Un 9 de octubre que acabó con sabor agridulce

Valencia celebró el 9 de octubre en diferentes actos, como la Procesión Cívica, la Mascletà en la habitual Plaza del Ayuntamiento y como broche final al día festivo, la Entrada de Moros y Cristianos con una asistencia de público espectacular.

Valencia celebró el 9 de octubre en diferentes actos, como la Procesión Cívica, la Mascletà en la habitual Plaza del Ayuntamiento y como broche final al día festivo, la Entrada de Moros y Cristianos con una asistencia de público espectacular.

El pasado lunes 9 de octubre, la ciudad despertaba con la sonrisa y la cabeza bien alta, y la muchedumbre se dirigía hacia la conocida Plaza del Ayuntamiento. El centro de la capital se llenaba poco a poco de diferentes asociaciones en busca de un lugar privilegiado para presenciar la tradicional bajada de la Senyera desde el balcón del Ayuntamiento.

Bajada de la Senyera, acto previo que da comienzo a la Procesión Cívica.

En la procesión participaron diferentes altos cargos del actual gobierno valenciano, así como también diversas asociaciones, comisiones festeras y otros grupos. El público se hacía hueco al paso que la Real Senyera de la Comunitat Valenciana avanzaba por las calles de la ciudad. La mañana estuvo marcada por una espontánea ovación a la Policía Nacional, además de los abucheos y graves insultos hacia el partido político de Compromís de alguna parte de la ciudadanía durante la mañana. La policía y las demás corporaciones velaron por la seguridad del acto y se cumplió con la tradicional ofrenda floral a Jaume I (estatua situada en el Parque del Parterre) con total normalidad.

A las 17:00h la calle de la Paz, ya preparada, era el turno del acto más multitudinario. La entrada de moros y cristianos ha ido creciendo de forma exponencial en los últimos años. A este tipo de eventos tan sólo le puede superar la Cabalgata de Reyes Magos en el mes de enero. Su duración de aproximadamente cuatro horas y media, no hizo que todo el público se quedara hasta el final, aunque tampoco lo pusieron fácil, ya que el espacio entre comparsa y comparsa, hiciera un acto ligeramente tedioso. Un desfile que aún por corregir algunos detalles, muestra un gran interés en crecer y enganchar al público de principio a fin.

 Fotogalería a cargo de Roberto Arjona

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La manifestación convocada de la tarde, que organiza cada año una comisión formada por varias organizaciones (desde los sindicatos UGT y CC OO hasta partidos como Compromís y Podemos o entidades como Acció Cultural del País Valencià) acabó con algunos incidentes. En torno las 19:00h, paralelo a la fiesta que se estaba viviendo en pleno centro de Valencia, y muy cerca de la Plaza del Ayuntamiento (fin del desfile de Moros y Cristianos), se desencadenó una serie de actos de violencia en la manifestación convocada. Los hechos ocurrieron en la Plaza San Agustín, donde grupos ultras se dieron cita y rodearon, agrediendo físicamente y verbalmente a los que participaban en dicha manifestación.

El recorrido de la comitiva oficial, cortado inicialmente en dos por la Policía Nacional, discurrió por el centro de la capital, pero en un punto del recorrido tuvo que cambiar de trayectoria ante las amenazas de más simpatizantes ultras. Con cánticos de “soy español, español, español” o “somos valencianos, nunca catalanes”, la contramanifestación, donde abundaban banderas valencianistas y españolas, persiguieron literalmente a la marcha oficial, eso sí, separados por los agentes.

Cordón policial que limitaba la manifestación de la contramanifestación el pasado lunes durante las celebraciones del 9 de octubre.

 

El pasado miércoles, el Cuerpo Nacional de Policía, detuvo a una persona por su supuesta implicación en las agresiones de ultra derecha a manifestantes nacionalistas y de izquierda. Por el momento, no se descartan más arrestos tras la identificación de varias personas implicadas en las agresiones.

Desflie Moros y Cristianos, entrando en la C/ del La Paz

La fiesta del 9 de octubre de 2017 terminó con algunos incidentes al final de la tarde, que ahora pasará a manos de la Policía. El Ayuntamiento, por su parte, tendrá que pensar si para años venideros, saturar la ciudad de esta forma sería necesario en un día más bien cultural y familiar.

Visita nuestra web: Valencia Culture Magazine y síguenos en Facebook: Valencia Culture Magazine para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Valencia

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

Be the first to comment