La Valencia Oculta: los oscuros años 90, parte 2

Llegamos a la segunda parte de la serie “Los oscuros años 90” y lo hacemos con el conocido caso de las niñas de Alcácer. Como siempre decimos, es un asunto del que no nos gustaría hablar nunca, porque significaría que jamás ha sucedido, y queremos dejar claro de antemano que nunca tratamos de herir sensibilidades de lectores ni de familiares, por lo que vamos a tratar este suceso con todo el respeto del mundo.

El caso de las niñas de Alcácer es especialmente conflictivo. Aún habiendo pasado 23 años desde aquella fatídica noche de noviembre de 1992, este suceso sigue en boca de mucha gente y son muchos los que, desconfiando de la versión oficial, siguen indagando, investigando y llenando la red de sus conclusiones, que en algunos casos son aparentemente sensatas y en otros son auténticos disparates.

Lo que sí que queda claro es que pocos confían en la versión oficial de lo sucedido en aquellos días y que si buscas información, hay tanta como para poder escribir más de un libro. Al final del artículo os ofreceremos una pequeña conclusión personal basada en todo lo que hemos leído, escuchado y visto, y si hay alguien que por alguna de aquellas puede sentirse ofendido, pedimos disculpas de antemano.

El caso Alcácer, la versión oficial

Toñi, Miriam y Desireé son tres jóvenes amigas de entre 14 y 15 años, residentes de la localidad valenciana de Alcácer. Como muchos otros jóvenes de esa edad, empiezan a salir de marcha por la noche por las discotecas de la zona donde residían. Uno de los puntos neurálgicos de la fiesta es la discoteca Coolor, ubicada en la vecina localidad de Picassent, donde se dirigían cientos de jóvenes en las noches del fin de semana. Ésta discoteca aparentemente era el destino de las chicas en aquella fatídica noche del 13 de noviembre de 1992.

nozickblog.wordpress.com

Según cuenta la versión oficial, aquella noche los alumnos del Instituto de Picassent en la discoteca Coolor, y allí era donde se dirigían las tres amigas. Para evitar recorrer la distancia andando, las tres chicas deciden hacer autostop, momento en el cual un coche blanco se detiene y les recoge. Según un testigo, en aquel coche viajaban tres personas más. Esa fue la última vez que se les vio con vida.

Llega la noche y las chicas no aparecen por su hogar. Con el transcurso de las horas crece el nerviosismo debido a la falta de noticias. Es en ese momento cuando las familias denuncian la desaparición ante las autoridades. Veinte equipos de rescate rastrean una zona comprendida en un radio de 50 kilómetros. Al día siguiente se suman 300 vecinos a la búsqueda. La familia y la Guardia Civil descartan desde el principio que se hubieran ido por su propia voluntad.

Los días pasaban, no había noticias del paradero de Toñi, Miriam y Desiree, y el nerviosismo crece. La Guardia Civil investiga un posible secuestro y el Instituto Armado solicita por primera vez la colaboración ciudadana. El caso se convierte en portada de todos los periódicos y noticiarios de la época, llegando a todos los rincones de un país que poco a poco va perdiendo la esperanza de encontrar a las tres jóvenes con vida. No había día que el caso Alcácer no estuviese en los medios, surgen las especulaciones y nace la figura pública de Fernando García, padre de Miriam. Es en noviembre cuando Fernando plantea la posibilidad del secuestro por parte de una red de trata de blancas.

elmundo.es

El caso tiene tal repercusión que en los primeros días de enero de 1993 las embajadas españolas en los países del Magreb y de Oriente Medio distribuyen 20.000 carteles en árabe con las fotografías de las tres menores.

Finalmente, en la noche del 27 de enero de 1993 llega la triste pero cada vez más esperada noticia. Muy cerca del caserón de La Romana, dos apicultores de Montroi encuentran tres cadáveres y ponen en alerta a las autoridades de la zona. Saltan todas las alarmas, el caso parece llegar a su fin. Horas más tarde se confirma que los cuerpos corresponden a las tres niñas. El horror llega a sus familias y la tristeza inunda todos y cada uno de los rincones de un país que asiste, casi en directo, a la indeseada resolución de una desaparición que mantuvo en vilo a la gran mayoría de hogares españoles en un país que no estaba acostumbrado a un suceso de este estilo.

crimenycriminologo.com

La autopsia a los cadáveres de las jóvenes muestra que han sido víctimas de violación y violencia salvaje, además de que sus captores pusieron punto y final a sus vidas con un disparo a las pocas horas del secuestro.

