La Marina de Valencia exporta su modelo de frente marítimo a otras ciudades

Nuevos aparcabicis, apertura de la mayor parte del circuito peatonal y la reordenación de 10.000 metros cuadrados junto al tinglado 2, son algunas de las actuaciones que se ejecutan en la actualidad. La entidad ultima la programación cultural para 2018.

La Marina de València se ha convertido en referencia, en case study, en los principales foros europeos sobre urbanismo y espacios públicos marítimos que se celebran en la actualidad y que comparten una mirada común: vincular la franja litoral a la ciudadanía a través de intervenciones de calidad. Tanto en el Placemaking Week de Amsterdam, el principal foro de debate sobre planificación y gestión de espacios públicos, como en la jornada Usos temporales de espacios vacíos: la activación como estrategia municipal, organizada por la Diputación de Barcelona , la entidad ha trasladado su hoja de ruta, centrada en reflotar el enclave y darle un fuerte dinamismo para que Valencia gane zonas de calidad.

Conceptos como puerto urbano, apropiación ciudadana del espacio público o reconversión del frente de agua dibujan las principales líneas de actuación en las urbes portuarias en la actualidad. Consolidar el recinto valenciano como distrito de innovación de nueva generación, a la vez que lograr nuevos espacios familiares y de ocio abiertos a todos los colectivos, es el principal reto y, en ese sentido, La Marina de València se ha situado como ejemplo para otros enclaves similares.

“Trabajamos en la reordenación del recinto y en la implementación de nuevos usos para ofrecer propuestas a la ciudad, tanto sociales como económicas”, señala Ramon Marrades, director estratégico de Consorci València 2007. “Entendemos que somos el instrumento clave para la transformación definitiva de la dársena histórica de la ciudad”. En su opinión, las intervenciones en el frente de agua “representan una oportunidad para rediseñar la imagen de la ciudad que queremos. Tenemos que aprovechar la versatilidad de los distritos marítimos porque se han configurado como ventanas al mundo global, ya que en ellos se ubican desde empresas de innovación a sectores como el turismo, la náutica o la formación”.

Marrades subraya las actuaciones que se llevan a cabo para lograr la cercanía e implicación de la ciudad. Entre ellas, la reciente habilitación de 115 nuevas horquillas aparcabicis, la futura apertura de la mayor parte del circuito peatonal por el cantil, -eliminando vallas de anteriores eventos automovilísticos- y la mejora de los primeros 10.000 metros cuadrados de espacio público junto al tinglado 2.

La próxima llegada como destino definitivo de la escultura de Manolo Valdés, La Pamela, al recinto valenciano, y el calendario de actividades que ultima La Marina de València para 2018, sitúan al recinto como nuevo escenario cultural de la ciudad. “Queremos invitar a la población de Valencia, especialmente a la que no posee una vinculación directa con el mar porque con los poblados marítimos desarrollamos actuaciones puntuales, a que vengan y disfruten de la dársena. De ahí la convicción de impulsar una agenda atractiva, abierta y gratuita para todos los públicos”.

Junto a ello, Consorci València 2007 va a terminar en los próximos días la redacción del pliego de condiciones de Marina y Varadero que va a dotar al recinto de mejores servicios y prestaciones, a la vez que reforzará los tamaños de amarre de 8 y 15 metros, además de una marina seca.

Síguenos en Twitter (@ValenciaCulture y @Monle85) y en Facebook (Valencia Culture Magazine) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia.

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

Be the first to comment