¿Hombres o nombres?

entradas-Cirque-Soleil-ticketea

“En el Valencia queremos hombres, no nombres”. Más o menos esa frase fue pronunciada por Pedro Cortés a final de los 90, principio de los 2000 supongo que en respuesta a alguna pregunta sobre la falta de fichajes de cracks. Un Pedro Cortés que prometió su dimisión si se vendía a Gaizka Mendieta, uno de esos hombres que fracasó cuando se convirtió en nombre. Mismo caso para todos los que salieron en aquella época y se creyeron nombres.

Hemos estado unos días con el “caso Messi”. ¿Qué podemos decir de Messi como futbolista que no se haya dicho ya? Es más, seguramente cualquier cosa que se diga se quedará corta a la hora de describir a este fenómeno. Pero no puedo evitar plantearme si querría a este futbolista en mi equipo. Seguramente no. Al menos al Messi actual, por supuesto. Al Messi nombre, y no hombre.

Es cierto que no podemos comparar la exigencia entre Valencia y Madrid o Barcelona . Veremos como evoluciona el club tras la compra de Peter Lim. De momento sí que hemos podido ver una gran inversión en el club. Fichajes de en torno a 30 millones como Negredo, Rodrigo o Enzo Pérez, y de unos 15 como André Gomes o Nicolás Otamendi, que aún no sabemos quien lo paga, ¿eh, Morata?, hacen pensar que este verano nos vamos a encontrar con una fuerte inversión en futbolistas. Sí que podemos ver una tendencia en que, a pesar de ser fichajes de un coste elevado para el Valencia, son jugadores que aún están por hacer y que, excepto Negredo (uno de los grandes infravalorados del fútbol español), no tienen hoy el nombre que posiblemente tendrán en un par de años. Pero la posibilidad de que este verano puedan venir nombres en vez de hombres, me causa cierto respeto, por no decir miedo.

El gran Valencia de principio de siglo siguió la filosofía de Pedro Cortés. De hecho, los fichajes de campanillas que he conocido en el Valencia han sido siempre un auténtico fracaso. Ahí está el “equipazo” que tuvo Jorge Valdano, con Pie de Ángel, el jugador de dibujos animados, Aladino Saib y demás. O el gran Salva Ballesta y Gonzalo de los Santos. O sin ir más lejos “els herois del doblet” cuando dejaron de ser hombres. A segunda que nos íbamos cuando llegaron los ataques de ego. Menos mal que dos con mucho nombre decidieron ser hombres. Pero el gran capitán siempre será el 6. El de los 60 millones. Y aún se le aplaude.

Es por eso que no entiendo la gestión del Barcelona en el caso Messi. Precisamente el Barcelona fue grande de verdad cuando prescindió de dos vacas sagradas como Ronaldinho o Deco, dando paso a una generación de futbolistas con un grandísimo talento, pero aún mayor compromiso. Gente de la casa, gente que se ha criado en la Masía, gente culé de verdad. Cara al aficionado es complicado vender a un crack, pero si el crack perjudica o puede perjudicar la estabilidad del equipo, debe ser vendido. Y creo que el momento de vender a Messi ha llegado para el Barcelona. Porque vendiendo no se acaba el mundo, de aquí sabemos de esto, y ha sido por obligación. Si encima puedes reinvertir lo recibido, y tienes un director deportivo medianamente normal y no a Zubizarreta, siéntate y disfruta.

Como decía antes, cualquier cosa positiva que se diga de Messi se queda corta. A nivel técnico es un futbolista perfecto, sin ningún defecto. Pero ya no tiene compromiso. Y acabará la temporada con 50 goles, fácilmente, y alguien me dirá “qué decías de Messi en enero?”, pero su ciclo en el Barcelona, si ya no tiene motivación, ha terminado. Más aún cuando el Barcelona tiene calidad de sobra como para seguir siendo un equipo competitivo. Si me dicen que venden al crack de mi equipo pero me quedo con Iniesta, Neymar y Luis Suárez, no me corto las venas. Pero yo no quiero un crack que se encara con el entrenador, que no se sacrifica en defensa, que se pasea por el campo, que el lunes no va a entrenar por ser suplente (hay que ver la de gastroenteritis que hay en el fútbol), que se niega a ser sustituido o que tiene que llegar más tarde de vacaciones, por muchos goles que marque a final de temporada. A fútbol juegan 11, no uno. Sin equipo no hay éxito. Y éstas cosas pasan factura al equipo, siempre.

Caso aparte el coste que ha tenido para el Barcelona mantener contento al argentino. Él solo ha sido capaz de “enterrar” a Ibrahimovic, Etoo o Villa. A Bojan, otro sobrevalorado del fútbol español, ni lo cuento. Ningún club del mundo puede permitirse semejante sangría de dinero para tener contento a un jugador. Y cara al equipo, el mensaje que mandas es claro: no habrá nunca competencia para Leo, está por encima de vosotros, por encima del club. Pero también el Barcelona es un club un tanto especial, para lo bueno como para lo malo. Y más especial es su entorno, esos grandes sabios del fútbol. Poner en duda a un futbolista como Mathieu es puro desconocimiento, no tener ni idea de este deporte. Un Mathieu que por lo demostrado en Valencia, vale esos 20 millones que pagaron por él. Si encima tienes en tu plantilla gente como Mascherano, Xavi, Iniesta o Neymar, profesionales comprometidos y con una calidad incalculable, no debes tener ningún miedo a tomar decisiones impopulares acerca de ningún jugador, sea quien sea. Y menos por el dinero que pueden llegar a pagar. El equipo que puedes hacer con 120-150 millones es mítico.

Y por otro lado tenemos a Ronaldo. Quizá el portugués ha llegado a ser tan grande gracias a Messi. Ser el eterno segundón y querer ser el número uno hace que tu esfuerzo tenga que estar siempre al 120%. Yo le considero un deportista ejemplar, excepto cuando le da por abrir la boca. Jugador comprometido, trabajador, luchador y ambicioso, lo tiene todo. Supongo que tener el ego crecido y tener siempre alguien por delante de ti es duro, pero nunca ha bajado los brazos, y bien agradecidos que pueden estar por Madrid. De hecho, quizá sin ese esfuerzo el Real Madrid no hubiese entrado en este ciclo en que parece que va a reinar. Quizá lo mejor que le ha pasado al Madrid es un gran Barça, y a Ronaldo un gran Messi. Quien sabe.


Por cierto, Julio Insa dijo anoche que el Valencia ha recibido una oferta de 85 millones de euros por un futbolista, sin decir el nombre. Lacito, sea quien sea.

P.D.: Justo ahora dicen en 13 TV (no sé por qué está puesto de fondo) que el plebiscito Messi vs Luis Enrique lo ha ganado el argentino, y que quizá se haya unido Neymar a su causa contra el entrenador. Vienen malos tiempos para el Barcelona.

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

Be the first to comment