Joaquín Sorolla, el más grande de los pintores valencianos

Joaquín Sorolla y Bastida fue y sigue siendo todo un referente de la pintura española. El artista valenciano nació en la capital del Turia el 27 de febrero de 1863 y falleció el 10 de agosto de 1923 en Cercedilla, Madrid , a los 60 años.

Con tan solo dos años se quedó huérfano y junto con su hermana fueron acogidos por sus tíos. Dio sus primeros pasos artísticos en la Escuela de Artesanos y posteriormente en la de Bellas Artes de San Carlos de Valencia con 15 años.

En 1882 estudió la obra de Velázquez y otros autores del Museo del Prado. Consecuencia de aquello pintó el linezo descubierto recientemente “Estudio de Cristo” en el que se puede observar la gran influencia que tuvo sobre él el autor de “Las Meninas”. En 1883 recibió su primera medalla de oro en la Exposición Regional de Valencia y un año después la 2ª medalla en el Certamen Nacional de Bellas Artes con “El Dos de Mayo, lienzo de temática histórica.

sorolla_palleter
“El grito del Palleter”

Gracias a la obra “El grito del Palleter” fue becado para continuar sus estudios en la Academia Española en Roma . Una vez afincado en Italia pasó unos meses en Paris, donde descubrió la pintura impresionista. Fue en ese momento cuando comenzó a pintar al aire libre, tratando de captar la luminosidad mediterránea tanto en la huerta valenciana como en la playa. Son precisamente las obras de colores claros y pincelada vigorosa que reproducen escenas a orillas del mar las que más se identifican con el arte de Sorolla.

Sin embargo a lo largo de su trayectoria profesional también realizó retratos de personalidades españolas e incluso algunas obras de denuncia social como “¡Y aún dicen que el pescado es caro!” influenciado por su amigo Blasco Ibáñez.

¡Y aún dicen que el pescado es caro"
“¡Y aún dicen que el pescado es caro!”

Tras volver a España, en 1890, se afincó en Madrid, donde empezó una trayectoria jalonada de éxitos, premios e importantes encargos.  La Galería Georges Petit de París recibió en 1906 la primera exposición individual de Sorolla, que tuvo un gran éxito de público y crítica. Al año siguiente repitió experiencia en Berlín , Düsseldorf y Colonia ; y en 1908 inauguró exposición en las Graffton Galleries de Londres donde entabló amistad con el hispanista Archer Milton Huntington que le propuso llevar su obra a Nueva York . Después del éxito neoyorquino, la muestra viajó a Búfalo y Boston y en 1911 sus obras se vieron en San Luis y Chicago.

"Helena en la cala de San Vicente, Mallorca"
“Helena en la cala de San Vicente, Mallorca”

Alcanzó un acuerdo con la Hispanic Society para realizar una serie de paneles que representasen aspectos de la vida española, ardua labor que desarrollaría desde 1912 a 1919. Una vez terminó el proyecto viajó a Mallorca y a Ibiza, donde pintó su última visión del Mediterraneo ya que poco después en su casa de Madrid sufrió un ataque de hemiplejía que le apartaría definitivamente de los pinceles. Falleció cuatro años más tarde en Cercedilla.

Pese a habernos dejado hace ya 93 años Joaquín Sorolla fue, es y será siempre todo un referente en la pintura española y valenciana.

Recuerda que puedes compartir este artículo con los botones de aquí abajo.

Puedes seguirnos en Twitter: @ValenciaCulture, @M_Landete

Síguenos en Facebook: Valencia Culture Magazine

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

Be the first to comment