“De Cupido nadie se enamora”. Capítulo 4

entradas-Cirque-Soleil-ticketea

Tú eres la luz de mi vida,

tú eres la voz que me calma,

tú eres la lluvia de mi alma,

eres toda mi verdad,

eres toda mi verdad.

(Mi verdad -Maná y Shakira-).

 piscis

“Tenemos una petición de Piscis que quiere dedicar la siguiente canción al amor de su vida con estas palabras: siempre estaremos juntos, pase lo que pase”.

¡Qué bonito! (Debe sonar irónico). ¿Por qué la gente se hace juramentos de amor que no saben si podrán cumplir? ¿Y qué es eso de Piscis? ¿Acaso se ha convertido mi programa en un espacio esotérico? Mientras suena la canción que nos ha pedido “nuestra amiga Piscis“, leo los veinte whatsapp que me ha enviado Martina. Son acerca de la despedida de soltera que estoy organizando yo. ¿Por qué si la organizo yo me tiene que decir constantemente lo que tengo que hacer? Empieza a irritarme esa faceta suya tan mandona. Pero no siempre fue así. Tras el instituto nos fuimos juntas a la ciudad a estudiar. Yo quería hacer periodismo y ella… Bueno ella sólo quería salir del pueblo y desde bien pequeñitas habíamos soñado con compartir piso así es que hicimos nuestros sueños realidad. Ella se matriculó en magisterio pero como no le gustaba nada, a los tres meses lo dejó y se matriculó en una escuela de peluquería. Sus padres jamás lo supieron hasta que se presentó de vuelta en el pueblo con su título de peluquera bajo el brazo. Primeramente buscó trabajo en la ciudad, pero tras varios intentos frustrados y en complicidad con su tía, tomó la decisión de regresar a su hogar. Sus padres pusieron el grito en el cielo y hasta la tiraron de casa. Pero el enfado sólo les duró tres días. Finalmente aceptaron la decisión de Martina y desde entonces trabaja en la peluquería de su tía. Y yo me quedé sola en nuestro piso y aquí sigo.

Siempre supe de la estupenda relación que mantenían mi hermano y Martina. Pese a llevarnos cinco años, con Fran siempre he tenido cierta complicidad y hacíamos muchas cosas juntos. Él era quien nos llevaba de fiesta, quien velaba por nosotras, quien mentía por nosotras… Y sin embargo, jamás de los jamases me imaginé que mi mejor amiga amaba en secreto a mi hermano. Pero lo más gracioso de todo esto, es que a mi hermano le pasaba igual. ¿Y ninguno de los dos fue capaz de confesarme sus sentimientos? Me tuve que enterar de la peor forma. Martina había regresado al pueblo y ya llevaba cinco meses trabajando junto a su tía. Yo por aquel entonces trabajaba de camarera mientras seguía asistiendo a la universidad. Era el fin de semana de las fiestas patronales. Como siempre nos reunimos los mismos y yo… bueno, ya sabéis el problema que tengo con los cubatas. Estaba saltando feliz al ritmo de una canción de Maná, cuando vi como mi hermano y Martina se besaban. Lo primero que pensé fue: “estoy muy borracha, esto no está pasando“. Pero siguieron y siguieron hasta que acabaron por desaparecer del baile. ¿Por qué me sentó tan mal? ¿Desde cuándo Martina y mi hermano se gustaban? O, ¿acaso se trataba sólo del rollo de una noche? Entonces Fran acabaría haciendo daño a mi mejor amiga y eso jamás se lo perdonaría. Sentí tal mezcla de emociones contradictorias que cuando Javi el gordo vino a darme la brasa una vez más, no me lo pensé dos veces y lo besé. No besaba mal pero no me hizo sentir nada. Después de unos cuantos besos, que a algún gilipollas se le ocurrió inmortalizar con una foto, le dije a Javi que olvidara lo ocurrido. Demás está decir que nunca lo hizo. Al día siguiente, cuando se me pasó la resaca, enfrenté a Martina y a mi hermano. Cuál no fue mi sorpresa que llevaban dos semanas saliendo juntos.

-¿Teníais pensado decírmelo alguna vez?

-Lola, lo siento. -Me dijo Martina.- No quería que te sintieras mal si Fran no correspondía a mis sentimientos. Pensé que sería mejor para nuestra amistad mantener al margen…

-Soy tu mejor amiga Martina, y me mantienes al margen de tu vida. -No la dejé acabar.

Salí corriendo de la habitación y regresé antes de tiempo a la ciudad. Estuve sin hablar con mi hermano y Martina más de dos meses. Pero un día los dos se presentaron en mi piso por sorpresa y juraron que no se moverían de allí hasta que no los escuchara. ¿Qué otra cosa podía hacer? ¿Y quién era yo para oponerme a su amor? Fran ha sido el único hombre en la vida de Martina, eso de sobras lo sé, y después de diez años juntos van a casarse. Y siempre estarán juntos, pase lo que pase porque no existe mejor mujer para mi hermano, y no existe mejor hombre para mi mejor amiga.

[Continuará…]

Puedes seguirnos en Twitter: @ValenciaCulture

Síguenos en Facebook: Valencia Culture Magazine y Top Valencia

Puedes seguir a Vanessa Gonzalez Villar en su blog

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

6 comentarios en “De Cupido nadie se enamora”. Capítulo 4

  1. Greetings from Colorado! I’m bored at work so I decided to browse your site on my iphone during lunch break.
    I love the information you provide here and can’t wait to
    take a look when I get home. I’m surprised at how fast your blog loaded on my phone ..

    I’m not even using WIFI, just 3G .. Anyways, good blog!

  2. Just wish to say your article is as amazing. The clearness on your put up is just nice and that i
    could assume you’re an expert in this subject. Fine along with your permission allow me to clutch your
    feed to stay up to date with drawing close post. Thank you one million and please carry on the gratifying work.

  3. Hey there! I know this is kinda off topic however , I’d figured I’d ask.
    Would you be interested in trading links or maybe guest writing a blog post or
    vice-versa? My site addresses a lot of the same subjects as yours and I think we could greatly benefit from
    each other. If you’re interested feel free to
    send me an e-mail. I look forward to hearing from you!
    Awesome blog by the way!