Primeros implicados, Antonio Anglés y Miguel Ricart

Con la aparición de los cadáveres de las chicas, aparecen los primeros sospechosos, que a la postre serían acusados como autores materiales del crimen. Sus nombres son Antonio Anglés y Miguel Ricart, dos conocidos criminales de la zona que contaban con antecedentes penales, aunque nunca con casos tan graves como el que supuestamente cometieron en aquella fatídica noche.

laverdadnovende.wordpress.com

Las sospechas llegan ya que a pocos metros del cadáver de una de las chicas aparece un parte médico de Enrique Anglés, uno de los hermanos de Antonio Anglés, lo que hace sospechar del brasileño. En ese momento, su nombre llega a todos los medios nacionales y se convierte en enemigo público número 1 de nuestro país, en la persona más odiada por los españoles y su captura es el objetivo prioritario de las fuerzas de seguridad del estado. Y es entonces cuando la versión oficial del caso Alcácer pierde veracidad para muchas personas.

Según cuenta la versión oficial, Antonio Anglés consigue huir hasta Lisboa, momento en el cual se pierde su rastro para siempre, tras presuntamente subir en un barco con destino a Irlanda. También se cuenta que la Guardia Civil llegó a tenerle rodeado en su casa, pero el entonces presunto asesino, en una maniobra más digna de las películas de acción estadounidenses, consigue escapar de las autoridades y se pierde su rastro para siempre.

Numerosos son los rumores e informaciones falsas que llegan sobre su paradero. Hay quien dice que se encuentra en Brasil, quien afirma que falleció tras saltar de un barco en su intento de huida en dirección a Irlanda y quien incluso afirma que le practicaron una operación de cambio de sexo y continúa viviendo en Catarroja. Otros afirman que fue asesinado poco después del crimen, aunque esto lo trataremos en el apartado de las teorías de la conspiración que podemos encontrar por la red.

El caso es que Antonio Anglés nunca apareció, por lo que nunca pudo ser juzgado y castigado por este suceso.

Posibles rostros de Antonio Anglés – www.levante-emv.com

Quien sí apareció fue su compañero y amigo Miguel Ricart, coautor de los hechos. Su implicación en el suceso se supuso de una forma un tanto absurda, ya que aparece por casa de los Anglés en pleno registro de la vivienda por parte de la Guardia Civil, con la aparente intención de visitar a Neusa Martins, madre de Antonio Anglés. Su nombre aparece por primera vez tras intervenir la cinta del contestador automático de los Anglés, y en el que se capta el siguiente mensaje:

“Kelly, soy yo, Rubén. Cuando vengas le dices al… al Rubio que… que vaya a… a donde está el plato y la maneta de la moto. Y que traiga los dos sacos de dormir y los Kellogs y la leche que está encima de la nevera. ¿Sabes? Y eso, cuanto antes posible. ¿Vale? Dios, luego.”

Miguel Ricart sí que fue detenido y puesto a disposición judicial como presunto coautor de los hechos, aunque son múltiples las versiones que se dan acerca de su declaración en los juzgados de Catarroja. Al parecer, en su interrogatorio no se le leyeron sus derechos, y su coartada parecía real, ya que por aquellas fechas Ricart había estado en la cárcel de Picassent. Pero en un registro personal que dos agentes de la Guardia Civil realizaron en los archivos de la cárcel, se desmonta la coartada, ya que ese día no estuvo en prisión.

Miguel Ricart fue detenido oficialmente a las 5:40 del 28 de enero, y esta vez sí que se le informaba de sus derechos. Ricart dijo que no quería declarar ni quería abogado, intérprete ni reconocimiento médico, y que deseaba se avisara a María Dolores Cuadrado, su ex pareja.

