La Albufera de Anna, el paraíso está a un paso de Valencia

Un paraíso al lado de casa, la Albufera de Anna. Fotos: Cristina Fernández

Seguro que eres de esas personas a las que les encanta bañarse al aire libre en verano. Quizá tengas hijos y te guste que estén en contacto con la naturaleza. Y quizá seas amante de la fotografía y te encante ir a hacer fotos a lugares con encanto. Si cumples con alguno de estos tres requisitos, estás de enhorabuena. El paraíso existe y se encuentra a apenas 40 minutos de Valencia. Se le conoce como la Albufera de Anna.

A apenas 40 minutos al sur de Valencia encontramos un lugar que, sin duda, es uno de los parajes más bonitos y relajantes en la Comunidad Valenciana. Su tranquilidad, su paisaje, el contacto con la naturaleza y, por qué no, su gastronomía típica valenciana, lo convierten en un lugar imprescindible cuando llega el buen tiempo.

Una de las cosas más gratificantes cuando sufrimos una ola de calor asfixiante es poder darte un baño en agua fría. No todo el mundo tiene la posibilidad de disfrutar de una piscina, y, a veces, tampoco es la mejor opción. Podemos darle una vuelta a esta situación y gozar de un entorno en plena naturaleza en el que reencontrarnos con la paz y tranquilidad que no siempre ofrece el verano. Si eres de esas personas que buscan vivir estas sensaciones, la Albufera de Anna es un precioso lugar que debes visitar en Valencia.

Ubicada en un entorno paradisíaco, la Albufera de Anna nos ofrece un espacio al aire libre en el que poder disfrutar de algunos de los privilegios del verano: un lago habitado por patos y ocas (ojo, no está permitido el baño), una piscina que recibe agua helada de distintos manantiales junto al mismo y otra municipal con socorristas que abre de junio a septiembre.

Pero la Albufera de Anna es mucho más que un lugar donde darse un baño refrescante. El entorno, en el que destacan los pinos, los sauces llorones, los eucaliptos y los plataneros que producen una sombra maravillosa para echar una siesta genial a una temperatura increíble, es un lugar donde disfrutar de un divertido día veraniego. Porque además de poder recorrer el lago a pie, puedes alquilar una barca para dar un agradable paseo. Y si a esto le unimos la zona de juegos infantiles, los restaurantes y los chiringuitos, se te queda un lugar idílico para gozar y repetir.

Como comentaba anteriormente, la Albufera de Anna se convierte en uno de los lugares imprescindibles para los amantes de la fotografía en Valencia. La combinación de colores verdes y oscuros de sus árboles, el precioso reflejo del agua del lago, los animales que habitan tranquilamente entre humanos y las cascadas de distintos tamaños presentes en distintos puntos del paraje ofrecen más de una oportunidad de conseguir un precioso disparo.

Llegar a la Albufera de Anna es muy sencillo, ya que se encuentra a tan sólo un kilómetro del pueblo, muy bien señalizado, por cierto. El acceso tiene un coste de 3 euros por adulto y 1,5 euros por niño en temporada alta, y 2 euros por adulto y 1 por niño en temporada baja. Los perros son bienvenidos, por cierto. Y el respeto a los animales también, a pesar de algunos.

Así que ya sabes, si quieres enamorarte de un paraje paradisíaco en Valencia; si quieres disfrutar de un día de agua bien fría bajo el sol; si quieres salir de la rutina y desconectar del mundo, la Albufera de Anna te cautivará.

Síguenos en Twitter (@ValenciaCulture y @Monle85) y en Facebook (Valencia Culture Magazine) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia.

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

Be the first to comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.