El dedo en la llaga: ¿Sabemos valorar Valencia?

entradas-Cirque-Soleil-ticketea

El pasado viernes, durante nuestra intervención semanal en el programa de radio “Café Express” de la 106.1 (podéis escucharnos todos los viernes entre las 13:30 y las 14:00), surgió el planteamiento de la maravillosa ciudad que tenemos. En aquella intervención llegamos a la conclusión de que tenemos una ciudad puntera, pero seguramente no sabemos venderla, y el problema seguramente venga por nuestra mentalidad.

Porque realmente es así, Valencia es una ciudad increíble, y reúne todos los requisitos para ser una ciudad Top y extraordinaria para vivir, pero muchas veces no nos damos cuenta. Generalmente utilizamos la frase “no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos” cuando nos encontramos ante una ruptura sentimental o el fallecimiento de un familiar, pero estoy plenamente convencido de que, en una época como la actual, de paro, crisis y demás historias que no hace falta comentar, se podría aplicar esta máxima a nuestra ciudad.

Empecemos por el clima. Más de 300 días de sol al año. Supera eso. En Valencia puedes ir a la playa perfectamente de marzo a noviembre. Siempre hay sol, lo raro es que llueva. Así pasa, que cuando llueve hay caos en la ciudad. Pero como en Valencia no llueve nunca, tienes todo el año para practicar deporte al aire libre, para salir tanto de día como de noche, de disfrutar de un almuerzo o aperitivo en una terraza. Pídele eso a Berlín o Londres . Solo tenía que ver la felicidad que tenía mi ex compañera Patricia siendo de Vigo y disfrutando de un clima como el de Valencia. ¿Cuántos de vosotros jugáis a padel? ¡Aquí se puede jugar a padel al aire libre casi todo el año!

viajes.net

Una ciudad de un tamaño óptimo. Volviendo a ex compañeros, recuerdo aquel día que mi ex compañero Iván, después de vivir en Madrid varios años, dijo: “vivir en Valencia es una pasada, puedes hacer tres y cuatro cosas en una tarde, porque en un momento te plantas en cualquier parte de la ciudad. En Madrid solo puedes hacer una”. Y es una realidad de la que creo que no somos conscientes. Ya no solo a la hora de hacer más de una cosa en una tarde, sino por la comodidad de que puedes ir de Torrefiel a Malilla en cosa de veinte minutos, y son puntas opuestas de una ciudad. Eso es calidad de vida, no es necesario hacer grandes desplazamientos para ir a trabajar, invirtiendo un par de horas que restas a tu tiempo libre. O ir al centro andando, impensable por ejemplo en Madrid.

forocoches.com

¿Sabéis la suerte que tenemos de que Valencia sea una ciudad llana? Dentro de lo poco que he viajado, he tenido la gran suerte de visitar una ciudad maravillosa (y que recuerda mucho a la nuestra) como San Francisco. Preciosa, de gente muy abierta y amable, pero un coñazo enorme para las piernas. Menuda ciudad, todo cuestas, subidas que no te imaginarías en tu vida, y bajadas que si vas en bici (ojo con la cantidad de gente que circula en bici en aquella ciudad, un ejemplo a seguir) te puedes pegar un piñazo con mucha facilidad. Valencia no, Valencia es una ciudad llana, ideal para deportistas, tanto para correr como para, sobre todo, salir en bicicleta. Fantástica.

ciclo21.com

El Túria. Hace unos años, unos insensatos propusieron recuperar el paso de agua por el Túria. Sinceramente, eso me parece una animalada, porque me arriesgo a decir que tenemos el mejor parque urbano de Europa. Un jardín que recorre la ciudad de punta a punta, lleno de instalaciones deportiva, zonas de ocio para los niños, con el Parque de Cabecera donde poder pasear a los perros. En serio, ¿quién se imagina Valencia sin el Túria? Ya os digo yo que, ahora que vivo fuera de la ciudad, es un lugar que echo mucho de menos.

