Cine: The Interview (2014)

En la semana de “50 sombras de Grey” y de “La Isla Mínima”, cada uno por distintos motivos, he tenido la gran suerte de no ir finalmente solo al cine y poder ver “The Interview”, esa película de la que tanto se habló en las noticias porque la habían censurado en no sé cuantas salas y de la que nada más se supo después de su estreno en Estados Unidos.

Después de ver “Juerga hasta el fin” y de declararme abiertamente incapaz de definir esa película, el dúo Rogen-Franco me generaba auténtico pavor. No sé si la apocalíptica comedia es una película mala, malísima, normal, de humor brillante no apto para todos los públicos o si directamente es para verla yendo fumado. Incluso soy de los que piensa que algunas películas del dúo como “Superfumados” están muy sobrevaloradas. Pero después de ver “The Interview” os puedo decir que nos encontramos ante, posiblemente, la mejor comedia de los últimos años, y que tanto Seth Rogen como James Franco se han marcado su mejor película juntos. Simplemente brutal.

Pongámonos en situación: Dave Skylark (James Franco) es un Buenafuente de la vida de los que tanto abundan en los Estados Unidos. Su programa es líder de audiencia ya que tiene el don de conseguir tocar la fibra sensible de sus invitados y con ello sacarles sus confesiones más íntimas. De hecho, en la primera escena Eminem confiesa que es gay de forma prácticamente inconsciente. Pero para gran parte de la crítica especializada su programa es pura basura, y eso afecta a su realizador y mejor amigo Aaron (Seth Rogen), hasta el punto en que se replantea si la fórmula que utilizan es la más adecuada. Es en ese momento cuando Dave descubre en internet que el líder norcoreano Kim Jong-un (Randall Park) es su fan incondicional. Y lo único que se le ocurre es entrevistarle, para demostrar al mundo que no es un fracasado. El problema llega cuando la CIA se mete por medio y encarga a nuestros dos protagonistas una misión: asesinar al dictador.

En una película que bebe directamente de otros clásicos del cine de humor como “Dos tontos muy tontos” y con unas escenas finales que podrían ser asociadas a Quentin Tarantino, si algo os puedo asegurar es que os vais a reír. Pero no reírse en momentos puntuales, no, esta película provoca partidas de culo constantes. Las risas inundan la sala prácticamente desde la primera escena, y conforme evoluciona el film van aumentando hasta un punto en el que crees que es imposible reír más. Pero lo mejor de todo es que lo consiguen. No esperes humor inteligente, porque el humor es, por momentos, de lo más absurdo que puedas sacar. ¿Predecible? Sí. ¿Efectivo? También. Y escatología vas a tener toda la del mundo y más allá.

Si por algo se hizo famosa esta película es por todo lo “extra cinematográfico” que conllevó su estreno, y la verdad es que toda la crítica que se hizo es cierta. Y la polémica está más que justificada. Porque las faltadas son constantes, es una película políticamente incorrecta, y nunca mejor dicho. Claro que la situación de Corea del Norte tampoco es que sea la mejor a nivel político. Pero vamos, si yo fuese norcoreano no dudaría en mandar unos hombres de negro a hacer una visita tanto a James como a Seth. Pero como soy español, me dedico a disfrutarla y a reírme mientras veo como Kim Jong-un se emociona al escuchar “Firework” de Katy Perry en el tanque que Stalin regaló a su abuelo, o como se indigna al recordar que su padre decía que el Margarita es una bebida de maricas.

Y lo de James Franco es para quitarse el sombrero. Este chico es un pedazo de actor como la copa de un pino. Igual te vale para un roto como para un descosido, dale cualquier papel a este chaval y lo bordará. ¿Drama? Drama. ¿Comedia? Comedia. Su actuación en esta película es simplemente sublime. Cuando no puedes evitar decir en medio de la sala: “este chaval es gilipollas” es que está bordando su papel. Y creedme que lo borda. Y Seth Rogen en la línea de siempre. Me deja un poco frío, pero en el fondo mola. Además su parecido físico con mi amigo Carlo Amaro hace que le coja más cariño.

Mi recomendación es que la veáis en el cine. Esta película vale todos y cada uno de los euros que paguéis por ella. Hay películas que las ves y te gustan. Hay otras que te dejan frío. Ésta será mejor o peor, eso ya va a gusto de cada uno, pero es una película que se disfruta. Y sales de la sala con un buen rollo increíble y con la sensación de haber invertido bien tu dinero. El problema es que pasará injustamente desapercibida, y más con el ciclón Grey (más de 30 metros de cola en el CC El Saler).

Nota: 9/10. Nota basada exclusivamente en comedia. Como película no pasará a la historia, pero a nivel cómico es lo mejor que he visto en años, y he visto bastantes y bastante buenas. Totalmente recomendable. Y por supuesto, caerá en Bluray.

Puedes seguirnos en Twitter: @ValenciaCulture y @Monle85

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

Be the first to comment