Crónica Fib 2018 – Jueves

Volvemos un año más a una de nuestras fechas señaladas en el calendario, y es que Benicàssim vuelve a vestirse de festival para recibir a las decenas de miles de fibers dispuestos a bailar, saltar y cantar en su decimocuarta edición. En la primera jornada nos esperaban las actuaciones de Nothing But Thieves, Izal, Two Doors Cinema Club o Travis Scott entre muchos otros.

Amanece en Campfest, el que será nuestro hogar (y el de miles de personas más) durante todo el festival. Perfectamente acondicionado como cada año nos permite disfrutar de una buena sombra, un placer que puede parecer básico pero que se torna fundamental en la costa del mediterráneo en verano, y quien ha estado sabe de lo que hablo. Contamos con accesos visibles, montaje tranquilo y espacio de sobra para todos los valientes que acampamos allí. La organización ya nos tiene acostumbrados a pequeños lujos que no dejamos de valorar; como un socorrido supermercado dentro del camping, duchas y servicios limpios prácticamente a todas horas, bar y zonas con música donde poder desconectar antes del gran inicio. En lo que al camping se refiere no hay pegas, sigue siendo un placer acampar año tras año.

Two Door Cinema Club – Lucas Adsc

Llega la hora de la verdad. El Fib 2018 abre sus puertas y con una sorprendente fluidez cientos de asistentes empiezan a ocupar los espacios,  minutos antes vacíos, del festival. Nosotros preferimos aprovechar el inicio para tantear el terreno mientras visitamos a los patrocinadores, sin los cuales no habríamos podido disfrutar de las divertidas actividades, shots gratuitos e incluso varios sorteos con premios tan tangibles como la maquinilla Philips que nos llevamos a casa. A pesar de nuestras alegres distracciones, llegamos a tiempo de ver la segunda mitad de la actuación de la Neoyorquina Caroline Rose, quien a pesar de la temprana hora del espectáculo y el calor que aun pesaba en el ambiente, logró con toda su energía y presencia sobre el escenario activar a los primeros fibers que se acercaron para disfrutar en directo de los temas de su último gran disco, Loner. Sin duda, para nosotros Caroline fue uno de los mejores descubrimientos de esta edición del Fib. Una vez terminado el show, seguimos en el escenario Las Palmas ya que es el turno de los ya conocidos Nothing But Thieves. Primerizos en el festival mediterráneo, se subieron al escenario y descargaron toda la fuerza de sus guitarras para dejarnos un gran directo con temas como Trip Switch o Amsterdam, con el que cerraron por todo lo alto. Ellos forman parte del grupo de artistas que a pesar de ser su primera vez aquí y a primera hora de la tarde, no cabe duda de que volverán y lo harán pisando fuerte.

Después de pasarnos una rato merodeando por la zona vip y disfrutando del ambiente que nos ofrece, nos pasamos por el escenario Visa, donde tiene lugar en este caso el concierto de Everything Everything; cabe decir que a pesar de no conocerlos especialmente, nos dejamos encandilar por su directo protagonizado por melodías reggae, electrónicas, pop e incluso curiosos ritmos africanos. Hubo una canción de ritmo más lento, regret. Regret que nosotros no tuvimos de haberles descubierto aquel día. Un poquito más tarde de las 23h pudimos presenciar a uno de los primeros cabezas de cartel de esta edición 2018: Two Door Cinema Club. El público coreó sus conocidas Something Good Can Work o I Cant´t talk y es que, a decir verdad, a pesar de que no fue un mal concierto, acabamos perdiendo en parte la atención hacia el final del show para concentrarla en la importante elección de la cena de ese día. Dato que, claro está, no juega muy a su favor.

Nothing But Thieves – Lucas Adsc

Después de pasarnos por los puestos de comida y hacernos buena cuenta de una cena al estilo mexicano, llegamos a tiempo de escuchar a Carolina Durante en el escenario Fib Club. Mucho se había oído hablar de este grupo madrileño, creador de Cayetano y por ello, quisimos verlos en directo para juzgar por nosotros mismos. Con un escenario bastante ocupado, sobre todo por españoles y algún extranjero perdido, escuchamos 300 golpes, en verano o la noche de los muertos vivientes. Bastante ochenteros en el estilo y entretenidos de escuchar, parece que los veremos más veces. Ya bien entrada la noche no podíamos perdernos a un Travis Scott que nos facilitó prepararnos, ya que llegó unos 30 minutos más tarde de lo previsto. Perfectamente gestionado por parte de la organización que desde un principio avisó por megafonía y pantallas. Sus escasos 45 minutos de concierto se basaron en fuego, humo, bases que recordaban disparos poco amigables para los que estuvimos las dos primeras canciones (sí, no nos permitió una habitual tercera) en el foso y fundamentalmente trap, el protagonista esperado del show. En fin, definitivamente no nos llevamos una grata impresión de su persona, al menos en lo que al concierto que dio esa noche se refiere.

Antes de dar por finalizado el primer día de festival y escabulléndonos de la actuación del estadounidense, nos pasamos por el segundo escenario para llegar con Mikel Izal a escuchar Copacabana, Pequeña gran revolución o Qué bien. Contaban con un amplio y enérgico público español (poco interesado en el trap contiguo) bastante entregado, con el que llevaron a cabo un concierto que cumplía con las expectativas, ni más ni menos. Volvemos al camping donde nos esperan unas pocas horas de descanso antes de seguir con el segundo día del Fib 2018.

Síguenos en Twitter, Instagram (@ValenciaCulture y @lucascas17) y en Facebook (Valencia Culture Magazine) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia.

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

Acerca de Lucas Andreu 100 Articles
Fotógrafo freelance y redactor. Me gusta la pizza, el café, la cerveza y la pizza también. Pero sin piña, claro.

Be the first to comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.