Leyendas del deporte valenciano: Andrés Palop

Retomamos nuestra sección “Leyendas del deporte valenciano” hablando de uno de los más grandes guardametas que ha dado el fútbol español en los últimos años y, sin duda, uno de los mejores (posiblemente el mejor) portero de la historia del fútbol valenciano. Su nombre es Andrés Palop y nació en L´Alcudia.

Hablar de Andrés Palop es hablar de garra, carácter, competitividad y recuerdos. A pesar de que sus primeras andaduras en el fútbol de élite fueron en el Valencia CF, se dio a conocer a nivel nacional en el Villarreal CF y alcanzó el estrellato en el Sevilla FC. De hecho, algunas de sus actuaciones en el club sevillano le costaron la antipatía de un sector de Mestalla, que le había idolatrado años atrás.

Cedido por el Valencia CF, fue pieza clave en el primer ascenso a Primera División en la historia del Villarreal CF, logrado en aquella histórica noche en el Multiusos de San Lázaro ante la SD Compostela, tras empatar a uno. La cesión se alargó durante la siguiente temporada, ya que el Valencia tenía la portería bien cubierta gracias a Santiago Cañizares, que frenaría la progresión del portero valenciano.

submarinoamarillo.net

Aquella primera temporada en Primera División acabó con el Villarreal de nuevo en la categoría de plata del fútbol español, aunque Palop fue uno de los futbolistas más destacados del conjunto amarillo. Para el recuerdo quedará aquella mítica victoria en el Camp Nou por un contundente 1-3, en la que Andrés Palop ofreció un auténtico recital, convirtiéndose en un muro casi infranqueable para los delanteros del FC Barcelona.

En la siguiente temporada volvió a vestir la camiseta del Valencia CF. Aquella era una empresa complicada, ya que el conjunto ché contaba con uno de los guardametas más en forma del fútbol mundial, Santiago Cañizares. Tras un inicio de Liga desastroso, en el que el conjunto dirigido por Héctor Cúper cosechó cuatro derrotas consecutivas, la Champions League era la única ilusión para los aficionados valencianistas.

Y fue precisamente en la Champions League donde llegaría la primera oportunidad para nuestro protagonista, ya que Cañizares cayó lesionado en el encuentro en el estadio del PSV Eindhoven y Palop tuvo que ponerse los guantes por primera vez en el club de sus amores. Aquel encuentro finalizó 1-1, con goles de Claudio López (aquel gol sería nombrado mejor gol de la competición en aquella temporada) y Ruud Van Nistelrooy.

A partir de entonces, el Valencia consiguió remontar el vuelo, gracias, en parte, a la inesperada victoria en el Santiago Bernabeu por 2 goles a 3, y en el que Palop cuajó una extraordinaria actuación. Las victorias comenzaron a llegar, y nuestro protagonista se fue ganando un hueco en el corazón de los aficionados valencianistas. Para el recuerdo quedará una espectacular despeje a chilena del barcelonista Ronald de Boer en Mestalla, aunque la jugada había sido anulada por el árbitro.

deportevalenciano.com

Disfrutando de un estado de forma extraordinario, Palop se vio relegado a la suplencia cuando Cañizares se recuperó de su lesión. El debate llegó a la grada de Mestalla, ya que “el dragón” volvió en mala forma y una mediocre actuación suya en Pamplona costó media eliminatoria copera ante el Osasuna, tras perder por 3 goles a 0 en El Sadar.

Aquella temporada acabó con sabor agridulce, consiguiendo el Valencia la clasificación para la Champions League del año siguiente tras ganar en la última jornada al Real Zaragoza (que se jugaba ser campeón de Liga y acabó fuera de la Champions), aunque perdiendo la final de París ante el Real Madrid.

El debate volvió al año siguiente. ¿Palop o Cañizares? Aquella temporada fue distinta, ya que Cañizares se hizo con la titularidad indiscutible en un equipo que llegaría (y perdería) a su segunda final consecutiva de la Champions League. Además, una de las pocas actuaciones de nuestro protagonista se produjo en el fatídico encuentro ante el Guadix en Copa del Rey, que finalizó con el marcador de 4-4 y la eliminación del Valencia en la tanda de penalties.