budget-travel-tips.com

Algo que también tenemos en Valencia y que es envidia de miles de lugares es la gastronomía. Quizá sea desconocimiento, cosa que dudo, pero recientemente recibí una visita desde Berlín, pregunté por su plato estrella y la respuesta fue el kebab. El kebab. En Berlín. En una de las ciudades más importantes de Europa, el plato estrella es el kebab. Y a nosotros, que se nos conoce más bien poco, nos sobran platos tradicionales. Arroces, ensaladas, productos de la tierra… Lo tenemos todo gastronómicamente hablando. Y además en Valencia empieza a haber un movimiento culinario muy interesante, Ruzafa y el Barrio del Carmen son dos zonas donde constantemente se reinventa la cocina, porque si no innovas, no triunfas en esa ubicación. Y Quique Dacosta y Ricard Camarena son dos embajadores muy importantes de la gastronomía valenciana.

escapadarural.com

Tenemos playa. Y la ventaja que ofrece tener playa, la dan muy pocas cosas. Sino no estarían los madrileños viniendo constantemente a Valencia en busca de nuestras playas. Unas playas que además son un gran reclamo a la hora de vender Valencia en el extranjero, porque cuando llega el calor, todos queremos refrescarnos, y la playa es una de las mejores opciones para resolver este conflicto corporal.

minube.com

Tenemos historia, una historia que nos empeñamos constantemente en ningunear, que no hemos sabido defender como pueblo, y que hemos dejado que pisoteen. Aún así, simplemente a nivel visual o turístico, tienes un Burguer King a 300 metros de un edificio como la Lonja, patrimonio cultural. Pasado y presente a un paso, sin salir de la ciudad, con un simple paseo.

redjaen.es

Un idioma propio que podríamos ligar con la historia, porque también lo ninguneamos constantemente, especialmente desde las instituciones. Y es una pena, porque aunque algunos consideren el valenciano para aldeanos, hay que sentirse orgullosos de tener una lengua propia. Una lengua con autores históricos, con su propio siglo de oro. Después ya entraremos en debates de si valenciano, catalán y demás, nosotros ahí no vamos a entrar, cada uno que tenga su propia opinión, pero no podemos estar constantemente masacrando lo que es nuestro. Y ojo, nosotros también somos culpables, que esta web no tiene su versión en valenciano.

Podríamos seguir y hacer de éste un artículo interminable, porque nos hemos dejado por el camino a nuestra gente, somos abiertos y acogedores; nuestras fiestas, que no todo se acaba en las Fallas, porque hay mucho más; nuestros artistas, que aquí hemos tenido cantantes de la talla de Nino Bravo, nuestras bandas de música, o incluso a día de hoy tenemos a algunos de los mejores disc jockeys más cotizados a nivel nacional; hemos tenido un movimiento cultural que mucha gente repudia, como fue la ruta del bakalao, mientras otros siguen sabiendo explotar la movida madrileña; industria juguetera, de moda; el valenciano es creativo…



Booking.com

Tenemos cientos de cosas en las que somos muy superiores a muchos otros, pero, por algún extraño motivo, lo de fuera siempre es mejor. Igual es que no sabemos vender lo que tenemos. O igual seguimos con la fábula de los cangrejos, no dejando salir de la olla al que encuentra el camino. O igual es que se ha hecho muy mal las cosas y no se ha sabido aprovechar una ciudad que da tantas oportunidades. Total, ya sabemos por qué ha sido siempre noticia nuestra tierra en los últimos años, y nadie ha hecho nada por remediarlo.

Mirad cuantos estudiantes de Erasmus hay en Valencia y seguramente os daréis cuenta de lo que tenemos.

Puedes seguirnos en Twitter: @ValenciaCulture y @Monle85

Síguenos en Facebook: Valencia Culture Magazine

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

10 comentarios en El dedo en la llaga: ¿Sabemos valorar Valencia?

  1. Today, I went to the beach with my kids. I found a sea shell and gave it to
    my 4 year old daughter and said “You can hear the ocean if you put this to your ear.” She placed the shell to her ear and
    screamed. There was a hermit crab inside and it pinched her ear.

    She never wants to go back! LoL I know this is completely off topic but I had to tell someone!