El dedo en la llaga: ¿Se nos va de las manos?

entradas-Cirque-Soleil-ticketea

Hoy hemos amanecido con una lamentable y triste noticia, anoche un chico fue asesinado en la playa de la Malvarrosa mientras celebraba la noche de San Juan con sus amigos. Por lo visto hubo una pelea, y alguien que salía de fiesta con un arma blanca de grandes dimensiones (algo muy habitual, yo lo hago todos los sábados), tomó la normal decisión de acabar la vida con este chico de 24 años.

Hace unas semanas, en el exterior de una discoteca ubicada en Pobla de Vallbona que no mencionaremos porque han intentado silenciarnos desde que a nivel particular, y no como Valencia Culture, hicimos una serie de comentarios en la noticia de algún medio de comunicación, un loco, un chalao, un hijo de la gran puta, intentó atropellar a todo el que se le puso por delante después de una pequeña pelea.

¿Sabéis una cosa? Como director de Valenciaculture.com me dan igual los intentos de silenciar a nuestro medio, la discoteca era Jardines de Tabarca, que NO ES CULPABLE de las maniobras de un tonto del culo, pero sí es culpable a la hora de no poner filtro al tipo de gente que dejan entrar a sus instalaciones y que también es culpable a la hora de no evitar una masificación como la de aquella noche, en la que la gente estaba amontonada en las escaleras de entrada con el riesgo que ello conlleva.

Diario Levante

Evidentemente, estos casos son la excepción, no se suelen dar. Incluso Jardines de Tabarca ha destacado siempre por el buen rollo que hay en sus instalaciones, donde pocos problemas se suelen ver. Pero, ¿por qué no educamos al cliente? ¿De verdad todo vale por un puñado de euros más? ¿Por qué no se aumentan las medidas de seguridad a la hora de entrar en una discoteca? ¿Si en un partido de fútbol de alto riesgo te registran al entrar, por qué no se hace lo mismo en la puerta de una discoteca donde hay agravantes como alcohol o drogas? ¿Un camarero no tiene su parte de responsabilidad poniendo una copa a alguien que no está para beber más? ¿Incluso nosotros como RRPP no debemos saber quién está en estado de entrar en un local y quién no? ¿Cuándo vemos una pelea, por qué nos quedamos con los brazos cruzados o grabando con el móvil en vez de avisar a la seguridad de la sala o a la policía correspondiente? ¿Por unos likes en Facebook?

Y nosotros también somos culpables. Hemos alcoholizado el sistema. No es lo mismo beberse una copa que doce, pero claro, luego los cabrones son los Guardias Civiles que están en la rotonda haciendo su trabajo. El culpable nunca es el usuario, nunca soy yo el culpable, siempre lo son los demás. Y no hay celebración que no incluya alcohol. Da igual que sean las dos de la tarde que las dos de la madrugada. Y generalmente sin consumo responsable, y generalmente pasando de que haya niños delante, eso da igual. Aunque sean tus propios hijos.

que.es

Y no, no soy un santo, ni un retrógado, ni un abstemio. Cuando salgo, bebo. Y alguna vez se me ha ido de las manos, como nos ha pasado a todos. Pero he asumido las consecuencias. Y la conclusión a la que llegas es la de “consumo responsable”. Pero cuando se me va, no cojo el coche, no me creo el rey del mundo y no me lío a hostias con el primero que se me cruce. Y de eso te das cuenta el día que lo coges, no sabes ni como llegas a casa y lo que te mereces es o matarte o que te pare la policía y te meta en la cárcel por animal.

Educación y responsabilidad, por favor. Y las armas déjatelas para la Play, porque no vale la pena joder tu vida y la de dos familias por un subidón de testosterona.

Esta es la opinión personal del director de Valenciaculture.com. La web no es responsable de la misma.

Puedes seguirnos en Twitter: @ValenciaCulture y @Monle85

Síguenos en Facebook: Valencia Culture Magazine

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

Be the first to comment