Amado Granell, el valenciano que liberó París de los nazis

Seguro que muchos de vosotros habéis oído hablar de un tal Hitler. Seguro que la mayoría conocéis la Segunda Guerra Mundial. Pero lo que seguro no conocéis todos, es que uno de los episodios más importantes de esta guerra fue protagonizado por un valenciano, el teniente Amado Granell.

24 de Agosto de 1944. París , invadida por alemanes, se encuentra sumida en la desesperación y la tristeza. La II Guerra Mundial está siendo devastadora. Una guerra que pasará a la historia como la más sangrienta de cuantas se conocen.

París, la ciudad de la luz, se va sumiendo en la oscuridad y el pesimismo ante la invasión alemana de la que está siendo víctima.

La 2ª División Blindada del general Philippe Leclerc no está dispuesta a dejar que París caiga en manos nazis y, para combatir al enemigo, encarga a La Novena Compañía que espíe el comportamiento del bando enemigo.

La Nueve, como se les conoce, está formada por 150 exiliados españoles y a su cabeza encontramos a Amado Granell, un valenciano que nació con alma de combatiente.

Curtido en mil batallas, Granell tiene órdenes de estudiar la posición del ejército alemán. Reúne a su compañía y marchan, a lomos de sus carros de combate (bautizados con nombres como Don Quichotte”, “Cap Serrat”, “ Madrid ”… en honor a sus orígenes), en dirección a la capital francesa.

Al finalizar la mañana, La Nueve se encuentra frente a la Puerta de Italia, a la espera de confirmar su siguiente paso.

Al caer la noche, Granell, hombre decidido y luchador, se convierte en la insignia de la liberación cuando decide, en contra de las órdenes recibidas, avanzar hacia el Ayuntamiento parisino con La Nueve, guiado por un ciudadano común y una guía Michelín.

La Nueve llegó al Ayuntamiento de la ciudad, sin disparar ni una sola bala y logró la rendición del líder nazi que ya había instalado allí su sede. París había sido liberada.

Amado Granell y la Novena Compañía fueron los primeros en irrumpir en la ciudad y liberarla de los nazis.

Así fue como un valenciano, Amado Granell,  nacido en Burriana el 5 de noviembre de 1898, se convirtió en el héroe que liberó París de la ocupación alemana.

Una hazaña histórica de la que, hasta hace poco tiempo, sólo había constancia en una fotografía del diario Liberation donde fue borrado del pie de foto por sus orígenes españoles.

Algunos años después, 71 exactamente, una biografía escrita por  el historiador Cyril Garcia concede al oficial el lugar que nunca tuvo en los libros de Historia.

Implicado activamente en la lucha contra la dictadura franquista, ya fuera como parte combatiente durante la Guerra Civil, o como mediador político desde Francia, Amadeo Granell se convirtió en el protagonista de uno los episodios clave de la II Guerra Mundial.

Un héroe valenciano que, a pesar de morir trágicamente en un accidente de tráfico en Sueca el 12 de mayo de 1972, se merece reconocimiento y admiración. Un reconocimiento que le llevó a ser laureado con la Legión de Honor de la República Francesa; que le concedió el título de protector del general De Gaulle durante el desfile de la Victoria en los Campos Elíseos, y que en Valencia está presente en una Avenida que lleva su nombre, en una calle del barrio de la Fontenta de Sant Lluís y en la plaza que se la ha dedicado en el interior del Instituto Francés de Valencia. Pocos reconocimientos para un hombre cuyo coraje y valentía lo convirtieron en el libertador de París, y cuyas hazañas quedaron pendientes de escribirse en un esbozo de memorias que tituló La guerra hecha por un civil: Recuerdos de un combatiente.

Síguenos en Twitter (@ValenciaCulture y @ctinafn) y en Facebook (Valencia Culture Magazine) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia.

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

Be the first to comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.