10 ídolos del valencianismo

Tras el último artículo “10 traidores del valencianismo“, toca ver la cara positiva y amable del fútbol, la que tiene lugar en el terreno de juego. Esa es la parte que te hace enamorarte de este deporte que levanta pasiones en los cinco continentes.

Mestalla es un estadio que ha visto pasar cientos de estrellas del fútbol a lo largo de su historia. Muchas han jugado en el equipo contrario, pero muchas otras han vestido la camiseta del Valencia, convirtiéndose en auténticos ídolos de la afición valencianista, y hoy os traemos diez de esos ídolos:

Antonio Puchades: Nacido en Sueca. En Mestalla se le recuerda como una de las mayores leyendas que han vestido la camiseta del Valencia CF y uno de los mejores centrocampistas españoles de la historia. En sus años como valencianista ganó una liga y dos copas, y fue pieza clave de la selección española que alcanzó el cuarto puesto en el mundial de Brasil de 1950, siendo elegido en el once ideal del torneo. El Barça se interesó por el, Puchades se llevó al interesado a comer paella y le contestó que se quedaba en el Valencia.

1369383274_088505_1369384244_noticia_grande
Mario Alberto Kempes: el ídolo por excelencia de la afición de Mestalla, la estrella histórica del Valencia CF. El gran crack mundial de finales de los 70 vestía de blanco por la banda izquierda del Luis Casanova. Dos pichichis, una Copa del Rey, una Recopa y una Supercopa de Europa fueron la aportación del argentino al palmares del club. Campeón del mundo en el 78, Kempes es uno de los más grandes del fútbol mundial.

01-Kempes
Fernando Gómez Colomer: el centrocampista que más goles ha anotado en la historia del club de Mestalla, Fernando es otro de los ídolos del valencianismo. Una gran visión de juego y una sobresaliente capacidad goleadora convirtieron al 10 en una de las personas más respetadas en la historia del Valencia CF. Tras anotar más de 100 goles con el club de sus amores, marchó a Inglaterra para jugar con el Wolverhampton.

fernando_gomez_0
Ricardo Arias: el central de Catarroja es otro de los emblemas de la afición valencianista. Carácter, garra y liderazgo hicieron que Arias destacase como jugador del primer equipo desde bien joven. Un central de los que ya no hay, un jugador que todo entrenador y aficionado querría tener en su equipo. Se despidió de la afición del Valencia CF en un encuentro homenaje ante el Barcelona .

arias
Lubo Penev: el búlgaro fue uno de esos fichajes que generalmente salen bien al Valencia CF. Futbolista desconocido para el público en general que acaba convirtiéndose en la estrella del club de Mestalla. Penev era un delantero diferente, a pesar de su gran corpulencia tenía buenas dotes técnicas con el balón en los pies. Además, cubría la pelota como nadie y eso beneficiaba al juego de ataque del equipo. Finalista de la Copa del Rey del 95, marchó al Atlético de Madrid tras superar un cáncer de testículos.

Penev-capitan-del-Valencia
Pedja Mijatovic: coincidió como jugador tanto con Fernando como con Lubo Penev. El montenegrino era pura magia, el futbolista total. Destacó como jugador casi desde su primer partido como valencianista. Sus cifras goleadoras como mediapunta eran interesantes, hasta que Luis Aragonés le colocó como delantero y se destapó como goleador en la temporada 95-96, anotado 28 tantos que llevaron al club al subcampeonato de Liga. Mestalla aún recuerda su exhibición ante el Barcelona en partido que acabó 4-1, su gol de falta ante el Deportivo de la Coruña en la final de Copa del 95 o sus tres goles desde medio campo ante Logroñes, Athletic de Bilbao y PSV. Un balón de oro que nunca lo fue.

41467103

Gaizka Mendieta: el futbolista que jamás estuvo llamado a ser una estrella. Mendieta era uno de esos currantes del fútbol que en condiciones normales nunca hubiese sido recordado como un ídolo de un club del tamaño del Valencia. Comenzó su carrera como lateral derecho de gran resistencia física, pero fue con la llegada de Claudio Ranieri y su cambio de ubicación al centro del campo cuando se destapó como un futbolista impresionante. Gran visión de juego, increíble lanzador de penaltis y especialista en anotar goles imposibles, formó una dupla letal con Claudio López. Para el recuerdo quedarán sus goles ante el Athletic de Bilbao, Barcelona y en especial el de la final de Copa del 99 donde el Valencia se proclamó campeón.

