La Valencia Oculta: Polstergeist en Xirivella

Una semana más os traemos un artículo en nuestra sección “La Valencia Oculta”. Esta es una historia que se cuenta y que circula por Internet, la veracidad de la misma la debe dictaminar el lector, nosotros no podemos afirmar que sea cierta o no, no lo hemos vivido, así que cada uno saque sus propias conclusiones. Recordad que a veces son bulos que circulan por internet, leyendas urbanas. Habrá quien mantenga su veracidad debido a experiencias personales y documentos existentes. Nosotros nos limitamos a contaros la historia. En ningún momento tratamos de manchar ningún nombre o institución. Por respeto a las personas que pudieran estar implicadas en su día así como a familiares, mantendremos el anonimato de estas en la historia que ocurrió. Esperamos que disfrutéis de la lectura y que nadie se sienta ofendido.

Esta semana os traemos el horror que una familia sufrió durante un tiempo. Sin más…Hoy en la “Valencia Oculta”… “Polstergeist en Xirivella”.

Todo comienza allá por la década de los 90 en la  localidad valenciana de Xirivella, muy próxima a la capital del Turia.

…No es un día más de clase normal. La imprudencia que cometerá un profesor de tecnología, será pagada muy cara en el futuro por uno de sus alumnos de la ESO, en una escuela de la localidad. El profesor, creyendo que no existía peligro alguno porque “esas cosas no existen”, autorizó a un grupo pequeño de sus alumnos (5 en concreto) a que pudieran tomar una chapa metálica del taller y grabar unas las letras del abecedario, para un fin que ni ellos mismos conocían y que creían que era un juego más: La Ouija.

sharedImage907517464

Tomaron  un vaso en el que utilizaban las pinturas de la clase y comenzaron, como si de un juego se tratase, a practicar incluso en horas de recreo. Los intentos eran una y otra vez fallidos, y a pesar de ello, no desistían en el intento de seguir probando hasta que un día tres de los chicos se apartaron de la mesa al asustarse por lo que ocurría, quedando solo dos sentados sobre la mesa. La mesa comenzó a temblar, tambalearse e incluso moverse sola, con extrañas voces que se hacían eco  aterrorizando las mentes de los menores: “Dividid en 5 partes”. De repente los movimientos y la comunicación cesaron. El juego quedó allí después del susto y nadie imaginaria lo que le pasaría a uno de los partícipes que no se levantó de la mesa…

Tres meses más tarde, en Junio de 1990, el hogar de este muchacho se convirtió en un auténtico infierno y como si de una película de terror se tratase, comenzaron a ocurrir fenómenos paranormales.

Al principio tan solo eran pequeños golpes, en tabiques, techos y muebles. A medida que pasaban los días, los ruidos se hicieron más intensos. Eran fuertes golpes, cada vez más intensos y repetitivos, contundentes. El terror se adueñaba a medida que pasaban el tiempo, sobre todo después de la primera vez que observaron movimientos de pequeños objetos en las estanterías del salón y de las habitaciones. Los objetos parecían cobrar vida propia. Es entonces cuando comenzó realmente el fenómeno “Polstergeist”, (del alemán poltern, hacer ruido, y Geist, espíritu)  que engloba cualquier hecho perceptible a los sentidos de un humano, de naturaleza violenta e inexplicable y producido por una entidad o energía imperceptible.

Pero la cosa no quedo ahí y una entidad empezó a manifestarse bajo el nombre de “Satanás”, además de manifestarse otras voces que amenazaban a los integrantes de la casa de uno de los que participaron en la OUIJA  con quedarse con ellos dividido en cinco partes, hasta que cerraran la comunicación y le dejaran en paz. Es entonces cuando el muchacho se percató del grave error que cometió junto a sus amigos, al creer que aquel juego que inició con más personas había abierto una puerta a lo desconocido. Uno no puede imaginar las escenas de terror que vivieron aquella familia, presa del terror y pánico, incapaz de comunicárselo a otras personas o autoridades por miedo al qué dirán o pensaran de ellos.

Los sucesos ocurrían en días sueltos. A veces se manifestaban en intervalos de tiempo largos, pasando incluso semanas, hasta que llegaron los epicentros que mantuvieron en vela a todo un vecindario: Entre los días 16 y 19 de junio de 1999.

El 16 de Junio comenzaron a producirse “raps” (golpes de origen totalmente desconocido) en las paredes de la habitación del niño, donde además temblaban las camas y los objetos salían lanzados y despedidos con violencia. La familia entera no creía al niño que no pudo pegar ojo esa noche.

Por si esto fuera poco, a la noche siguiente (17 de Junio) los golpes se hicieron aún más fuertes y con más violencia, alcanzando el resto de las habitaciones de la vivienda de la familia. Esta vez la familia tenía las pruebas para creer al pequeño de la casa. Los objetos seguían saliendo despedidos con violencia, los golpes eran incesantes y esta vez había que añadir fenómenos nuevos: unos pasos que parecían venir del piso de arriba, cuando en el piso de arriba no vivía nadie, y corrientes en las cortinas como si alguien las hiciera moverse.

