no hace falta que te diga más, porque te lo está diciendo todo.

Además, su historia es muy peculiar. Incluso llegó a salir en una edición de “Salvados”. En el mismo día que hemos conocido que el Real Madrid ha pagado 31 millones de euros por un futbolista que no ha hecho nada en esto del fútbol, viene bien recordar que hay muchos futbolistas que hace meses que no cobran, que tienen que seguir trabajando y entrenando para poder llevar un plato de comida a su mesa, y que están fuera de todos los focos. Porque, al fin y al cabo, no les importan a nadie. Son de esos que tampoco protagonizarán portadas del Fifa. Y Javi Fuego es de esos. Javi ha tenido el don de estar en cuatro equipos que, vistiendo él su camiseta, han entrado en concurso de acreedores y ha estado varios meses sin cobrar, además de tener que perdonar dinero, su dinero, por el bien del futuro del club de turno. Ojo, ni uno ni dos, cuatro. Aquí os dejamos el vídeo:

El Valencia CF anunció ayer su renovación hasta junio de 2017, y es una de las mejores noticias que podrían ofrecer al aficionado. Porque Javi Fuego llegó por la puerta de atrás. De hecho, de no ser por la delicada situación económica que atravesaba la entidad, seguramente nunca hubiese sido futbolista del Valencia. Y llegó tarde, cuando ya contaba con una edad en la que entraba en la fase final de su carrera deportiva. Además contaba con la dificultad de hacer olvidar a un mito del valencianismo como David Albelda, que finalizaba contrato. Y en una ciudad como Valencia, en la que siempre se valora más al que ya no está que al que viste nuestra camiseta, esa es una misión complicada. Y él la ha cumplido con creces, superando cualquier expectativa puesta sobre su persona. De hecho es uno de esos jugadores básicos. No será capaz de dar pases de 50 metros y ponerla en el pie de su compañero, no marcará 7 u 8 goles por temporada. No hará jugadas espectaculares. Pero siempre está ahí. Y además lo sabes, sabes que siempre vas a poder contar con él.

Entramos en una época en la que vendrán jugadores reconocidos a nivel internacional, futbolistas de los que fichas en el Fifa, hombres que venderán camisetas, pero no hay que olvidar que para poder llegar al éxito, los hombres de club son fundamentales. Y Javi es uno de esos.

Puedes seguirnos en Twitter: @ValenciaCulture y @Monle85

Síguenos en Facebook: Valencia Culture Magazine

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

5 comentarios en Pon un Javi Fuego en tu vida