Nuno ya se va

Al fin se confirmó la noticia adelantada en la noche de ayer por el diario Marca y que Nuno Espírito Santo, ya ex entrenador del valencia, se encargó de ampliar en la rueda de prensa post partido en el Sánchez Pizjuan. El Valencia CF, mediante un comunicado oficial, ha confirmado que el portugúes deja de ser entrenador del Valencia.

La noticia saltó como una bomba minutos antes de finalizar el partido del conjunto ché en Sevilla . Nuno iba a dejar de ser entrenador valencianista en las próximas horas. De hecho, con el paso de los minutos, se fue ampliando la información en un nuevo ejercicio de desinformación llevado a cabo por la prensa deportiva valenciana. Mientras unos decían que el portugués dimitía, otros afirmaban que había sido despedido por Peter Lim, de quien también se dijo que había llamado por la mañana a Nuno para pedirle que se quedara, aunque a la vez se hablaba de los informes negativos elaborados por Layhoon exigiendo su cese. Como siempre, soltarla y si acertamos nos ponemos la medalla; si no acertamos, nadie se acordará. Profesionalidad 100%.

De hecho, la situación fue tan surrealista que Nuno, en función de entrenador visitante, salió fuera de turno a la sala de prensa del estadio del Sevilla FC y anunció que se iba sin anunciarlo del todo, y no contestando a la pregunta de si se trataba de una dimisión o de un despido. Andaba yo pensando esta tarde que igual al final no había acuerdo y aún se volvía a sentar en el banquillo de Mestalla en el próximo partido de Liga BBVA ante el FC Barcelona .

Finalmente, ha sido esta tarde cuando se ha confirmado la noticia mediante un comunicado oficial en la página web del club. Ahora sí, Nuno ya es pasado del Valencia. Y es momento de hacer un análisis de sus 18 meses al frente del conjunto valencianista, divididos en dos etapas tan diferentes entre sí, que cuesta creer que analizamos el trabajo de la misma persona.

Y es que Nuno llegó a Valencia envuelto en la polémica. En un club presidido por Amadeo Salvo y un equipo dirigido por Juan Antonio Pizzi, el proceso de venta (que el tiempo pondrá en su lugar) tuvo en la figura del argentino al primer damnificado. Meriton iba en serio y prueba de ello iba a ser las cesiones de Rodrigo Moreno y André Gómes. Pero aquello no quedaría ahí, ya que si iban a invertir en jugadores sin ser aún propietarios, iban a querer tener también el control del primer equipo, motivo por el cual el preparador argentino fue cesado solo 6 meses después de ser contratado y de haber dejado al equipo a escasos segundos de alcanzar una final europea, aunque también fuera de posiciones europeas para la siguiente temporada.

elconfidencial.com

Así fue como llegó Nuno, un entrenador totalmente desconocido para el gran público y al que avalaban las dos finales consecutivas de Copa de Portugal con el modesto Río Ave. Y con su llegada, la primera polémica y división entre los aficionados, que ante el desconocimiento sobre los métodos y sistemas del nuevo entrenador, se posicionaron mayoritariamente en contra de esta decisión tomada por la directiva. Decisión que, por supuesto “fue tomada” por Amadeo Salvo como presidente, sin influencia de Meriton Holdings.

Sorprendentemente, la primera temporada de Nuno como entrenador del Valencia fue un éxito, algo empañado por la eliminación en Copa del Rey, pero un éxito al fin y al cabo. De hecho, en el último partido disputado por el equipo valencianista en el Estadio de los Juegos del Mediterráneo de Almería, los aficionados valencianistas cantaron “Nuno, Nuno”. Eran épocas en las que todo iba viento en popa y grada y equipo eran uno.

Porque aquel equipo, aún con sus lógicas carencias al reunir a 20 nuevos futbolistas y siendo la plantilla más joven de Primera División, consiguió el récord histórico de puntos del Valencia en Liga, y dejó para la historia grandes partidos, entre los que destacan las victorias ante el Real Madrid y el Atlético de Madrid, o los dos grandes encuentros ante el FC Barcelona, que se decantaron del lado azulgrana por tres jugadas puntuales, a pesar de que el fútbol (¡y qué fútbol!) lo puso el conjunto ché. Fue en Copa del Rey donde la extraña eliminatoria ante el Rayo Vallecano y la eliminación ante el Espanyol de Barcelona encendieron las iras de la afición.

Pero al final, objetivo cumplido y de vuelta a la Champions varias temporadas después.

cope.es

Y llegó el verano. Y llegó Rodrigo Cayo. Pero no. Llegar llegó, pero su polémico fichaje no se llevó a cabo al no superar ninguno de los tres reconocimientos médicos a los que se sometió. Y aquel fue el principio del fin de Nuno como entrenador del Valencia.