Primera declaración de Miguel Ricart – elcrimendealcasser.wordpress.com

A las 23:55 del 28 de enero, casi exactamente 24 horas después del primer interrogatorio, Miguel Ricart cambió de opinión y decidió declarar, culpando a Antonio Anglés del triple crimen. Habían recogido a las tres niñas en un Seat Ronda y las habían llevado a un camino rural. Antonio Anglés se llevó a Toñi y más tarde a Miriam y él se había quedado en el vehículo con Desirée, con la que mantuvo relaciones sexuales. Más tarde Antonio volvió, se llevó a Desirée y posteriormente se escucharon tres disparos. Después fueron a por una moqueta, cargaron los cuerpos en el maletero del coche y se dirigieron al lugar donde sepultaron a las chicas envueltas en ella. Además, Ricart dijo haber reconocido la voz de Antonio Anglés en la cinta del contestador.

El diario Levante soltó una bomba el 29 de enero de 1993. En sus páginas informaba que “el primer detenido, de unos 40 años, reveló la identidad de otras cinco personas” y que “una de las niñas tenía agarrado en su mano un papel que contenía el nombre de uno de los asesinos”. Este dato ha hecho creer a algunos que la niña lo había escrito en un papel con su propia mano, pero lo que el diario dice es que el famoso certificado del ingreso en urgencias de Enrique Anglés había aparecido en la mano de una de las niñas, no en el entorno de la fosa. Nunca se reveló la identidad de este primer detenido, aunque se cuenta que era un vecino de Silla y su declaración implicó la detención de más personas, todas ellas de mediana edad.

lawebdelassombras.blogspot.com

El juicio a Miguel Ricart

Hemos decidido copiar la parte del juicio del caso Alcácer que ofrece la Wikipedia. La información que se ofrece por internet es demasiado confusa que sería muy sencillo ofrecer algún dato incorrecto y un tanto conspiranoico.

elpais.com

Intento de aplazamiento

Como consecuencia de los informes periciales conocidos el viernes 9 de mayo de 1997, Fernando García, portavoz de las familias de Toñi y Míriam y padre de ésta última, exige la suspensión del juicio hasta que se analicen las nuevas pruebas aportadas. Fernando García afirma que no hay suficientes evidencias que incriminen a Miguel Ricart y asegura que en el crimen podrían haber participado al menos seis personas más. García, además, renuncia a su abogado porque no quiere formar parte de “una pantomima”. Una manifestación en Alcácer, en la que participaron unas 1500 personas, apoya el aplazamiento del juicio el mismo día en el que se conoce el informe.

Por su parte, la familia de Desirée sí está de acuerdo con que el juicio se inicie en la fecha prevista.

Desarrollo

A pesar de las peticiones de aplazamiento, el juicio por el crimen de Alcácer comenzó el lunes 12 de mayo de 1997, en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Valencia.

elpais.com

El abogado de Miguel Ricart, el único acusado en el juicio, pedía la absolución de su cliente al creer que contra él sólo existían “meros indicios”. Sin embargo, el fiscal y las acusaciones populares consideraban que había pruebas suficientes para condenarle por rapto, violación y asesinato.

Sentencia

El viernes 5 de septiembre de 1997, 36 días después de la conclusión del juicio, se dicta la sentencia por el triple crimen de Alcácer. Miguel Ricart es condenado a 170 años de prisión por rapto, violación y asesinato con los agravantes de despoblado y ensañamiento. También se le imponen las costas del juicio y una indemnización de 300 millones de pesetas para las familias de las niñas. Ricart sale de prisión en 2013, ante una enorme expectación mediática.

Miguel Ricart a su salida de la cárcel – www.levante-emv.com

En el próximo capítulo de “Los oscuros años 90” seguiremos analizando este crimen, entrando en la parte más conspiranoica del mismo (ojo, no son teorías propias, sino una recopilación de lo que se ha dicho a lo largo de todos estos años) y una pequeña observación personal acerca de todo lo que ha dado de sí este caso.

Puedes seguirnos en Twitter: @ValenciaCulture y @Monle85

Síguenos en Facebook: Valencia Culture Magazine y Top Valencia

 

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

18 comentarios en La Valencia Oculta: los oscuros años 90, parte 2

  1. Your feet swell during running, as much as a full
    shoe size. The mother will nurse them for 3-4 months until they are able
    to swim on their own. A podiatrist may recommend you wear
    Plantar Fasciitis shoes in Dallas TX to relieve foot pain.

  2. Right here is the right blog for anybody who would like to
    find out about this topic. You realize so much its
    almost tough to argue with you (not that I really would want toHaHa).
    You definitely put a new spin on a topic that has been written about for years.
    Excellent stuff, just wonderful!

Deja un comentario