La carrera del guardameta de L´Alcudia en el Valencia fue sobresaliente, siendo, posiblemente, el mejor portero suplente de la historia del club de Mestalla. Y así lo certifica no solo su palmarés, en el que cuenta con dos Ligas Españolas, una Copa de la UEFA, una Supercopa de Europa, una Supercopa de España y dos subcampeonatos de la Champions League; también lo certifica el eterno debate entre la afición valencianista, que se dividía entre seguidores de Palop y de Cañizares.

Además de los títulos logrados, para el recuerdo quedarán grandes actuaciones de Palop. Además de la ya mencionada en el Santiago Bernabeu, su actuación de 10 en el ya extinto Highbury ante el Arsenal en la temporada 2002-03, fue aplaudida y reconocida en toda Europa, ayudando al Valencia CF a superar una dura eliminatoria de Champions League en un grupo completado por Ajax y Roma.

deportevalenciano.com

Fruto de la eterna suplencia en favor de Cañizares (para muchos, el mejor portero de la historia del Valencia), Andrés Palop tuvo que hacer las maletas y buscar un nuevo destino. Su nueva camiseta sería también blanca, aunque los matices pasarían del negro al rojo. Fue en el Ramón Sánchez Pizjuan, vistiendo la camiseta del Sevilla FC. Allí no solo se convertiría en ídolo de la afición sevillista, sino que también se convirtió en pieza clave en el gran Sevilla de mitad de la primera década del siglo XXI.

Su palmarés con el conjunto sevillista es casi inmejorable, consiguiendo dos Copas del Rey, dos Copas dela UEFA, una Supercopa de Europa y una Supercopa de España. Además, fue nombrado MVP de la final de la Copa de la UEFA de 2007 en la final disputada en Glasgow ante el Espanyol de Barcelona, en torneo que acabaría ganando en los penalties el Sevilla FC. Aquella Copa de la UEFA de 2007 será siempre recordada por nuestro protagonista, no sólo por la victoria final, sino por dos hechos simbólicos.

El 15 de marzo de 2007, Andrés Palop se convirtió en el héroe de la jornada para su equipo, ya que éste perdía 2-1 con el Shakhtar Donetsk ucraniano en los octavos de final de la Copa UEFA 2006/07 y en el tiempo de descuento hizo el gol del empate rematando de cabeza un saque de esquina. En la final, jugada el 16 de mayo de 2007 contra el RCD Espanyol, Palop se convirtió una vez más en el héroe de su equipo al parar tres lanzamientos durante la tanda de penaltis.

velencianews.es

En cuanto a distinciones individuales, también hay que recordar el Trofeo Arconada de 2009, concedido por la revista “Jugón”.

Evidentemente, un portero de tal calidad tenía que acabar siendo internacional absoluto con la Selección Española. De hecho, fue uno de los 25 jugadores seleccionados por Luis Aragonés para acudir a la histórica Eurocopa 2008 disputada en Austria y Hungría, y en la que el combinado nacional, además de ofrecer un auténtico ritual de juego durante toda la competición, conseguiría el segundo título europeo de su historia, tras derrotar en la final a Alemania por 1-0. A pesar de no disputar un solo minuto en toda la competición, Andrés Palop se convirtió en uno de los héroes de toda una generación.

Siempre acompañado por la senyera en todas las celebraciones de títulos, Andrés Palop finalizó su carrera como futbolista al final de la temporada 2013-14, vistiendo la camiseta del Bayer Leverkusen, a pesar de no disputar ningún partido oficial con el conjunto alemán.

t-online.de

En la actualidad ejerce como entrenador del CD Alcoyano.

Puedes seguirnos en Twitter: @ValenciaCulture y @Monle85

Síguenos en Facebook: Valencia Culture Magazine y Top Valencia

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

Be the first to comment

Deja un comentario