Retro-Valencia: Bananas Maxi Disco

Es sábado y tenemos ya el ritmo en las venas. Dicen que la noche valenciana ha cambiado mucho. Puede ser. Todo tiempo pasado fue mejor. Y dentro de ese tiempo pasado hubo una discoteca que prácticamente todos pisamos en algún momento. Es Bananas Maxi Disco. ¿Hacemos memoria?

Si hablamos del Disco-tren gratuito o del Besódromo, a todos nos viene a la mente una discoteca. Íbamos a mencionar El Romaní, pero seguramente nos vendría a la mente otro local de ocio (del que quizá algún día hablemos). Nuestra protagonista de este Retro-Valencia es Bananas Maxi Disco, una discoteca que quizá fue la reina de la noche valenciana.

Ubicada junto a la A7 a su paso por Almussafes, este inmenso templo de cristal abrió sus puertas en 1987 bajo el nombre de Macro Disco Palace. No sería hasta 1989 en que adquiriría el nombre por el que se recuerda a día de hoy, y que la lanzó a la fama más allá de tierras valencianas.

Bananas Maxi Disco desde el aire – Foto: Hay Madre Mía

Bananas era otro rollo, no tenía nada que ver con cualquier discoteca que pudieses encontrar en Valencia capital. Además de por su imponente estructura acristalada que la hacía casi única, sus potentes focos de luz que se veían desde kilómetros antes de llegar hacían presagiar que una noche allí sería totalmente distinta a lo que pudieses encontrar en “la capi”. Y además estaba esa fama de que lo de ligar era coser y cantar.

Pero si Bananas destacó por algo, posiblemente fue porque se adelantó a los tiempos en lo referente a organización de fiestas, con las mejores marcas y las emisoras de radio más importantes en la época, acompañadas de grandes djs llegados de toda España. Además de sus tres pistas con distintos estilos musicales, un gran acierto de la gerencia de Bananas fue la apuesta por el Besódromo, con bellas “modelos” ligeras de ropa que te besaban si te atrevías a pasear por aquella pasarela a la que a veces te subían los (ponga usted el calificativo que quiera) de tus amigos cuando más perjudicado ibas.

Otro de los aspectos en los que fue una discoteca avanzada a su tiempo fue el relacionado con la organización de eventos. Allí tuvieron lugar certámenes de la elección de Miss Valencia y de Miss Comunidad Valenciana, y se convirtió también en lugar de presencia habitual de lo más destacado del famoseo nacional.

Ya entrados los años 2000, el último gran éxito de Bananas Maxi Disco fue la apertura de Friend´s Club, un after con la mejor música electrónica del momento y que reunía cada domingo a miles de jóvenes valencianos.

¿Qué acabó con Bananas Maxi Disco?

Desde mitad de la primera década de los años 2000 se ha experimentado un aumento en el número de controles de alcoholemia durante los fines de semana. Aquello provocó un cambio en los hábitos de muchos jóvenes a la hora de salir los sábados por la noche, que preferían quedarse en la capital para evitar sustos de última hora. El número de asistentes al templo de cristal pasó de una media de 9000 cada fin de semana a apenas unos cientos, situación que provocó su cierre allá por el año 2009-2010.

En la actualidad, Bananas Maxi Disco es un enorme palacio de cristal abandonado a su suerte. Su imagen se asemeja más a la de un templo en un mundo post apocalíptico que a la de una de las mejores discotecas de la noche valenciana. Pero el recuerdo quedará para siempre. ¿Te animas a contarnos el tuyo?

Síguenos en Twitter (@ValenciaCulture y @Monle85) y dale al “me gusta” en Facebook (Valencia Culture Magazine) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia.

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

Be the first to comment