La Valencia Oculta: el nazi de Llombai

entradas-Cirque-Soleil-ticketea

Llombai es una pequeña población ubicada en la Vall de la Gallinera, una solitaria y montañosa zona del interior de Alicante. Abandonada hace ya muchas décadas, a finales de los años 40 y una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial, apareció por allí Stefan Gregor, un hombre austríaco de costumbres un tanto peculiares, y al que se le conoció como “el nazi de Llombai”. Os contamos su curiosa historia.

Finaliza la Segunda Guerra Mundial, Alemania es derrotada y la mayor parte de altos cargos del ejército nazi son arrestados y juzgados. Otros decidieron poner fin a sus vidas antes de ser capturados por los vencedores, y otros, simplemente, desaparecieron, consiguiendo refugio en países que tenían cierta vinculación política con el régimen germano o en países donde pasasen totalmente desapercibidos. Quizá el caso de Stefan Gregor es éste. ¿Dónde mejor que huir que a un país con una situación política afín a la de Alemania y un pueblo en el que posiblemente nadie fuese a localizarle?

alicantevivo.org

Según la revista Spiegel, Gregor era austriaco y había sido jefe de uno de los crematorios de un campo de concentración nazi. Realmente no se puede confirmar que esta información sea cierta, pero por lo extraño de su comportamiento, no sería de extrañar que toda la rumorología fuese verídica. Su aspecto era arrogante y aristocrático, y se cuenta que hacía cosas muy, muy extraña. Además, siempre dejaba muestra de su presencia con el símbolo de la esvástica. Una de sus grandes pasiones era la pintura, y numerosos fueron los jeroglíficos que se encontraron en su casa cuando falleció.

Aunque vivió en Llombai, se construyó una casa en lo alto de la Penya Grossa, junto a los restos del castillo de Benissili. Quizá no era más que un hombre que buscaba tranquilidad, pero podía tratarse también de un lugar privilegiado para vigilar los caminos. Por lo visto, entre sus frases más repetidas se encontraba aquella de “algún día me encontrarán”, y se dice que en varias ocasiones habían intentado apresarle. Incluso había sufrido algún intento de secuestro. Aquella casucha es hoy un refugio para montañeros.

Llombai – siempremevoy.blogspot.com

Casi nunca comentaba nada. Solo una vez que estaba comiendo en un bar y la radio dijo algo sobre el juicio de Nuremberg, salió sin terminar la comida maldiciendo, y de ahí nació la leyenda de “el nazi de Llombai”.

Stefan murió en la más absoluta soledad, sin amigos y sin familiares reconocidos. Entre los jerogíficos que se encontraron se leían las palabras Kremlin y Rasputín. Aquello acrecentaría la leyenda, pero siempre quedará la duda de quién era realmente.

Puedes seguirnos en Twitter: @ValenciaCulture y @Monle85

Síguenos en Facebook: Valencia Culture Magazine y Top Valencia

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

2 comentarios en La Valencia Oculta: el nazi de Llombai