La verdad del caso Julen

Tras 13 días de angustiosa espera, el caso Julen ya tiene desenlace. Triste, pero esperado. El cadáver de Julen fue encontrado en torno a la 1:30 de la madrugada del 26 de enero, fecha que quedará guardada en la historia negra de este país. Ahora os contamos toda la verdad.

Hacía tiempo que no escribíamos un artículo de opinión. Ha habido oportunidades, pero no queríamos posicionarnos en algunos temas de actualidad. Con el caso Julen sí vamos a hacerlo.

¿Queréis saber la verdad del caso Julen? Ahora os pregunto. ¿por qué?

Hemos estado 13 días angustiados queriendo saber qué pasaba con el pequeño niño de Totalán. Es normal, con el constante bombardeo mediático era inevitable sentir esa angustia. Y se ha comentado mucho que hemos demostrado lo grandes que somos como país cuando nos unimos. Posiblemente sea cierto. Pero también hemos demostrado lo carroñeros, morbosos y sensacionalistas que podemos llegar a ser.

Desde primera hora de la mañana, cada día, algunos programas de actualidad como el de Ana Rosa o Espejo Público han estado al pie de la noticia. Tan al pie que sólo faltaba meter una cámara dentro del agujero esperando a sacar una imagen de cualquier rastro del niño. Morbo, sensacionalismo, audiencia, publicidad, dinero. Asqueroso. Vaya, como con el crimen de Alcácer.

Pero seamos sinceros, todos hemos hecho sensacionalismo con este caso. Todos. Desde las teorías al más puro estilo cuñado extremo, todos hemos sido expertos en geografía, en ingeniería civil y minera, y en criminología.

Desde que los padres se han cargado al niño y lo han echado al pozo, hasta que el pozo está lleno de droga y por eso lo taparon lo más rápido posible con escombros cuando se cayó el niño. Todos sabemos todo del caso, y lo que no sabemos, nos lo inventamos.

También todos hemos recibido cadenas de Whatsapp con confesiones de supuestos guardias civiles hablando de la conspiración. Todos hemos leído artículos con miles de teorías. Todos hemos visto los «el rescate de Julen minuto a minuto» en cientos de páginas web de todos los periódicos españoles. Todos hemos visto la imagen de un supuesto Julen que resultaba ser un niño venezolano.

Buscas en Google la palabra «imágenes» y lo primero que aparece es «imágenes de Julen». Ahora mismo, en el especial informativo de Antena 3 ya dan hasta el nombre del Guardia Civil que ha sacado al niño. ¿En serio?

Sinceramente, me parece asqueroso e indignante.

«Pedazo de cabrón, tú estás haciendo lo mismo en este momento. Un titular que lleva a clic bait para que la gente pinche y lucrarte». Pues mira, sí. Pero con una diferencia. Este artículo nos va a servir para una buena causa. Todos los ingresos que recibamos este fin de semana serán donados a alguna ONG (proponedla en nuestra página de Facebook -no vamos a hacer publicidad ni de ella, es fácil encontrarla-), porque esto, y todo lo que hemos visto estas dos semanas, no es periodismo, es carroña pura y dura.

Dejemos a Julen descansar y a la familia que lleven toda la paz posible en estos momentos tan duros. Realmente, no es de nuestra incumbencia saber qué ha pasado exactamente ni cuándo ha muerto el pobre niño.

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

Únete a otros 28.360 suscriptores

Be the first to comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.