El Vampiro de Villamarchante, terror en las noches de 1985

Drácula paseó por las calles de Villamarchante

Nos son pocos lo misterios que envuelven nuestras tierras valencianas a lo largo de la historia. Algunas realmente espeluznantes, otras curiosas y otras que terminan con desapariciones misteriosas. Este ese el caso del Vampiro de Villamarchante.

Tez pálida, alto y ataviado con una capa… Seguramente, con esta descripción muchos habéis pensado en Drácula . Pero no, estamos hablando del Vampiro de Villamarchante.

Transcurría el año 1985 en la localidad de Villamarchante. Era enero, ese mes en que los días son cortos y las horas oscuras se adueñan de nuestra jornada. Era día de catequesis y los niños paseaban por las calles de la localidad.  Pero ese día lo hacían más acelerados que de costumbre. Algo les había atemorizado.

Al llegar a casa, los pequeños contaron a sus padres que habían visto a Drácula merodeando por las calles del pueblo. Fantasías infantiles – concluyeron los padres.

Al día siguiente, varias mujeres narraron que se habían topado con un individuo que parecía ser Drácula.

El alcalde del localidad, Eusebio Civera, achacaba estas apariciones a “algún gracioso”, pero la descripción que los vecinos dieron a los policías que investigaron este caso era tan precisa que comenzaron a correr las historias y especulaciones.

El ser era descrito como “un extraño individuo de tez pálida, alto y vestido con una capa que merodeaba por el cementerio”.

Los alrededores del cementerio eran frecuentados por un ser siniestro

Al cabo de los días comenzaron a llegar testimonios de diversas localidades cercanas.

El miércoles 23 de enero, la policía tomaba declaración a Juan Carlos Yuste y Ángel Yuste, vecinos de Puzol, que afirmaron haber visto a un vampiro en el cementerio al salir del instituto de FP.

Según recoge la declaración, “era muy alto, casi dos metros. Iba vestido de negro, con una capa, sin sombrero y tenía el pelo moreno con canas. Tenía la cara llena de arrugas y los ojos de un color mate”, contaron los testigos. Juan Carlos aseguraba que tenía sangre en los labios y que les persiguió jadeando hasta el colegio Jaime I.

Escucha nuestro programa de Dimensión Misterio sobre los vampiros, los seres más temidos de la noche

Un amplío dispositivo policial se activó con controles y vigilancias, pero no fue posible encontrar a este siniestro ser que misteriosamente desapareció.

De esta historia quedó constancia en la comisaria de Puzol, en un acta redactada por el Jefe de Policía D. Vicente J. donde aparecen los testimonios de ciudadanos de varias poblaciones valencianas que habían sido testigos de la aparición de vampiros en nuestras tierras.

El vampiro de Villamarchante se convirtió en una tenebrosa leyenda que pasó a formar parte la historia de los grandes misterios valencianos como ocurrió con el caso OVNI de Manises o los fantasmas de la biblioteca de Elche.

Síguenos en Twitter (@ValenciaCulture y @ctinafn) y en Facebook (Valencia Culture Magazine) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia.

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

Únete a otros 28.212 suscriptores

Be the first to comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.