Porque ese no fichaje, supuestamente llevado a cabo en las sombras mientras de cara a la galería y a Amadeo Salvo y Rufete el elegido era Imbula, sirvió de excusa para la dimisión de los dos directivos valencianos. Dimisión para algunos y despido según otros. Aquel fue el momento en que Valencia volvió a dividirse y la maquinaria mediática se puso absolutamente en contra del entrenador portugués. Algunos prefirieron dejar de lado el bien del club y posicionarse en su punto de vista personalista. El primero fue Nuno, que desde ese momento se convertiría en mandamás de la parcela deportiva del equipo, siendo encargado de todo lo que tuviese que ver con la parcela deportiva del club.

El amor se convirtió en odio. Los esperados fichajes, en inesperados. Las operaciones extrañas no paraban de sucederse, el patrón de contrataciones era siempre el mismo: jugadores muy jóvenes por los que se pagaba un precio desorbitado, y todos representados por el íntimo amigo de Nuno, Jorge Mendes. Santi Mina llegó por el importe de su cláusula de rescisión, Danilo Barbosa por 15 millones de euros, se completó el fichaje de Joao Cancelo por otros 15 cuando apenas había disputado cinco partidos completos en la temporada anterior, Aderlan Santos llegó por 10 millones… ¿Cuál iba a ser el objetivo deportivo del Valencia? ¿Luchar por títulos? ¿Ser un criadero de futbolistas de Mendes?

superdeporte.es

Además, la maquinaria mediática no cesaba en su intento de desprestigiar el trabajo del portugués ensalzando el de Salvo y Rufete en base a supuestos indemostrables como nombres de fichajes que seguro hubiesen venido de la mano de los valencianos, unos supuestos que nunca se demostraron y nunca se demostrarán.

Todo ello llevó a una presentación del equipo en la que el gran protagonista fue el entrenador portugués, y no precisamente por una buena causa, ya que se llevó una atronadora pitada, además de una dura derrota ante la Roma . Y todo ello continuó durante todos y cada uno de los partidos que disputó el Valencia en Mestalla. Ya en la primera jornada liguera en casa y tras un lamentable partido, la afición despidió al equipo con una silbada de las que taponan los oídos. En el segundo, ante el Betis, llegó el primer “Nuno vete ya”, que no dejaría de escucharse en ninguno de los siguientes encuentros.

Cierto es que el equipo era un desastre, no se veía nada de lo demostrado en la temporada anterior. El equipo había involucionado, cada partido era un auténtico suplicio: el juego era ramplón, sin ideas, no llegaban balones a los delanteros y apenas se generaban situaciones de gol. En cambio se generaba crispación, mucha crispación.

Incluso la mala gestión de la plantilla consiguió convertir a Negredo, un jugador criticado por una parte importante de la afición que exigía mayor presencia de Paco Alcácer en el equipo titular, en el nuevo héroe salvador del valencianismo, al ser descartado por Nuno durante los últimos partidos en los que estuvo disponible, situación que se incrementó al “rajar” el entrenador portugués sobre el delantero vallecano. Un héroe que no ha marcado ni diez goles con el Valencia en cerca de 50 partidos.

marca.com

Al final se ha impuesto la coherencia y Nuno ha dejado de ser entrenador del primer equipo de forma más que merecida. El mismo que fue capaz de ganarse (y de unir) a una afición exigente como la de Mestalla ha sido capaz de llevarla al límite de sus nervios. ¿Es Nuno buen entrenador? Por lo demostrado el año pasado, sí. ¿Es Nuno mal entrenador? Por lo visto en estos tres meses de competición, con el equipo fuera de puestos europeos y al borde de la eliminación en Champions League, sí. El tiempo pondrá a Nuno en su lugar, pero ya no será en Valencia.

Ahora a esperar al sustituto. Miedo. Aunque aquí será donde se vea las intenciones de Meriton con el Valencia, si quiere ser un club grande que vaya a por todas, o si quiere seguir siendo un criadero de jugadores de Jorge Mendes.

Puedes seguirnos en Twitter: @ValenciaCulture y @Monle85

Síguenos en Facebook: Valencia Culture Magazine y Top Valencia

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

3 comentarios en Nuno ya se va

  1. Hey There. I came across your blog using msn. That is
    an extremely neatly written article. I’ll make sure
    to bookmark it and revisit to learn extra of your respective helpful information. Thank you for your post.
    I’ll definitely comeback.