9 años sin vosotros

entradas-Cirque-Soleil-ticketea

A todos nos pasa que hay días que nos marcan para siempre, días que te cambian la vida, días en los que recuerdas absolutamente todo lo que sucedió, casi minuto a minuto, como si hubiese sucedido ayer. Hoy se cumplen nueve años de uno de esos días.

Lo recuerdo como si fuese ayer, y no podré olvidarlo nunca. Y es una sensación que no querría que sufriese ni mi peor enemigo, nadie merece pasar por esto. Un accidente, una noticia, incertidumbre, horas que parecían días.

eldiario.es

Era algo más de la una de la tarde, quien entonces era mi pareja había ido a una entrevista de trabajo de esas que te dejan con la sensación de haber perdido el tiempo. Sí, era la época en la que aún había entrevistas de trabajo. Esperaba a su padre, que tenía que ir a recogerle al centro. Pero su padre no cogía el teléfono, y el tiempo se echaba encima para ir a ese otro trabajo que no le satisfacía, así que decidió coger el metro en la estación de Xàtiva. Allí vio a uno de sus vecinos, a quien el caprichoso destino decidió que no volvería a saludar. Llegaron a la estación de Ángel Guimerá y tuvo una corazonada. “Vuelve a llamar a tu padre, que seguro que te coge el teléfono”. Y así fue, llamó y su padre contestó. “Sube que ahora te recojo, que ya estoy en el centro”. Y subió. Y se libró. Pero otras 43 personas no tuvieron esa suerte. 43 vidas rotas y 43 familias destrozadas. Y hasta hoy, cero culpables.

Podría hablaros de la cantidad de horas de incertidumbre que me quiso dar ese ser que maneja los hilos de esta vida, que hizo que durante toda la tarde no hubiese nadie en la casa de mi ex pareja, que tuviese el móvil apagado al no tener batería, que las noticias fuesen empeorando a cada hora, y el estado de nervios al no tener noticias hasta pasadas las 7 de la tarde. Pero sería injusto, porque la historia no es la suya, es la de muchos otros. Sin ir más lejos, su vecino nunca llegó a conocer a su hijo que estaba en camino. Un hijo que, nueve años después, sigue sin ser tratado como toca por los auténticos culpables. Y como esta, muchas historias más, historias de un accidente que nunca debía haber sucedido.

Y así como las autoridades os han dejado de lado, vuestros vecinos, los ciudadanos, no os han olvidado. Ni os olvidarán jamás. Porque mi historia que tuvo un final feliz podía no haberlo tenido. O la tuya, amigo lector. Porque nunca sabes cuando te puede pasar a ti. Y cuando no eres culpable, lo mínimo que se debe exigir es justicia, una justicia que nunca habéis tenido, un respeto que se os ha faltado, y no lo merecíais.

lovevalencia.com

Por cierto, Les Corts reabren la investigación del accidente. Por fin.

Descansad en paz.

Puedes seguirnos en Twitter: @ValenciaCulture y @Monle85

Síguenos en Facebook: Valencia Culture Magazine

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

Be the first to comment