El Ayuntamiento está para dar soluciones, no para crear problemas

La ciudad de Valencia se prepara para la prohibición de estacionar en el carril bus - Foto: Las Provincias

La nueva decisión del Ayuntamiento de Valencia, que prohibirá el estacionamiento en el carril bus durante la noche, vuelve a generar polémica entre los valencianos.

Que los valencianos somos comodones, lo sabemos todos. Que a los valencianos nos gusta coger el coche hasta para ir a comprar tabaco, también. Y que el transporte público parece que nos da alergia es otra realidad. Pero de ahí a demonizar el uso del coche, va un mundo.

Quizá demonizar sea una palabra un tanto exagerada y no sea el objetivo real del Ayuntamiento, tal y como se expone desde algunos sectores. Unos sectores que están esperando a la mínima para criticarlo todo, sea lo que sea. Hay quien no sabe gestionar los cambios, y algunos escuecen. Pero no se puede entrar como un elefante en una cacharrería, especialmente cuando la gente tiene una serie de costumbres que, si bien es cierto que se podrían cambiar, necesitan un tiempo de adaptación.

Entiendo que se peatonalice el centro histórico de una ciudad, sea la que sea. Ahí están las raíces de lo que son nuestras ciudades a día de hoy, con lo que ello conlleva: calles y aceras estrechas, edificios singulares y un encanto especial que es mejor conservar. De hecho, muchas ciudades tienen un centro histórico peatonalizado y, sinceramente, es una gozada pasear por sus calles.

Entiendo también que se fomente el uso de la bicicleta. Es un medio de transporte sano, saludable y bueno para el medio ambiente, siendo Valencia una ciudad perfecta para su uso. Tamaño medio y totalmente llana, además de tener el río para cruzarla de punta a punta. Por eso creo que el anillo ciclista es una idea perfecta.

Giuseppe Grezzi, concejal de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de Valencia – Foto: La Información

Pero lo de querer prohibir aparcar en el carril bus me parece una canallada. Valencia tiene un gravísimo problema con el aparcamiento, tanto por el uso excesivo del coche (problema del ciudadano) como por la falta de plazas (problema del Ayuntamiento). Y aparcar en el carril bus durante la noche era un balón de oxígeno para este problema. Por un lado amplías el número de plazas, y por el otro no perjudicas el tráfico.

Quien está a favor de la medida (que ojo, no es del todo mala y tiene una parte lógica) se ampara en que en prácticamente ninguna otra ciudad europea se puede aparcar en el carril bus. Bueno, siendo tremendamente demagógico, tampoco crean grandes monumentos de cartón piedra y los queman. Pero el tema no es ese.

Si quitas miles de plazas de aparcamiento, ¿dónde estacionas todos esos coches? Sí, hay parkings privados. Ya, también somos españoles, somos pícaros y los precios van a crecer. Hay parkings low-cost en Valencia. Cierto, pero casi los puedes contar con los dedos de la mano.

Encuesta: ¿se debe prohibir aparcar en el carril bus por la noche?

Si tomas esta medida, primero debes dar soluciones. La misión de un Ayuntamiento es ésta, no generar problemas. ¿Es buena medida? El tiempo dirá, a mi no me parece mala, siempre y cuando se dé una alternativa válida y gratuita a la ciudadanía, empezando por habilitar solares como aparcamientos públicos y continuando por desarrollar una red de transporte urbano económico, útil y fiable, y no lo que tenemos hasta ahora.

Ah, y los ciudadanos concienciarnos, que la solución a muchos de nuestros problemas es bastante sencilla.

Síguenos en Twitter (@ValenciaCulture y @Monle85) y dale al “me gusta” en Facebook (Valencia Culture Magazine) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia.

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

Be the first to comment