1534988_w2
Claudio López: posiblemente el futbolista que hizo grande al Valencia. Tras una primera temporada horrible, en la que destacó más por sus errores que por sus aciertos (aunque anotó un golazo al Atlético desde medio campo), nadie confió en las posibilidades del argentino. Y al año siguiente, en compañía de Adrian Ilie, se marcó una segunda vuelta de escándalo, cerrando la temporada con 12 goles. Pero su gran año fue el 98-99, donde anotó 37 tantos entre todas las competiciones y llevó al club a ganar su primer título en casi 20 años. Su rendimiento bajó en la temporada 99-2000 llegando a ser apartado por el entrenador Héctor Cuper, pero contribuyó activamente en llevar al Valencia a su primera final de la Liga de Campeones.

claudio_lopez1
David Albelda: y otro caso de jugador que sin estar llamado a ser una estrella acaba convirtiéndose en un ídolo del valencianismo. Tras su cesión al Villarreal, club con el que ascendió a Primera División, fue marcado por la prensa nacional por una entrada al brasileño Juninho, jugador del Atlético de Madrid. En su retorno al Valencia CF se vio superado por Farinós y Gerard, que ocuparon el doble pivote en la mágica temporada 99-2000. Su grave lesión tras u a dura entrada del jugador del Rayo Vallecano Carlos Llorens tampoco ayudó en su acoplamiento al equipo. Su peso en el conjunto dirigido por Héctor Cuper tampoco fue muy grande en la siguiente temporada, en la que Rubén Baraja fue el amo y señor del centro del campo. No fue hasta la llegada de Rafa Benítez que David Albelda empezase a coger galones. Nombrado cuarto capitán, sus mejores años llegaron bajo la dirección del técnico madrileño. Formó la mejor pareja de centrocampistas de Europa junto a Rubén Baraja, y se convirtió en uno de los grandes enemigos del madridismo tras el primer partido de Zidane en la Liga Española. Su marcaje fue épico. Dos ligas, una Copa de la UEFA, una Copa del Rey, una Supercopa de Europa y otra de España son su aportación a las vitrinas del club.

albelda2
Rubén Baraja: posiblemente el último gran ídolo del valencianismo, Rubén Baraja era el futbolista total. Garra, empuje, visión de juego, descaro, lucha y gol eran parte de las características del vallisoletano. Llegó casi de rebote, tras el intento frustrado de fichar a Claude Makelele, que acabó en las filas del Real Madrid. La negativa del Atlético de Madrid a venderlo tras su descenso a Segunda División hizo que el Valencia tuviese que pagar su cláusula de rescisión para poder contratarle. Y nadie echó de menos a Makelele. En su primera temporada se convirtió en el dueño del centro del campo del Valencia en un esquema 1-4-4-2 con rombo en el centro del campo y siendo el futbolista defensivo del mismo por delante de Albelda y el campeonísimo Didier Deschamps, llevando al Valencia CF hasta su segunda final consecutiva de Liga de Campeones, en la que anotó su penalti.

216i
El inicio de la temporada 2001-02 fue complicada para Baraja, que vio como las lesiones le impedían participar en el equipo. Pero tras su retorno fue el auténtico motor del Valencia campeón de Liga, anotado 7 goles, de los que la afición siempre recordará los dos ante el Espanyol en aquella mágica noche de abril de 2002. Su gol en los minutos finales ante el Sevilla en el Sánchez Pizjuán también sentenció la Liga de 2004 en favor del Valencia. Y su gol ante el Oporto en Mónaco contribuyó a ganar la Supercopa de Europa de ese mismo año. En 2008, uno de los años más convulsos en la historia del club de Mestalla, se alió con Carlos Marchena para sacar al equipo de la situación tan convulsa en la que se encontraba. Su golazo en la vuelta de las semifinales de Copa del Rey ante el FC Barcelona mandó al Valencia a la final de Madrid ante el Getafe, en la que el Valencia ganó su séptima Copa del Rey. Mito y leyenda del valencianismo, Rubén Baraja tuvo una de las despedidas más emotivas que jamás brindará la afición de Mestalla a uno de los suyos, muy lejos del trato recibido por parte del club.

Puedes seguirnos en Twitter: @ValenciaCulture y @Monle85

Síguenos en Facebook: Valencia Culture Magazine

Suscríbete a Valencia Culture Magazine

Suscríbete en nuestra web y recibe toda la información de Valencia al instante

7 comentarios en 10 ídolos del valencianismo

  1. I had been curious should you ever considered changing the page layout of your website?

    Its adequately written; I adore what youve have got to say.
    But you could possibly could a little more in the form of content so people could get in touch with it better.
    Youve got a great deal of text for just having 1 or 2 images.
    Perhaps you could space it all out better?