La Valencia Oculta: los fantasmas de la biblioteca de Elche

Hay edificios en los que, cuando llega la noche, suceden cosas curiosas. Curiosas para el que las lee, por supuesto, pero aterradoras para quien las vive. Y esto es lo que pasó en la biblioteca de Elche, donde un guardia de seguridad vivió una experiencia que jamás olvidará.

En los últimos años, uno de los clásicos de la organización urbanística ha sido rehabilitar edificios para darles un uso distinto al que habían tenido en su origen y con ello conservar parte de la historia y de la tradición de las ciudades. En Valencia lo hemos podido ver en infinidad de ocasiones, en casos como el de San Miguel de los Reyes o del antiguo hospital La Cigüeña, cuyo caso de la Dama de Rosa os contamos anteriormente.

En Elche tenemos un caso similar, y es que el edificio que hoy acoge la biblioteca municipal había sido con anterioridad un convento de frailes franciscanos. Y, por lo que viviría algún guardia de seguridad hace unos años, algún fraile se quedaría atrapado para siempre entre las paredes de la biblioteca de Elche. Por cierto, este suceso tendría una gran repercusión pública en los años 90.

La historia que hoy os traemos tiene lugar a principios de los años 90. En el claustro de la biblioteca de Elche tiene lugar una exposición de cierta repercusión organizada por el consistorio ilicitano. Aquella exposición necesitaba de unas medidas de seguridad adicionales, para evitar posibles robos de las obras de arte que allí se exhibían, y es por ello que se decide contratar guardias de seguridad para que vigilen tanto de día como de noche. Es cierto que el trabajo de un vigilante de seguridad es muy rutinario, a no ser que tengas problemas puntuales con un visitante, el día a día es muy similar. Pero lo que iba a vivir el protagonista de esta historia sería de todo menos rutinario.

Una noche, el guardia de seguridad encargado de vigilar la biblioteca de Elche, escucha unos ruidos extraños que venían del claustro. Aquellos ruidos parecían de cadenas, pero no tenían mucho sentido, y menos viniendo de donde venían. En la obligación de cumplir con su trabajo, el guardia acude al claustro, pero allí no había nada. La noche continúa con tranquilidad, paseo arriba, paseo abajo. Hasta que llegan las tres de la madrugada. En ese momento, nuestro protagonista vuelve a escuchar un ruido extraño. Esta vez provenía del interior de la biblioteca.

revistaañocero.com

Extrañado, acude hasta la zona de donde había salido el sonido y, cual es su sorpresa, que se encontró con una pila de libros amontonados sobre una mesa. Aquello no era normal. Cuando había pasado por allí, aquella pila no existía. De repente aparece. ¿Qué habría pasado? Para evitar pasar una mala noche, el guardia decide no darle mayor importancia, y continúa sin trabajo. Pero los sucesos extraños no quedaron en aquello.

En una de las rondas, sucede algo terrorífico, algo que llenaría de miedo a cualquier persona. ¡El vigilante se cruzó con el espectro de un monje! Aquello solo tuvo una consecuencia, y es que el guardia corrió todo lo que pudo hasta salir del recinto, corrió como si su vida estuviese en peligro, corrió como si no fuese a haber un mañana. Y es que la experiencia fue aterradora, no podía continuar allí más tiempo, debía huir.

El caso salió a la luz y causó un gran revuelo a nivel mediático en España, a pesar de que desde la junta directiva de la biblioteca se dio orden de no realizar ningún tipo de declaración al respecto. Esta orden también ha dado lugar a que sea un suceso del que es difícil documentarse, por lo que no sabemos contaros el desenlace de la historia. Lo que queda claro es que la situación vivida por aquel vigilante debió ser terrorífica y no nos gustaría haber estado en su piel.

Puedes seguirnos en Twitter: @ValenciaCulture y @Monle85

Síguenos en Facebook: Valencia Culture Magazine y Top Valencia

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

1 comentario en La Valencia Oculta: los fantasmas de la biblioteca de Elche