¿Es este el puerto que queremos?

¡Qué puerto más chulo tenemos en Valencia ! Botellones los viernes a las 5 de la tarde, montones de mierda que conviven los lunes por la mañana con los últimos borrachos del fin de semana, y fiesta sin parar. Cojonudo, vamos. Y esto lo escribe un golfo cierrabares (en esta vida uno tiene que ser justo y reconocer lo que es).

“Despacito” es como se ha ido degradando el uso de unas instalaciones que nos costaron un riñón a los valencianos y que sirven para que los fines de semana el parking huela a meado y sólo haya gente de fiesta en los alrededores. Y menos mal que cerraron Las Ánimas, que sino…

¿El mejor puerto de España?

Puede parecer este el artículo de un carca antiayuntamiento de los que tanto abundan en las páginas de Facebook de los medios serios de esta ciudad. Pero nada más lejos de la realidad. Hay cosas de estos gestores con las que estoy de acuerdo, y cosas con las que no. Y esta es una de ellas.
Hacía tiempo que no frecuentaba esta zona de nuestra ciudad, “pasito a pasito” intento huir del postureo que se ha instalado en Valencia en los últimos años y que, de todo menos “suave, suavecito”, se está cargando el que debía ser uno de los motores turísticos de nuestra economía. Turismo de calidad, por supuesto, no de sangría barata de Mercadona y de personas desesperadas por conseguir un euro de descuento en un gin tonic.
En serio, ¿tan difícil es seguir el ejemplo de otras ciudades con puerto y aplicarlo para Valencia? ¿Hemos construido unas instalaciones increíbles para aguantar a un montón de guiris borrachos, a “estrellas” del Valencia liándola en Marina Beach y montones de botellas rotas los lunes a primera hora? Si es que ni siquiera es necesario ir a San Francisco para ver cómo se deberían gestionar unas instalaciones de este estilo, con ir a Málaga y darse una vuelta por su puerto, sobra.
Pero bueno, el dinero fácil es goloso y tentador. Hacer instalaciones deportivas o de ocio para toda la familia debe ser muy complicado. Ah, que hay un parquecito. Suficiente.
De la última cafrada del Ayuntamiento privatizando el aparcamiento en la zona de la Marina hablaremos otro día. Ya bastante nos van a fastidiar con J a los que trabajamos en el puerto de Valencia y que tendremos que rascarnos el bolsillo para poder venir a trabajar. Gracias, Grezzi. Otra más. Fenómeno.

 

Alejandro Monleón.

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

Be the first to comment