La madre, presa del pánico y para comprobar que aquello no era una mala pasada de su mente y sus ojos, invito a familiares al día siguiente a su casa para comprobar que ella no era mentira. Personados en la casa, los familiares, esa misma noche (18 de Junio), en casa fueron testigos de un espectáculo grotesco, propio de una auténtica película de terror. Los golpes eran tan fuertes que incluso llegaban a desplazar las persianas de sus guías y los juguetes del joven muchacho salían disparados de los estantes sin que nadie las tocara, además de otros fenómenos como gotas de agua del techo que tras impactar contra el suelo desaparecían.

Finalmente la situación llegó a ser insostenible y la locura y el miedo se estaban apoderando de la familia, donde  el 19 de junio de 1999 tuvieron que llamar a una patrulla de la policía local de Xirivella que acudieron al lugar.

El informe policial fue el siguiente:

Xirivella, el 19 de junio de 1999, a las 4:50 de la madrugada, del informe policial Referencia 164/99, rubricado por los agentes Z-104 y 706.

Ayuntamiento de Xirivella – Dirección de la Policía Local

Parte de Intervención firmado por el Jefe de la unidad.

“Cuando los policías que suscriben patrullaban en servicio de vigilancia por la población son requeridos por base para personarse en el domicilio arriba indicado por molestias de ruidos. Que personados en el lugar referenciado, se pueden escuchar repetidos golpes, al parecer efectuados con algún objeto contundente por la fuerza de los mismos, sin poder determinar en un principio la procedencia de éstos. Que una vez descartadas todas las posibilidades lógicas de la procedencia de los golpes, se desconoce por completo esta, informando a la fuerza actuante que se trata de un caso un tanto desconcertante”

Lo más sorprendente es que al día siguiente, la madrugada del 20 de junio de 1999, Cristina Valles y Teresa Roch, del programa Punt de mira de Canal 9, fueron testigos de más fenómenos al acudir para grabar los hechos y presenciar una sesión espiritista, dirigida por una médium, que cuando entró en trance los fenómenos incrementaron su virulencia.

Después de la marcha de los reporteros, la médium manifestó que “no pudo limpiar la casa” y fue entonces cuando la madre del menor volvió a dar aviso a la policía local, que no pudo hacer otra cosa que volver a presenciar los fenómenos, y que incluso y al parecer, uno de los agentes decidió salir por el temor.

Informe policial del día 20 de junio de 1999, firmado por los agentes números 70L, 703, y 104, en el que se hacía constar lo siguiente:

parte-de-intervencion-policial-xirivella-1999-2

“Que continuando con el parte de intervención por ruidos extraños en la vivienda pta. núm. 2 se solicita mediación de esta policía local con la finalidad de garantizar ante dos señores citados por una señora presente en la vivienda, que sus pretensiones tienen sentido y son lógicas. Según la señora, se muestra como médium entre los presentes, manifestando haber citado momentos antes a dos vecinos no residentes en la finca, hijos éstos de una anciana que hace años fallecieron y que según la médium su espíritu no descansa. En la mesa del comedor se observó una zafa con un líquido blanquecino del que se frotaba la vidente los brazos mientras conversaba con los actuantes. Y recortes cuadriculados de letras, al parecer el alfabeto completo. Dado que se entiende estas prácticas y no observar violencia alguna se optó por abandonar la vivienda a la espera de los hombres citados…”

A partir del 21 de junio de 1999, el misterioso fenómeno desapareció de la misma forma como había surgido, sin que nadie hubiera encontrado una explicación de los hechos. El terror que se instaló en la familia por fin desapareció pero el miedo a que volvieran a ocurrir los hechos no impidió la marcha familiar otra vivienda.

Por último cabe decir, a pesar de todo, que actualmente la familia ya no vive en esa casa y ya terminaron los fenómenos paranormales.

NOTA: Desde valenciaculture.com queremos aconsejaros que jamás practiquéis sesiones de Ouija, espiritismo o cualquier juego paranormal, incluso si es bajo la responsabilidad de una persona con los conocimientos suficientes de la materia. A lo largo de la historia, miles de personas aseguran haber sufrido visitas de entidades desconocidas o fenómenos paranormales después de la práctica de estos juegos. Incluso hay fallecimientos documentados relacionados por culpa de este macabro juego.

Puedes seguirnos en Twitter: @ValenciaCulture y @rubentapias1982

Síguenos en Facebook: Valencia Culture Magazine

Fuentes consultadas : Vlcnoticias, la bitácora del miedo y archivo de fenómenos paranormales españoles.

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

7 comentarios en La Valencia Oculta: Polstergeist en Xirivella

  1. hasta aquí he leído…. la ESO en 1990????
    sacado de wikipedia: “La Educación Secundaria Obligatoria (ESO) es el sistema educativo español de enseñanza secundaria desde el curso 1994-95 ”

    la primera mentira, en el tercer párrafo…

    • Buenos días esos sucesos parecen verídicos pero se realizaron en el colegio Antonio Machado en horas de patio jugaron a lo qe no se debía..dixo por el propio niño… yo era miembro del Ampa entonces y se nos comunicó…estaría en 5° o 6°yse tuvieron qe mudar a otro piso por estar aterrados..conocía a la madre y al niño personalmente…con lo cual si es verídico…según los afectados….

Deja un comentario