Parece que Lim empieza a tomarse en serio el Valencia CF

entradas-Cirque-Soleil-ticketea

La contratación de Marcelino García Toral como nuevo entrenador valencianista parece indicar un nuevo cambio de rumbo en la gestión del club.

¡Milagro! ¡El Valencia CF comienza a hacer bien las cosas! Si el año pasado se anunció el nuevo “entrenador” valencianista a las dos semanas de finalizar la temporada, este año se ha anunciado dos semanas antes de terminar la liga.

Aunque era un secreto a voces, la contratación de Marcelino para ocupar el banquillo valencianista cogió de sorpresa a media ciudad. Después de la estupidez cometida con Pako Ayestarán el verano pasado (tanto por la continuidad de un entrenador que no lo era, como por los tiempos en los que se tomó la decisión), el fichaje del entrenador asturiano puede considerarse la mejor decisión que ha tomado Peter Lim en su etapa como máximo accionista del Valencia CF.

Pako Ayestarán, otro de los ridículos de la era Lim

Hace algo más de un mes, cuando fue anunciado en su cargo, muchos nos preguntábamos a qué había venido Mateu Alemany al Valencia. Tras dos años de decisiones absurdas basadas en poco más que ser amigo del dueño o primo del amigo del frutero de la esposa del jardinero del dueño, que entrase una persona de fútbol a dirigir el día a día del club era, cuanto menos, sorprendente. De hecho, era tan sorprendente que muchos desconfiábamos del verdadero papel del balear, incluso se comentaba cuánto tiempo estaría en el Valencia sin dimitir.

Pero la llegada de Marcelino indica que parece que Lim empieza a tomarse en serio el Valencia CF. Ya iba siendo hora.

Más que el estilo o la calidad de Marcelino como entrenador, lo que queda claro es que ya se ha terminado la etapa de amiguismos (al menos a nivel deportivo) y que Alemany ha venido a pintar y no a llevárselos (sospecha habitual de parte de la afición de Mestalla cuando viene alguien de fuera). Y esa es una noticia esperanzadora, tanto por su perfil como por su currículum.

Cuentan que el fichaje de Marcelino es cosa de Alemany, que el preferido de Alesanko era Quique Setién. Quizá todo haya sido una maniobra de la nueva dirección del club a lo largo de la negociación, o quizá sea cierto. Esto no hablaría bien de Alesanko, el nuevo muñeco receptor de palos por parte de algunos medios de comunicación, porque sería insistir en un error que ha llevado al Valencia a un fracaso continuo. El caso es que la decisión es correcta, porque el asturiano es, posiblemente, el entrenador con mayor perfil del Valencia histórico que todos conocemos. Luego saldrá como salga.

¿Era Lim el culpable de todos los males?

Todos hemos atacado a Lim. Todos. El hombre se lo ha merecido, desde luego. Sus decisiones han sido absurdas en la mayor parte de las ocasiones y han llevado al club a un limbo deportivo. Pero no se puede negar que “los ha puesto” y que generalmente ha cumplido con todo lo que se ha solicitado desde Valencia.

Nos indignamos porque Layhoon dice en rueda de prensa que el Valencia sólo es una empresa más para Lim. ¿En serio alguien esperaba que algo distinto? De un modo u otro, Lim ha venido a Valencia a ganar dinero. Lim no ha ido a la Grada de la Mar o ha saltado en la General de pie. Lim no ha cantado nunca eso de que esta es la afición de un Valencia campeón. Ni lo hará. Porque no ha venido a eso. O nos engañaron durante el proceso de venta o no lo quisimos entender.

Layhoon Chan y Amadeo Salvo

Tras el desplante de Prandelli, cuyo fichaje ya era indicativo de que querían tomarse el club más en serio, las decisiones que se han ido tomando han sido las que se exigían. Se pedía una dirección deportiva al estilo Sevilla y se ha contratado un equipo de ocho ojeadores. Se pedía una persona de fútbol para dirigir el club y ha venido Mateu Alemany. Se pedía un entrenador de verdad y ha venido Marcelino.

Iniciativa por hacer las cosas bien, se ve. Lo que no sabremos nunca es si la campaña de limpieza de imagen que se hizo Amadeo Salvo a sí mismo hace unos meses ha tenido cierta influencia. Pero sí que está claro que las personas enviadas por Lim en su primera etapa no deben estar un sólo minuto más en Valencia. No por falta de voluntad, sino por falta de conocimientos.

Marcelino, el entrenador más Benítez desde Benítez

Me ilusiona Marcelino, para qué nos vamos a engañar. Ya nos hemos dado cuenta de que intentar implantar eso de “jugar bonito” no ha funcionado, y quizá sea el momento de traer un entrenador serio de verdad. Los experimentos de Unai, Djukic o Ayestarán son historia. Este club ha sido grande con un estilo y es hora de volver a los orígenes.

Llega un punto en el que recordar el doblete se vuelve amargo. No tanto por lo logrado, que fue histórico e irrepetible, sino por lo que se ha querido conseguir después. Baraja, Albelda o Benítez sólo hay uno, y no podemos vivir buscando constantemente a alguien que haga lo mismo que ellos. El fútbol, como la vida, evoluciona. No debemos perder más tiempo buscando algo que no va a llegar.

Aunque esto nos lleve a que Marcelino sea lo más parecido a Benítez desde Benítez, con sus cosas buenas y malas. Dicen que es serio, de trato complicado y que exprime al futbolista al máximo. Entre nosotros, yo prefiero un tipo amargado que no va a dudar en apretar a toda la estructura del club, que un entrenador que se vaya a beber gin tonics con los futbolistas. Porque no es Koeman el único que ha bebido gin tonics en Valencia.

Síguenos en Twitter (@ValenciaCulture y @Monle85) y dale al “me gusta” en Facebook (Valencia Culture Magazine) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia.

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

Be the first to comment